Junín. domingo 18 de noviembre de 2018
Semanario de Junín » Locales » 8 nov 2018

ENTREVISTA con semanario

Jorge D’Onofrio: “Si esperamos migajas de Nación, tendremos una provincia postergada”

El diputado provincial Jorge D’Onofrio mantuvo una entrevista con SEMANARIO, donde apuntó a la necesidad excluyente de que Buenos Aires reciba la coparticipación que merece y deje de subsidiar a gobernadores ineficientes. El hombre de San Isidro se pone al hombro la precandidatura a gobernador por el frente que lidera Sergio Massa.


Por:
Semanario

El diputado provincial Jorge D’Onofrio parece haber encontrado su espacio en el Frente Renovador luego de haber transitado el senado de la mano de Unión PRO, cuando Francisco De Narváez pesaba fuerte en la provincia.

Ahora, el dirigente oriundo de San Isidro, busca posicionarse y no esconde sus intenciones de gobernar este espacio de la Argentina con características tan particulares.

En diálogo con SEMANARIO, puntualizó acerca del desvío de fondos que corresponden a la provincia, la crisis socio económica que avanza y la tarea que hace Sergio Massa para poder consolidar su figura a nivel nacional.

“La situación de la provincia de Buenos Aires es muy complicada. El corolario del presupuesto federal es que Buenos Aires ha sido la variable de ajuste para que se pueda aprobar y realmente estamos en un muy mal lugar”, aseguró D’Onofrio, quien además se mostró preocupado por la pérdida de financiamiento provincial.

“El año pasado se habían hecho gestiones y se había anunciado la recuperación del Fondo del Conurbano con 49 mil millones y eso quedó absolutamente licuado para este año o sea que los bonaerenses no lo vamos a tener y además recuerdo que más allá de que acompañamos el reclamo a la gobernadora (María Eugenia Vidal) por ese fondo , una de las cuestiones que señalamos fue que no se debía renunciar a la demanda que tenía la provincia de Buenos Aires sobre la Corte Suprema. Bueno, renunciamos a la Corte y hoy –como es de materia discrecional- así como nos lo dieron nos lo sacaron”.

-Frente a la situación que se vive en la actualidad y que se puede programar en política más allá de una semana, debe ser difícil pensar en gobernar Buenos Aires

-Por supuesto, pero lo que no podemos hacer es seguir discutiendo miseria. Sobre si nos dan un peso más o menos. Es la provincia de Buenos Aires, y me refiero no al partido de gobierno o a la oposición, sino a todos los sectores políticos, la que se tiene que plantar ante el Estado federal y reclamar una nueva ley de coparticipación. La  reforma del ’94 fue tramposa para los bonaerenses porque si bien uno de los artículos transitorios habla de que tiene que haber una nueva ley de coparticipación, también dice que debe ser por unanimidad, por lo que termina resultando de cumplimiento imposible.

-¿Qué se pide?

-La provincia de Buenos Aires es anterior a la república y tiene resortes para exigir lo que le corresponde. Yo lo que planteo es que si producimos casi el 50% del PBI nacional, no nos pueden tener con el 22% de coparticipación y tener que subsidiar al resto del país. Para mi es indignante que se paguen las ineficiencias de los gobernadores provinciales con la plata de los maestros bonaerenses o que se haga seguridad en la CABA con la plata que tendría que ir destinada a la seguridad de los bonaerenses. Este debe ser el principal reclamo y esa es la lucha. Debemos salir de esta convención que a veces nos imponen los medios de comunicación de discutir una coyuntura que no nos lleva a ningún lado. Hay que discutir primero los problemas de fondo. Yo sostengo que el despegue de la Nación va a venir después del despegue de la provincia de Buenos Aires. Sacándole plata a la provincia es más o menos lo mismo que aumentar la presión tributaria sobre los contribuyentes pensando que eso va a terminar con el déficit.

-Pareciera que hay dos provincias dentro de Buenos Aires. Por un lado, el interior agropecuario y generador de divisas, y por otro el conurbano con miserias constantes. ¿Cómo se hace para unir estas dos causas?

-Estoy convencido que la provincia tiene multirrealidades y que cada una de ellas es una oportunidad. No interpreto al campo solamente como la producción agropecuaria sino fundamentalmente como la gran oportunidad que tenemos de despegar. En lugar de discutir 10 millones de pesos más para planes sociales, prefiero que estemos discutiendo una vía férrea entre Bahía Blanca y Vaca Muerta, para que el puerto de esa ciudad bonaerense sea la puerta de entrada y salida para la riqueza del yacimiento. O discutir un plan troncal que tenga que ver, por ejemplo, si vamos a hablar de Junín, para que llegue energía eléctrica, llegue gas y las vías férreas estén como corresponde para que haya un gran parque industrial en la región que permita darle valor agregado a lo que produce el campo. Hoy somos meros exportadores de materia prima. Yo no quiero exportar más trigo, quiero exportar pan, fideos. Alimentos que no signifiquen sólo riqueza sino que sean mano de obra.

-¿Cómo se logra eso? Tenemos buenos diagnósticos pero nos faltan acciones

-Bueno, justamente lo primero que hay que hacer es ir a recuperar lo que le corresponde a la provincia, no hay forma de poder planificar algo si uno está bajo la bota del gobierno federal. Si analizamos un poco lo que ha sucedido desde la vuelta de la democracia hasta ahora, lo que se ha hecho es subyugar a la provincia de Buenos Aires, ante el poder federal y eso es un gravísimo error. Lo primero que tenemos que recuperar los bonaerenses es lo que nos corresponde.  Obviamente que en este esquema de miseria y en el que siempre estamos esperando de la migaja que nos den desde el gobierno nacional tendremos una provincia postergada. Yo entiendo que son muy lindos los metrobuses y las bicisendas pero eso se hizo en detrimento de las autopistas provinciales; sólo los bonaerenses sabemos lo que significa que nuestras rutas estén llenas de estrellas amarillas.

-¿Y por donde se empieza?

-Por un criollo bonaerense que quiera a la provincia, porque hace años que estamos gobernados por porteños.

-Hoy hay un gobierno del mismo color político que está a cargo del manejo federal y no le da recursos necesarios a una gobernadora de su propio partido. ¿Cómo se explica?

-Y para colmo, sobre llovido mojado. Tras que esto es un desastre apareció la interna del partido de gobierno. (El ministro Nicolás) Dujovne diciendo que si la gobernadora quiere ser Presidenta lo haga con su propia plata y nadie salió a desmentirlo.

-Frente a esta situación, pensar en candidaturas es un tema complejo

-Precisamente eso estamos haciendo desde la oposición. No pensamos en candidaturas sino en consolidar un espacio de discusión porque tenemos que decirle claramente a los bonaerenses cuál es el camino, cuál el esfuerzo que hay que hacer. No pretendo llegar al mensaje de (Winston) Churchill que planteó: “sangre, sudor y lágrimas”. Pero si marcar cuál es el recorrido. La gente no admite más mentiras de campaña. No va a comprar más relato, ni globo, ni realidades que son difíciles de cumplir. Ya lo vemos en el presupuesto nacional cuando con total desparpajo hablan de un dólar a 40 pesos y una inflación de poco más del 20%, lo cual es absolutamente irrealizable.

-¿Ese “sangre, sudor y lágrimas” es lo que viene a cambio de nada?

-Lo que veo después de la aprobación del presupuesto nacional, es que cuando llegue el presupuesto provincial no vamos a estar discutiendo si vamos a hacer más o menos obras. Lo único que podremos discutir es si vamos a llegar a pagar los sueldos. Hoy la provincia quedó muy comprometida con respecto a la cuestión financiera, muy endeudada, con casi el 60% del stock de deuda en moneda extranjera, con lo cual en dos meses pasamos a deber más del doble de lo que debíamos y un índice de recaudación que va cayendo porque se cayó la economía y también alertó acerca de algo que nadie tiene en cuenta y es que lo primero que deja de pagar la gente cuando está mal, son las contribuciones municipales por lo que vamos a tener una severa caída en las recaudaciones comunales con lo que ello significa, porque la primera trinchera para resolver los problemas va a estar sin herramientas.

-Puntualmente, respecto al partido que usted integra, el Frente Renovador, se lo ve un tanto apagado y particularmente en la figura de su líder, Sergio Massa. ¿Cuál es su visión al respecto?

-Sergio Massa, con gran responsabilidad y haciendo lo que dice, considera que lo primero que hay que construir es confianza y un espacio de discusión. Hoy no podemos hablar de candidaturas sino fundamentalmente de qué haremos con la Argentina y con la provincia.

Y le muestro un hito. Cuando se da comienzo a esta profunda crisis y donde los gobernadores se reúnen en el CFI (Consejo Federal de Inversiones), al primero que llamaron fue a Massa y a su equipo económico para que “pongan luz” sobre todo esto y realmente lo que ha consolidado Sergio a lo largo de estos años es un gran liderazgo sobre equipos técnicos que realmente pueden hacerse cargo en estas problemáticas. Por eso mismo nos tiene muy activos a todos sus equipos técnicos elaborando propuestas y recorriendo el país. Hemos visitado distintas provincias no sólo recorriendo sino nutriéndonos de la actualidad. Creo que ahora veremos no sólo a Sergio Massa más activo, sino al más productivo de todos los dirigentes.

Inseguridad: El Estado en positivo

El diputado D’Onofrio ha trabajado especialmente en el tema de la seguridad a través de estudios, presentaciones y proyectos.

Al ser consultado acerca de si se sigue fracasando en esta materia, respondió:

“Ya ni siquiera tomamos los exámenes para saber si fracasamos o no. Estamos mal, muy mal. De los principales problemas que tenemos -narcotráfico, armas y trata de personas- nos encontramos con fronteras totalmente permeables, no tenemos cuerpos especiales que investiguen estas problemáticas, pero tampoco hacemos nada para quitar manos de obra al delito, me refiero a la educación, las oportunidades. Hace unos días estuve recorriendo una escuela secundaria que hizo la Universidad Nacional de San Martín. La construyó sobre un relleno sanitario donde además habían funcionado dos cocinas de ‘paco’. Esta escuela cambió a la comunidad porque dio oportunidades a los chicos de la zona, porque la gente se comprometió a que allí no se vendiera más droga, los padres comprometidos con el colegio. Eso es presencia positiva del Estado, que no fue a hacer un operativo antidroga, el operativo fue ir quedarse y dar oportunidades y le aseguro que esa comunidad cambió y le está ganando a la droga y la droga es la que hace más violento al delito. Lo verdaderamente rentable, más allá de la tasa que otorga el gobierno nacional, es el narcotráfico”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS