Junín. domingo 18 de noviembre de 2018
Semanario de Junín » Cultura » 22 oct 2018

FOTOGRAFÍA EN JUNIN

Ojos que ven y sienten


Por:
LUCIANA CAMARERO

Hacer eterno un momento, una situación o un paisaje a través de la fotografía es un don que muy pocos poseen. Y no se necesita ser profesional con título de papel, si lo que basta es un buen ojo minucioso que esté atento a cada detalle.

Los cursos de fotografía se han vuelto populares y cada vez son más los juninenses que buscan aprender e intensificar conocimientos básicos, y volverse cada día un poco más profesionales a través de técnicas y cuidados indispensables.
Si bien es cierto que el avance de las nuevas tecnologías fue haciendo posible que todos podamos hacer capturas óptimas ante determinados acontecimientos, ninguno que no tenga ese ojo artístico es capaz de generar distintas sensaciones a través de una buena foto.

“Postales Urbanas” se denominó el concurso regional impulsado por El Foto Club Junín, junto a la Asociación de Arquitectos de Junín y el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires.

Los participantes debían contemplar en su fotografía una obra arquitectónica, y bajo otros lineamientos propios de las características del certamen, se hizo posible la diversidad en tanto a miradas diferentes sobre edificaciones de todos los estilos y épocas.

De este concurso, Hernán Massicot, un reconocido diseñador gráfico local (responsable de la gráfica de Semanario), obtuvo una destacada mención con su obra fotografía “Descanso eterno”, y su hija Julia logró el primer puesto con su foto “Pinitos urbanos”.

Una experiencia sublime y genuina en la que padre e hija se aúnan en la misma pasión.

En diálogo con SEMANARIO, Hernán cuenta sobre su forma de sentir la fotografía, que trae desde la niñez.

“Creo que la pasión o interés por la fotografía lo tuve desde siempre. De chico me gustaba todo lo que tenía que ver con el arte, tal es así que cuando tuve que elegir una carrera para estudiar, elegí diseño gráfico. La composición, captar un momento y poder comunicar algo siempre me gustó, de hecho de chico tuve una máquina de fotos, que se fue actualizando con el tiempo y era un elemento que siempre me gustaba tener conmigo. Por eso, creo que la pasión la tengo hace mucho y la voy a seguir teniendo, espero, por muchos años más”.

Massicot asegura que “por respeto” no se considera un fotógrafo profesional, porque en Junín hay muchos y muy buenos. Prefiere llamarse “un amateur” que ve a la fotografía como una actividad de pura satisfacción personal, a la que pretende mantener.

“Como diseñador, la relación con la fotografía es muy grande y bastante directa. Justamente me dedico a la comunicación visual y la fotografía es justamente eso, es captar un momento y comunicarlo. Puede haber una diferencia en que el diseño grafico conlleva más a una comunicación explícita u objetiva, o con otros intereses comerciales y/o sociales, pero con un interés bien marcado, con la búsqueda de un receptor determinado. Por ahí la fotografía es más artística y subjetiva, que no busca un target a quien llegar, sino a quien le guste y quién no. Tanto en el diseño como en la fotografía me parece que se tienen en cuenta varios factores en común: la composición, la prioridad de objeto a comunicar, los diferentes planos, los colores”, apuntó Massicot.

En relación a sus gustos, el diseñador y fotógrafo explicó que le llaman la atención aquellas imágenes que lo transportan a un lugar, a pesar de que sólo se muestre recortado y enmarcado. “Las que traspasa un poco ese recuadro y te hacen sentir parte de la foto, como que podés entrar a un lugar, o conocer a una persona; ésa es la fotografía que a mí me gusta. Las que te quedás detenido, empezás a ver detalles y hacés un recorrido”, ahondó.

Lo que tiene de diseñador, lo tiene de exigente y lo trasmite en cada foto. En cuanto a los detalles, asegura que le gusta la composición, jugar con los planos, que sea estética, que pueda comunicar un poco más y pueda hacer partícipe a la persona que la está observando.

La tecnología, en lo que compete a la fotografía, es súper importante como en casi todas las cosas, sobre todo en las cámaras que han mejorado muchísimo la calidad de las imágenes, hay muchos y variados lentes, accesorios y, como explicó Massicot, “todo eso te permite captar diferente cosas de acuerdo a lo que quieras fotografiar. Además, hay programas de edición que te permiten jugar y mejorar las fotos, pero primero te tiene que gustar este mundo y lo tenés que sentir, después viene la tecnología”.

Aún así, concluyó que lo que tiene una buena fotografía no tiene que ver con la tecnología, ni con la cámara, sino que “una buena foto, es una buena foto y punto”.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS