Junín. domingo 09 de diciembre de 2018
Semanario de Junín » Nacionales » 18 nov 2018

investigacion en curso

Hallazgo del submarino Ara San Juan: qué esconden el gobierno y la Armada

La especialista en geopolítica, Elsa Bruzzone, especificó que el sábado 12 de diciembre de 2017, los rusos habían establecido la ubicación del lugar donde se encontraba el submarino. Agregó que los rusos “localizaron el lugar exacto. Tres veces se peinó el lugar y dijeron que lo hallado no correspondía al ARA San Juan.” ¿Por qué no se trabajó con ellos para seguir adelante con la investigación de manera de dar con el submarino?


Conocida la información acerca del hallazgo del lugar donde se encuentra el submarino argentino ARA San Juan, desparecido en el mar continental de nuestro país, el 17 de noviembre de 2017, el equipo de redacción de Infobaires 24, determinó que esa identificación podría haber estado en manos del gobierno por información proveniente del vehículo submarino ruso Panther Plus, y se decidió entonces, ocultar la información. Los datos no surgieron entonces de la empresa norteamericana Ocean Infítiny, que comenzó a trabajar recién el 8 de septiembre de 2018 para cobrar 7,5 millones de dólares. El 10 de diciembre de 2017 (hace poco menos de un año), 24 días después de la desaparición, por primera vez la Armada argentina reveló imágenes de las profundidades del Atlántico Sur donde se centraba la búsqueda del submarino. Y hoy algunos especialistas, sostienen que se supo así donde se encontraba.

En la conferencia de prensa en el edificio Libertad, el capitán Balbi exhibió en esa fecha, una foto y un video tomados a unos 800 metros de profundidad donde hoy fueron hallados los restos del submarino. El marino dijo que el día anterior se visualizaron objetos que estaban el fondo del mar. “El ARA Islas Malvinas, con el vehículo submarino de operación remota (ROV) Panther Plus, de Rusia, observó un objeto en el fondo del mar, a 833 metros de profundidad”, explicó el capitán Balbi. En medio de esos anuncios, se registraron una serie de sucesos vinculados a internas en la fuerza por el caso. Poco después, Balbi se contradecía: “Visualizada por (el minisubmarino) Panther Plus, la fotografía ya fue analizada por especialistas y no corresponde al submarino San Juan”. ¿Se trató de información o comenzaba una etapa de encubrimiento de la misma?

¿Por qué ocultar lo que se sabía?

El 12 de diciembre, se suspendía una conferencia de prensa del capitán Balbi y seguía el canto de las internas. La especialista en geopolítica, Elsa Bruzzone, especificó esté sábado en Crónica HD que en diciembre de 2017, los rusos habían establecido la ubicación del lugar donde se encontraba el submarino. Agregó que los rusos “Localizaron el lugar exacto. Tres veces se peinó el lugar y dijeron que lo hallado no correspondía al ARA San Juan.” ¿Por qué no se trabajó con ellos para seguir adelante con la investigación de manera de dar con el submarino? Es natural entonces, que las dudas y especulaciones respecto del caso, surjan hoy de la conducta del gobierno.

¿Por qué ocultar lo que se sabía?

El 12 de diciembre, se suspendía una conferencia de prensa del capitán Balbi y seguía el canto de las internas. La especialista en geopolítica, Elsa Bruzzone, especificó esté sábado en Crónica HD que en diciembre de 2017, los rusos habían establecido la ubicación del lugar donde se encontraba el submarino. Agregó que los rusos “Localizaron el lugar exacto. Tres veces se peinó el lugar y dijeron que lo hallado no correspondía al ARA San Juan.” ¿Por qué no se trabajó con ellos para seguir adelante con la investigación de manera de dar con el submarino? Es natural entonces, que las dudas y especulaciones respecto del caso, surjan hoy de la conducta del gobierno.

El 9 de diciembre de 2017, el Ministerio de Defensa de Rusia, había informado que su minisumergible  Panter Plus, había realizado doce descensos a profundidades hasta los 1.050 metros en el fondo del mar. Autoridades rusas publicaron en su sitio web lo siguiente: “Se han producido 12 descensos del vehículo de trabajo operado por control remoto ‘Panther plus’ en profundidad de 125 a 1050 metros, con el objetivo de investigar las anomalías detectadas en el relieve de fondo”. El vehículo sumergible operó en la zona de búsqueda a bordo del buque Islas Malvinas de la Armada Argentina. En una de las conferencias de diciembre de 2017, Balbi informó que el 8 de diciembre se visualizaron objetos en el fondo del mar. “El ARA Islas Malvinas, con el vehículo submarino de operación remota (ROV) Panther Plus, de Rusia, observó un objeto en el fondo del mar, a 833 metros de profundidad”. Justo la distancia donde fue hallado. Luego, Balbi se desdecía.

Hoy, en la conferencia del ministro de Defensa de la fecha, José Villán, Jefe del Estado Mayor de la Armada, al referirse al hallazgo del ARA San Juan que anunciaba, reveló: “todas las marinas buscaron en esa área”. Hacía referencia a los aportes de países que, como Rusia, actuaron solidariamente con la Argentina en la búsqueda y al hecho que puede establecer que se encubrió oficialmente la información.

La solidaridad o el dinero

Trabajaban en esos días, en el área de operaciones la corbeta ARA “Rosales”, el aviso ARA “Puerto Argentino”, el “Dr. Víctor Angelescu”, el “Yantar” de la Federación Rusa, el “Atlantis” de la Marina de los Estados Unidos de Norteamérica y el “Protector” de Reino Unido. Es decir, el conjunto de las fuerzas de países que actuaron en forma solidaria, sin cobrar por su aporte.

El 12 de diciembre de 2017, se anunciaba oficialmente, que la búsqueda del submarino ARA San Juan proseguía en el área del Golfo San Jorge,  en adyacencias del Puerto de Comodoro Rivadavia. Allí, los buques pertenecientes a las Armadas de Argentina, Estados Unidos y Rusia realizaban trabajos de rastrillaje, y al mismo tiempo  la investigación judicial corría por cuenta de la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez. Oscar Aguad, ministro de Defensa, encaraba auditorías internas en su área. Entonces, había iniciado sumarios internos a altos oficiales responsables del de la búsqueda y rescate de los 44 marinos del ARA San Juan, y pasó a siete oficiales de la Armada, entre ellos, el contraalmirante Luis Enrique López Mazzeo, comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada y el capitán de Navío Claudio Villamide, Comandante de la Fuerza de Submarinos, quienes elaboraron el informe sobre la situación del submarino y que la Armada habría ocultado. En esos días, se produjo el pedido de pase a retiro, de Gerardo Gonzálezcontraalmirante y jefe de la Base Naval en Mar del Plata, lo que indicaba que había una crisis importante en la fuerza.

  La jueza Marta Yañez, tiene ahora la palabra y el gobierno debe explicar porque no se supo lo que se sabía. Habrá que averiguar si dar la investigación a una empresa privada, que seguramente recibió la información del lugar donde debía operar, se debió a un negocio del gobierno o a una cuestión política. Deberá establecer porque Macri, el conmemorar el primer año del episodio que conmueve a los argentinos, haya expresado en acto público que en próximos días la bandera del ARA San Juan “será plantada en el Mar Argentino en recuerdo de los 44 tripulantes que quedarán en la memoria de los argentinos”. El presidente estaba al tanto de lo que ocurría hace tiempo, y quería hacer conocer el hallazgo en días previos a la reunión del G-20.

Fuentes: Ignacio Campos, Alejandro C. Tarruella e Infobaires24

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS