Junín. martes 16 de octubre de 2018
Semanario de Junín » Nacionales » 10 oct 2018

ensayo y error

Marcha atrás: presionado por propios y extraños, el Gobierno volteó el "gasazo"

El Estado (los ciudadanos, en definitiva) se hará cargo de la compensación por devaluación. Pagará a las empresas en 30 cuotas. El escándalo había dinamitado la negociación por el Presupuesto 2019.


Luego de las críticas de propios y ajenos, el presidente Mauricio Macri decidió dar marcha atrás con la Resolución N° 20/18 de la Secretaría de Energía para cumplir con los contratos firmados con las empresas distribuidoras, que habían fijado el precio del gas a un tipo de cambio cercano a los $20,55. De esta manera, el mandatario, acorralado por la oposición y por sus socios radicales de la alianza Cambiemos, decidió voltear el plan de 24 cuotas que iban a pagar los usuarios y que desde 2019 sea el Estado el que afronte, pero en 30 meses, el desfase que generó la devaluación en las tarifas. En definitiva, seguirán siendo los ciudadanos los que compensarán a las compañías, con la única diferencia de que no lo harán a través de las facturas que abonan mes a mes por el servicio.

La compensación autorizada en soledad por el secretario de Energía, Javier Iguacel, cayó como una bomba en la oposición a Cambiemos, pero también hacia el interior de la coalición que integran el PRO, la Coalición Cívica y la Unión Cívica Radical. El Gobierno se apuró a advertir que el ex titular de Vialidad Nacional se movió solo y que ni el presidente Macri ni el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, estaban al tanto de la medida. El propio Iguacel lo confirmó durante una conferencia de prensa en la que respaldó legalmente la medida.

Sin embargo, el Presidente defendió públicamente la medida y cargó contra el kirchnerismo por agitar un discurso "mentiroso" sobre la "gratuidad" de la energía. “No más mentiras. No más decirnos que las cosas pueden ser gratis y después encontrarnos que tenemos que levantar una deuda tremenda, de años”, soltó el primer mandatario durante la inauguración del Metrobus del partido bonaerense de Morón.

Además, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, deslizó que el Gobierno esperaba aportes de la oposición para una solución alternativa. La Casa Rosada apuró gestiones con la oposición en el Congreso para evitar que el nuevo tarifazo en el gas complicara la negociación por el Presupuesto 2019.

Ante la percepción negativa de la compensación, la UCR reaccionó y reclamó rever la medida y buscar una salida para que el Gobierno fuera quien afrontase ese dinero extra a abonar por los usuarios residenciales. A su vez, la oposición en el Congreso avanzaba con un pedido de sesión especial para el 18 de octubre con el único fin de derogar el incremento. También, el Poder Judicial se metió en la disputa: el fiscal federal Guillermo Marijuan actuó de oficio y reclamó frenar el aumento del gas, al tiempo que denunció penalmente a Iguacel.

NUEVA MARCHA ATRÁS. Con la decisión de voltear la resolución que trasladaba una compensación, vía incremento tarifario, de los usuarios a las empresas productoras de gas por los efectos de la devaluación el Gobierno vuelve a incurrir en la lógica del "ensayo y error". La medida que abrió ese interminable camino fue la decisión de nombrar por decreto a dos jueces para la Corte Suprema, luego le siguió el aumento de tarifas del 2016  -que obligó a Cambiemos a moderar las subas-, la adjudicación de rutas áreas a la empresa Avianca, un decreto que modificaba el sistema de ART, la negociación de la deuda del Grupo Macri con el Correo Argentino y la reforma laboral, que quedó estancada en el Congreso.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS