Junín. domingo 09 de diciembre de 2018
Semanario de Junín » Nacionales » 28 nov 2018

DALE GAS

Desde el sábado aumenta otro 14% el Gas Natural Comprimido


La actualización en el precio del GNC responde a una suba de 28% en el valor del gas en boca de pozo que pagarán los expendedores.

En un año en que las naftas aumentaron hasta un 70%, el negocio del GNC volvió a crecer a tasas que no se veían desde la crisis de 2001/2002. Sin embargo, los precios para los vehículos a gas crecieron en igual proporción que los combustibles líquidos: teniendo en cuenta el incremento que se aplicará en diciembre, en todo 2018 el GNC habrá subido un 66% en Capital, desde los $ 9,65 por metro cúbico que reportó el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) como promedio en enero.

A pesar de esto, las conversiones avanzaron en octubre a un ritmo de 71,3% interanual. El nivel de traspasos se relaciona no solo con la suba coyuntural de los combustibles líquidos, sino también con la magnitud de la crisis económica, que hizo que las ventas de naftas cayeran un 5% en septiembre, con hasta un 28% de caída en los combustibles premium.

Aunque a principios de año las conversiones solamente ascendían a un 30% interanual, sin embargo todavía se están muy lejos de los peores números recientes. Según consta en las estadísticas oficiales provistas por el Enargas, en octubre de 2002 se registraron 29.468 conversiones a GNC.

El empresario de la Cámara de Expendedores de GNC, Pedro González, comentó que el precio del gas para automóviles se mantendrá estable hasta el 1° de mayo, cuando haya una nueva renegociación entre los estacioneros y sus comercializadoras. Asimismo, destacó que es el "único sector que no está dolarizado", a diferencia de la venta de naftas y gasoil, que corrieron de atrás al dólar en todo 2018.

Con todo, en la Ciudad de Buenos Aires el GNC seguirá estando alrededor de un 55% más barato que los combustibles líquidos. Esa diferencia no se verifica en el resto del país: Chubut ya tiene los precios que regirán desde el próximo sábado en Capital Federal y, en el caso más extremo, los valores más altos en la Argentina se encuentran en la provincia de Santiago del Estero, en donde un metro cúbico de GNC cuesta $ 23,15 en las estaciones de servicio.

Aunque históricamente al GNC se lo asoció con los taxis, ese tipo de vehículo solamente representa el 0,9% de la flota total de automóviles que funcionan con este combustible. A octubre, habían 14.691 taxis habilitados para GNC, sobre un total de 1.656.288 vehículos.

Según estimaron fuentes del sector, el ahorro por kilómetro ronda el $ 1,70 en relación a los combustibles líquidos.

La demanda de gas para las estaciones de GNC representa alrededor del 5% del total del sistema. Las productoras en Argentina entregan a los gasoductos cerca de 130 millones de metros cúbicos por día (MMm3d), mientras que se requieren entre 6 y 7 MMm3d para abastecer a las estaciones de GNC. En ocasiones muy puntuales durante el invierno, cuando escasea el gas en los días más fríos, las distribuidoras cortan el suministro para no interrumpir el servicio a los hogares (demanda prioritaria).

El sector vivió un punto crítico en 2016, cuando con la llegada de Cambiemos al Gobierno se aumentaron los precios del gas y, por unos meses, se achicó la diferencia en los surtidores entre GNC y naftas. No obstante, al tener los combustibles líquidos un mercado con menos regulación y la posibilidad de aplicar aumentos cuando las empresas lo decidan (a diferencia del sector de GNC, que tiene costos relativamente fijos y el precio de la materia prima regulado), el GNC volvió a vivir un boom a partir de 2018.

Aún así, fuentes del sector insisten en que nunca la venta de GNC dejó de ser negocio, frente al "castigo" que debieron sufrir los bolsillos de los consumidores a lo largo de este año.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS