Junín. domingo 09 de diciembre de 2018
Semanario de Junín » Locales » 2 dic 2018

ariel Gallinotti

“El delito cero no existe”


Por:
Semanario

El comisario Ariel Gallinotti lleva diez años de servicio en la Policía Bonaerense. Desde febrero 2016 y hasta dos meses atrás se desempeñó  como Jefe de la Policía Local y actualmente es el titular de la Jefatura Departamental Junín.

En un extenso diálogo con SEMANARIO, profundizó sobre la reorganización de la fuerza de seguridad, el cambio de las cúpulas policiales y brindó detalles sobre la importancia de mejorar el servicio a través de la prevención del delito, y las demás dependencias que tiene a su cargo, con el acercamiento de la policía a los barrios.

A su vez, destacó el interés por capacitar a los cuerpos policiales en perspectiva de género y así brindar un mejor asesoramiento y asistencia a las víctimas.

-¿Cómo ve la seguridad en Junín?

-Hace 3 años estuve a cargo de la Policía Local y hace dos meses que estoy a cargo de la Departamental de Junín. Antes me correspondía la tarea netamente local, para optimizar el servicio y el personal, y trabajar en coordinación con las demás fuerzas policiales. Ahora tengo a cargo, no solamente Junín, sino que soy responsable de nueve Partidos, por eso tengo que enfocarme a nivel regional. Una vez que asumí fui evaluando cada localidad y quienes estaban a cargo, fui a entrevistarme con todos los secretarios de seguridad y los intendentes para interiorizarme, cómo funcionaba la policía de ese lugar y en qué se podía mejorar. Siempre dentro de la óptica de uno y de la política de seguridad que bajan las directivas, ya sea desde el Ministerio o Secretaría de Seguridad.

-¿A quién reporta actualmente?

-En el caso de Junín, tenemos la Comisaria Primera, la Segunda y el comando. La jefatura distrital se disolvió por una reducción ministerial, y todas las distritales se van a ir absorbiendo. Las Comisarias 1° y 2° reportan al Jefe de comando, que es el Jefe “directo”, y quien luego reporta al Jefe Departamental.

-¿Cómo fue su carrera?

-Cuando egresé de la Escuela Juan Vucetich tuve como primer destino la Comisaría Primera, después me fui a Rojas, donde estuve casi un año. Volví a Junín y estuve casi cinco años en la Segunda y en 1998, cuando cambió el Código Procesal Penal, se creó un cuerpo de policía en colaboración con los fiscales para atender casos complejos del Departamento Judicial Junín, dependiendo del Fiscal General y estuve trabajando adscripto ahí por nueve años.
Después, en ese momento el Comisario Víctor Canosa pasó como Jefe Departamental de Investigaciones, me llevó con él y pasé a Secretario, Jefe de Operaciones, y continué como Jefe de Judiciales. Después me fui un año a Rojas a cargo de la Distrital de investigaciones y volví a Junín nuevamente por tres años a cargo de la Policía Local; actualmente estoy como Jefe Departamental.

-¿Cómo ve la olas de violencia, principalmente de género, que atraviesa Junín?

-Es una problemática que directamente desde el Ministerio la han abocado a través de las comisarías de la mujer y la familia. Hay una fiscalía temática sobre casos de violencia de género y femicidios; es decir, se ha ido especializando más el cuerpo policial. Ahora hay psicólogos, médicos, personal especializado que da cursos y capacitaciones que antes no existían. Hay una intención de trabajar con esa problemática que, no sé si se venía incrementando, pero sí se hizo más visible y que hay muchas cosas para mejorar.

La violencia en cualquiera de los ámbitos está mal, pero la mujer tiene una indefensión mayor y muchas cosas, antes, estaban en la misma idiosincrasia de la gente que las veía como “normales”. Ahora se tomó conciencia de que no es común y no está bien que eso suceda. Se ha tomado noción de muchas cosas que en la gran mayoría pasa puertas adentro y también la violencia verbal es igual de dolorosa que una agresión física; o el sometimiento porque la misma víctima se autoinculpa por la violencia que ha sufrido.

Que la víctima llegue a una dependencia con personal capacitado, va a ayudar a que la justicia tenga todos los elementos necesarios para que los agresores merezcan el castigo que la justicia crea conveniente y que el Código Penal lo dictamine acorde.

-Cuando se violan las órdenes de restricción, ¿cómo actúan?

-La misma Fiscalía, en los casos que son convenientes, a través del Juzgado de Garantías, da la resolución de impedimento de contacto y demás, y en eso es muy importante que la misma víctima, familiares y/o amigos, llamen al 911. El 911 en esos casos es vital. Primero, porque queda registrada; y segundo, porque hay obligación en un tiempo mínimo de estar en el lugar y asistir. Si no se llama nunca vamos a saber que el suceso pasa, si hay un incumplimiento de una orden judicial, para eso está el móvil de comando el cual llega y se han producido un montón de detenciones por desobediencia de personas que han violado una perimetral.

-¿Cuáles son los métodos de prevención de delitos?

-Que la policía esté en la calle, por eso en estos últimos tiempos y siguiendo con la política que baja de la Secretaría de Seguridad y de otras autoridades, hacemos semanalmente reuniones con todos los Jefes de las seccionales de Junín y evaluamos qué nos pasa, qué se puede mejorar, qué se hizo bien, cómo se puede optimizar y permanentemente operativos en la calle, todo el personal: el móvil de comando, de la local, motorizada, con operativos preventivos a partir de la recorrida.

-¿Qué va a suceder con la Policía Local?

-Va a seguir funcionando momentáneamente como lo viene haciendo actualmente. Yo vengo de ahí y es una policía que a nivel prevención es muy importante y se genera un contacto directo con la gente. Las personas quieren que el policía esté cerca.

-¿Hay algún plan para el control de las motos en los barrios?

-Con operativos sorpresas en diferentes barrios, en diferentes horarios y de corta duración. No sirve que sean largos porque se avivan que se están haciendo en determinado lugar. Se han logrado secuestrar muchas motos y hemos tenido muy buenos resultados además de hacer entrar a la policía en los barrios, en diferentes lugares, para tener el control de la calle.

-¿Cómo organizan los operativos?

-Hay diferentes formas de organizarse y a través de las reuniones que tenemos semanalmente vamos organizando los diferentes operativos. Hay operativos fijos como en la terminal, en la estación de trenes, en la entrada de Junín, sobre las rutas y accesos. Uno va planificando acorde a lo que va viendo y sucediendo porque el delito va mutando acorde a la fecha del año. Según el mapa delictual que se va formulando, se van programando los operativos a realizarse.

-¿Se profundizan más cuando se acerca fin de año?

-Hay un operativo que se viene haciendo todos los años que se llama Patrulla de Respuesta Inmediata –PRI-, compuesta por la integración de todas las fuerzas. Se hacen en las dos comisarías de Junín, recorridas preestablecidas en diferentes centros de supermercado y lugares de concurrencia masiva que pueden ser un posible blanco. Venimos teniendo mucho éxito con estos operativos y funcionan muy bien.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS