Junín. viernes 22 de febrero de 2019
Semanario de Junín » Locales » 5 feb 2019

EFECTO NIÑO

Inundaciones en la región: Laguna La Picasa, otra vez protagonista

Tras las lluvias acontecidas en Santa Fe y las probabilidades de que las precipitaciones de la región sean mayúsculas, vuelven las discusiones acerca de adónde deberán ir las aguas. Para el titular de hidráulica nacional, si no hay acuerdo interprovincial no se podrán hacer las obras. Mientras tanto, los intendentes aparecen relajados aunque el clima sea una espada de Damocles.


Por:
Semanario

La laguna La Picasa otra vez es protagonista a la hora de evaluar la situación de inundaciones que debiera comenzar a preverse para nuestra región, por más que los intendentes estén vacacionando y crean que nada pasará.

La constitución de un nuevo “Efecto Niño” que prevé lluvias por encima de lo normal para el verano, podría proseguir luego en el otoño, causando los problemas de los que nadie quiere hablar.

La Picasa entonces se constituye en un tema central que deberá ser valorado teniendo en cuenta su injerencia en las provincias de Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe. Precisamente esta última ha recibido grandes cantidades de agua durante enero particularmente en la zona norte, la cual irá desaguando paulatinamente.

Los alertas no cesan respecto a las precipitaciones y en algunas zonas ha quedado demostrado que el cambio climático no es un chiste ni se trata de un ciclo húmedo pasajero como quieren mostrarlo algunos optimistas.

REUNIÓN LIFSCHITZ Y SCHIARETTI

A fines de 2018, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se reunió, en la ciudad de Córdoba, con su par de esa provincia, Juan Schiaretti, con quien analizó proyectos de desarrollo que involucran a ambos distritos, entre los que se destaca un acueducto interprovincial, gasoductos y ordenamiento de cuencas hídricas.

“Fue una reunión de trabajo donde repasamos temas de intereses comunes, como los tres comités de cuenca conjuntos (Carcarañá, La Picasa, y Vila-Cuculú), y los esquemas de financiamiento para el Acueducto Interprovincial, que queremos iniciar en 2019, o al menos dejar licitado", resumió Lifschitz.

Por su parte, el funcionario de hidráulica Pablo Bereciartua reconoció que la administración de Miguel Lifschitz acercó al comité de cuenca de los Bajos Submeridionales una propuesta para realizar un canal que correría a la vera de la ruta interprovincial 35, entre el límite con Chaco y Tostado.

Dicha obra permitiría dividir aguas rumbo a la Cuenca del Salado, a través de Santa Fe hasta el Paraná, y otra vía a través de Cañada de las Víboras hasta el Canal Sistema Golondrina, a través del centro de los bajos.

“Es necesario entender que este tema llegó para quedarse. Esto nos va a demandar una estrategia en la región”, expresó el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación al sitio Infobae.

"Creemos que es una obra que puede ser muy útil. Santa Fe se comprometió a trabajar fuertemente en esta iniciativa para presentar a mediados de febrero un anteproyecto de obra de 130 kilómetros de extensión. Lo vamos a analizar tan pronto como se presente, ya que si se aprueba entre las provincias, la Nación va a hacer la inversión total o una parte", comentó el funcionario nacional.

De todas maneras, no cree que pueda avanzarse si las tres jurisdicciones no llegan a un acuerdo, lo cual aún no está consensuado.

OTRAS OBRAS EN MARCHA

Según Bereciartua, "la obra hidráulica más grande y de magnitud histórica en la Pampa Húmeda, es el Plan del Río Salado, en la cuenca central, que impacta de manera directa a Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa y el sur de Córdoba. Con una inversión de 1.200 millones de dólares, están en obra unos 220 kilómetros. En la actualidad el gobierno nacional lleva adelante la canalización de unos 600 kilómetros en todo el país".

Otra obra importante es la que se está realizando en el Canal San Antonio. Son unos 200 kilómetros entre las localidades de San Francisco y Marcos Juárez, que corre paralelo al límite entre Córdoba y Santa Fe. Actualmente ya se hicieron 30 kilómetros.

La obra está en desarrollo y tendrá un impacto sobre muchas poblaciones con 180 mil habitantes en un área de 600 mil hectáreas

Más al norte, el gobierno nacional inició hace 60 días las obras del canal Vila-Cululú, con más de 100 kilómetros de canales en el área de la cuenca lechera de Sunchales.

NUEVA GOBERNANZA DEL AGUA

Entre los planes oficiales figura: acelerar en la primera parte del año la instalación de un total de once radares meteorológicos fabricados en el país por la firma INVAP, a los que se sumarán otros ocho antes de fin de año.

También se buscará renovar la Red Hidrológica con la instalación en 24 a 36 meses de 600 puntos de recolección de datos meteorológicos en tiempo real.

Al mismo tiempo, se propone desde el gobierno nacional mejorar el protagonismo que tendrán los Comités de Cuencas Hídricos, entre los que figuran Río Quinto y La Picasa -quienes han cumplido con la promoción de leyes nacionales-, sumados a las Cuencas de Carcarañá, Vila-Cululú y los Bajos Meridionales.

Allí Bereciartua, reconoció la necesidad de que las provincias aporten información detallada sobre los canales no declarados y realizados por los productores, que podrían sumarse a la red de canales que se construyan en las distintas zonas. "Hay que ordenarlos y quedar operativos, aunque hay que verificar aguas abajo que estén las obras necesarias para que no se generen problemas en las propiedades más abajo", dijo el funcionario.

Los mencionados comités de cuencas, según explicó el Secretario, "son el ámbito en el que deberán tomar un mayor protagonismo los gobiernos provinciales, quienes deberán ordenar la situación hídrica en su territorio, ya que en las áreas productivas hay miles de kilómetros de canales no declarados, hechos en su mayoría con excelente predisposición y voluntad, pero que en la práctica lo que hacen es complicar y volver incierto el desarrollo de los fenómenos climáticos".

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS