Junín. martes 16 de octubre de 2018
Semanario de Junín » Locales » 8 oct 2018

OJOS QUE VEN

Egoísmo político que terminó en papelón

La secretaria de Gobierno Agustina de Miguel rechazó la autorización para la llegada del camión de la Red Precios Justos, simplemente porque fue convocado a través de La Cámpora. Los que hablaban de la brecha no hacen más que ampliarla de forma burda.


Por:
Semanario

Les falta tacto, les sobra odio. No tienen conciencia política, sólo de clase. Se persignan con una mano y con la otra señalan y castigan.

La semana pasada, la cohorte del administrador Pablo Petrecca prohibió la llegada del camión perteneciente a la red de Precios Justos, que sólo intentaba favorecer a algunas familias en sus compras de productos secos, o sea fideos, legumbres y aceites.

En la jornada del paro del pasado 25 de septiembre, había llegado el camión de lácteos ofreciendo algunas ofertas convenientes.

Fue la Secretaria de Gobierno, Agustina de Miguel, la que recibió la orden para buscar un justificativo insólito y de ese modo acabar con la posibilidad de unos cientos que intentarían ahorrar unos pesos de esos que este gobierno (el mismo de los censores) le hizo desaparecer de sus salarios a cada uno de nosotros merced a una economía basada en la especulación, aunque se desgasten hablando de trabajo y esfuerzo. Algo que en verdad pocos de ellos conocen.

Y tan burda resulta la maniobra de los “altos” funcionarios que aludieron a un supuesto “recurrentes reclamos y quejas por parte de comerciantes del Partido de Junín, quienes alegan una competencia desleal en perjuicios (sic) de sus intereses”.

Por lo que SEMANARIO,  ávido buscador de la verdad frente a las “recurrentes” falacias comunicativas municipales, se contactó con el Presidente de la Sociedad Comercio e Industria de Junín, Diego Ruiz, quien dio un “No” rotundo cuando se le consultó acerca de si desde la institución hicieron “alguna presentación para que se prohíba el camión de Precios Justos”.

Por lo que la municipalidad no sólo cometió la imprudencia de interceder en el “libre mercado” que sus huestes ideológicas (¿) promueven, sino que además se arrogó la representatividad de una institución señera dejándola en una posición de ninguneo.

Como si fuera poco, resulta de un cinismo particular salir en “defensa” del comercio local cuando el Intendente no ha generado una sola acción para morigerar el alud de tarifazos que han caído sobre las espaldas de cada uno de los propietarios de comercios, acuciados además por la inflación galopante y la baja estrepitosa del consumo.

¿Acaso con la censura de un camión con unos pocos víveres  pretendían salvar la desconsideración hacia el comercio y la industria local?

Por eso entendemos que sólo se trató de una puesta en escena de gran egoísmo político que culmina a los ojos de los vecinos como un gran papelón, uno más de una gestión que parece no cumplir con los mínimos cánones de convivencia partidaria.

Andrés Merani, responsable político de La Cámpora Junín, explicó a SEMANARIO que la llegada del vehículo se implementó hace ya un tiempo y que “son muchos camiones y camionetas que andan por toda la provincia de Buenos Aires y se contactaron con una referente de la nuestra seccional, pero también van a otros lugares con otras organizaciones, por lo que no es una exclusividad para esta línea política, sino que se requiere contar con un mínimo de difusión y convocatoria para que las eventuales ofertas puedan ser aprovechadas por los vecinos”.

Merani explicó que “nosotros les aseguramos que la difusión la tendrán porque recorremos y panfleteamos en los barrios y todo está bien organizado. Después la responsabilidad es del camión”.

En esta oportunidad solo alcanzó a venir dos veces y la tercera fue la vencida por parte de la gestión Petrecca, que les cerró las puertas.

Ya había estado presente el de lácteos y pastas y para más adelante se preveía uno de pescados.

“La idea era que cada tipo de camión viniera una vez al mes, por lo que como mucho se presentarían en distintos rubros tres veces”, remarcó Merani y añadió: “no creo que eso afecte a nadie y sí les sirve a varias familias que necesitan restringir sus gastos porque el dinero de los ingresos que tienen son cada vez más magros por estas políticas de las cuales son responsables Macri, Vidal y Petrecca”.

No hay antecedentes de que se haya prohibido la llegada del camión a ningún otro sitio.

“Evidentemente no son razones reales las esgrimidas por el municipio para prohibirlo. La primera vez que vino el camión demostró que no hay una incidencia en el comercio diario de Junín; el más grande, que es el de lácteos, tiene un volumen para atender a unas 250 familias a través de una veintena de productos. Hablar de competencia desleal no tiene sentido, en todo caso podríamos aducir eso también cuando un mayorista vende a minoristas o cuando un supermercado no cumple con los precios cuidados”, finalizó Merani.

EL TEXTO ORIGINAL FUE PUBLICADO EL SÁBADO 6 DE OCTUBRE 2018 EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS