Junín. jueves 17 de enero de 2019
Semanario de Junín » Locales » 5 ene 2019

balance 2018

Grupo solidario Don Ito: caminando los barrios

Con el objetivo de ayudar a quienes más lo necesitan, la organización social de Morse, no necesita distinción política ni marco jurídico para llevar adelante la tarea de acompañamiento y contención que realizan por los barrios de Junín y la zona. El balance del año a cargo de Pablo Rodríguez, uno de los referentes.


Por:
Semanario

Don Ito es una organización social que ha ido mutando con el paso de los años. Ha sabido adaptarse a los escenarios sociales para poder transformarlos y ha logrado empoderar la lucha vecinal en varias oportunidades, llevando como bandera el trabajo colectivo y en red.

Para hacer un breve repaso de la historia de la organización, debemos arrancar con su nacimiento, en Morse, en el año 2013. Fue una iniciativa solidaria para interactuar con las áreas pediátricas de los hospitales, pero el trabajo en red de manera continua y la presencia en barrios lo llevaría en tan solo uno o dos años a convertirse en una organización juninense con base barrial.

Con la fuerte exposición que le generó el Relevamiento de Asentamiento Informales en Junín y la zona, los donitenses se convirtieron en referentes de la lucha por el Acceso Justo al Hábitat, promovieron la reubicación barrial de un sector de barrio Norte, peticionaron y junto a todos los vecinos se acercaron a la sesión del cuerpo legislativo local, donde se votó el proyecto a favor. Pero después de casi tres años aun hoy no se concluye, y varios políticos siguen paseando por el barrio en busca de fotos.

Don Ito participó en construcciones masivas de “Techo”, estuvo con Juan Carr en algunas cátedras, participó de talleres del destacado Manuel Lozano, tomó parte del Consenso Nacional del Hábitat Digno, relevó merenderos en Junín, colaboró en comedores de Moreno, montó una escuela de verano en Chaco, pintó cerca de 8 escuelas, armó una plaza en la escuelita de Laplacette, realizó un voluntariado en África, colaboró en la obtención y actualización de más de 200 DNI, donó más de 5 toneladas de ropa y miles de kilos de alimentos, llevó un camión a la inundación de Pergamino, estuvo en las inundaciones de Chacabuco, Arroyo Seco, Junín, etc. Visita aproximadamente a cerca de 600 familias, realizó jornadas de charlas en escuelas y la UNNOBA, hizo el taller de Juguetes en Morse, Junín y la Villa 31 con hermoso resultado, tiene un taller en la Comunidad Terapéutica San Ignacio y uno de huerta, compartido con otra organización en la Unidad 16, participó del debate y exposición en Diputados y Senadores de Nación por una nueva Ley nacional de Hábitat, formó parte del debate del Consejo Provincial del Hábitat en La Plata y tuvo alcance nacional hace solo unos días, porque fue elegido por un programa televisivo que reconoce el trabajo social de los voluntarios.

En cuanto a las mencione,s se llevaron hace unos años el premio Jóvenes Destacados y un reconocimiento de la Cámara de Diputados Nacionales y Provinciales  por su labor social.

LA LUCHA

En una charla con SEMANARIO, Pablo Rodríguez, uno de los referentes de la organización DON ITO, tuvo palabras de agradecimiento: “Quiero agradecerles porque en los momentos más complicados y cuando pocos querían contar lo que pasa en los barrios, ustedes lo hicieron, y acompañaron con su medio la lucha de los barrios. Para nosotros es sumamente importante que se visibilice la realidad social que atravesamos en nuestro Junín y de su parte y de algunos otros medios nos hemos sentidos muy acompañados”.

-¿Por qué el logo de Don Ito dice Grupo Solidario pero en algunas oportunidades te escuchamos hablar de organización? ¿Qué cambió a lo largo de estos años para que esto se concretase?

-Creo, principalmente, que se debe a la transformación que hemos atravesado como grupo. Comenzamos siendo muy chicos, con muchas ganas de brindarle ayuda a la comunidad, pero luego, con el paso del tiempo, fuimos atravesados por muchas cuestiones y problemáticas sociales que para su resolución no alcanzaba con estar o llevar algo, había que proyectar, había que crear y lograr el compromiso vecinal. Fuimos entendiendo que la transformación social debe ser con el vecino, ellos son los constructores de su destino. Nosotros podemos acompañar, llevar la lucha junto a ellos pero es primordial el compromiso vecinal y para eso hay que transmitirle a ellos la confianza, y eso lo hicimos y lo seguimos haciendo.

También es cierto que las capacitaciones de muchos voluntarios son continuas y eso nos permitió analizar el contexto social, político y económico, para generar proyectos sustentables. No podemos ser ajenos a la realidad política y económica e histórica que nos atraviesa, porque sino los proyectos fracasan. Pudimos analizar todo de manera compactada y luego empezamos a generar. Creo que esto de analizar, planificar, proyectar, hacer parte al vecino y, sobre todo, ganar en derechos, es lo que le da la calidad de organización a Don Ito; de igual manera que nos digan grupo solidario me llena de orgulloso.

-¿Qué proyectos tienen en camino y cuáles están realizando hoy?

-En camino estamos con varias cosas y apuntando a diferentes actores, obviamente tenemos muy presente la difícil situación que atraviesan los vecinos, seguramente los nuevos proyectos apuntarán a generar una economía más social.

En cuanto a los que están funcionando son los de la Comunidad Terapéutica San Ignacio, el de la Unidad 16 Régimen Abierto, Huerta sustentable en Merenderos, Pintamos Tu Escuela, y Roperito. También en estos días realizaremos dos talleres de Pan Dulce pero solo por las fiestas. Las recorridas y la permanencia barrial son como el clásico de todos los días. Pero quizás lo nuevo es que muy pronto abriremos nuestra primera sede, que contará con espacios de talleres de diferentes áreas, pero aun nos falta reacondicionarla.

-Con respecto a todo lo ocurrido en 2018, ¿qué balance hacés?

-Podría decir un montón de cosas, pero primero voy a comenzar por los merenderos. Hicimos un nuevo relevamiento de los mismos, visitándolos y regresando con donaciones, y siempre nos encontramos con alguno nuevo. Ya pasamos la barrera de los 20 merenderos y comedores en Junín, y no resultaría extraño que continúen aumentando. En estos últimos días, varias referentes nos explicaban que se les complica un poco, porque los pibes al no ir a la escuela pierden esa comida diaria, y por lo tanto siempre terminan acercándose al merendero o comedor todos los días. 

Otra de las cuestiones tiene que ver con el Acceso Justo al Hábitat, en este punto no se está trabajando en políticas públicas. Por ejemplo, Barrio Norte, sector Norte después de tres años de lucha, aún hoy continúan a la espera de las aberturas y puertas, de algo que ellos van a pagar. Y encima inauguran la obra como si estuviese terminada. Creo, y esto es una apreciación personal, que no entienden qué es el acceso justo al hábitat. Los dirigentes políticos se quedaron con la idea de que es una vivienda… realmente es lamentable que no sepan qué implica hablar de esto. Tenemos un barrio sin agua potable, eso también es una política de acceso justo al hábitat. Cuando participamos del debate nacional en Diputados y Senadores, dejamos en claro la problemática del agua que atraviesa Junín y cómo afecta a los barrios más populares.

Por último, es muy palpable el tema de la falta de alimentos, nosotros lo vemos en las estadísticas de nuestra página. Lo que pasa es que cuando es algo que muestra la realidad no vale, no cuenta, pero para bajar un proyecto que implica un compromiso político ahí exigen la estadística, y de la contestación es que la estadística es el reflejo social.

-¿Cómo sintieron la posibilidad de desembarcar en la televisión nacional?

-La televisión es un medio de comunicación importante y suma seguidores y voluntarios, pero si te fijas a lo largo de nuestra historia, hemos pasado muy pocas veces por medios televisivos, y de las veintenas de cosas que se hacen solo reflejamos la mitad, hay cuestiones y problemáticas que atravesamos que al ser tan íntimas quedan en la intimidad de la organización.

Sirvió mucho para dar a conocer el trabajo de los jóvenes en otros puntos del país, y saber que noticieros nacionales  levantaron nuestra nota nos permite generar nuevos lazos con otras organizaciones.

-¿Qué fue lo nuevo de este año en la organización?

-Se dieron muchos proyectos que se tenían en mente, primero el taller permanente en la Comunidad Terapéutica San Ignacio, donde el director Ricardo Oliva, nos abrió las puertas para poder trabajar allí con el voluntariado, y encontrarnos con personas con un gran compromiso social.

Luego el taller compartido con los compañeros de ‘Más allá del muro’, con quienes iniciamos un taller de huerta en la Unidad 16 Régimen Abierto, que produce plantines de verduras que luego desde nuestro espacio repartimos en los merenderos y barrios.

También se continuó con el apoyo y acompañamiento a la reubicación barrial del sector norte de Barrio Norte, que aún hoy todavía no se termina. Presentamos, además, una petición para el agua potable en un sector de Camino del Resero, pasando avenida La Plata, y se mantuvo una reunión muy importante con miembros de Agua Segura en Capital sobre esta problemática. Se potenciaron las recorridas barriales en todos los sectores relevados.

Se profundizó la renovación de los DNI  de vecinos de diferentes barrios. Se triplicaron las donaciones de mercadería gracias a la enorme ayuda de particulares y del Colegio Marianista de Junín.

Y por último, estamos cerrando el año con la pronta inauguración de nuestra primera sede, algo que no teníamos planificado y que se fue dando, y nos llena de alegría.

Para finalizar, queremos agradecerles a todos y todas los/las vecinos/as que confían en nuestro trabajo, al Colegio Marianista que tanto nos acompañó este año ya sea con transporte, donaciones de alimentos y a las abuelas que reforzaron las mantas ante el invierno. También al director de la Comunidad Terapéutica San Ignacio, a la gente del CAJ (con quien nos estamos vinculando por los casos seguidos), a la diputada Valeria Arata, a Bruno Screpis y equipo, y a todas las organizaciones amigas que nos acompañan en lo diario.

-Un deseo para el año que comenzó

-Deseamos que nos encuentre más unidos y con mucha fuerza para acompañar a los vecinos, es un año electoral y seguro vamos a ver a varios personajes en los lugares donde todo el tiempo ponemos el cuerpo, pero como voluntarios y organizaciones debemos entender que el vecino siempre necesita una mano, que las campañas pasan pero el vecino y sus necesidades siguen siempre estando ahí.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS