Junín. martes 26 de marzo de 2019
Semanario de Junín » Locales » 4 ene 2019

CONCEJO DELIBERANTE JUNIN

En medio de una bochornosa sesión se aprobó el “tasazo” municipal

Mostrando el sesgo autoritario de la gestión Petrecca, personal policial estuvo a cargo del ingreso y egreso a la sesión deliberativa que en medio de reclamos ciudadanos los obedientes concejales oficialistas y el monobloque del edil Andrés Rosa, votaron contra la gente.


Por:
Semanario

Si es la policía la que determina quién entra y quién sale de una sesión del Concejo Deliberante donde se define cuánto tendrá que erogar cada vecino para sostener una administración deficiente como la actual, hay algo que no funciona bien en Junín.

Y resulta llamativo que en medio de semejante despliegue policial (que no es nuevo a partir de la llegada de Pablo Petrecca a la intendencia), se esté naturalizando esta suerte de autoritarismo que resulta a todas luces de gravedad inaudita.

En medio de un clima caliente producto de la crisis generada por el actual gobierno, regada de más inflación, devaluación, aumento tarifario, desocupación y otras plagas económicas, se votó este viernes al mediodía el nuevo presupuesto 2019 que no es más que los anteriores, una suma de promesas que hasta ahora fueron incumplidas.

Dentro del recinto como en la calle la gente pidió un poco de clemencia frente a lo que aparece como un gobierno nacional, provincial y municipal, ávidos de promover mejoras para sus amigos empresarios en desmedro de los más pobres que cada vez aumentan en número, al tiempo que se destruye su poder adquisitivo. 

Pero además se votó afirmativamente la ordenanza fiscal e impositiva que en este caso y debido a diversas argucias alcanza aumentos de tasas que van desde el 40 al 115%.

De esta forma y sin argumentos válidos para ello, quedó ratificada a través de la aprobación de los nueve concejales de Cambiemos, más el voto del dúctil monobloque de Andrés Rosa. Contra los seis votantes del peronismo y cuatro del meonismo (FR).

Tras un empate de 10 contra 10, el voto del presidente del cuerpo Gabriel DÁndrea vale doble, por lo que quedaron aprobados ambos puntos del orden del día.
La ordenanza fiscal implica no sólo el voto de los concejales sino que cada uno de ellos se acompaña por un “mayor contribuyente” de Junín, quien también debe elegir por si o por no, lo cual arrojó similares guarismos y no hubo ninguno de ellos que se rebelara contra su acompañante edil. 

Habrá que soportar como se pueda otro año complicado al extremo para los flacos bolsillos que vacían cada vez más aquellos que alguna vez promovían una “Revolución de a Alegría” que hasta el momento, parece, sólo era para ellos y sus íntimos acompañantes.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS