Junín. miércoles 22 de mayo de 2019
Semanario de Junín » Locales » 9 mar 2019

EDITORIAL de SABADO

El Bondi de Pablo Petrecca

En Junín podrá haber transporte urbano, pero lo que se llama colectivo, desde el punto de vista social, eso sí es difícil de conseguir y lo necesitamos.


Por:
Semanario

Este martes 12 de marzo, el intendente municipal Pablo Petrecca (PP) tendrá la oportunidad de asistir en calidad de administrador del distrito a su cuarta inauguración de sesiones del Concejo Deliberante para dar cuenta del pasado, presente y futuro de su gestión.

En un análisis cargado de simbolismos, seguramente se ocupará de proponer un viaje  (simbólicamente) en el mismo colectivo que mostró en cada una de sus presentaciones y esta vez, en medio del Salón Rojo, terminado de apuro (otro símbolo que supo de esperas pasadas y presentes), invitará a los “pasajeros” allí presentes a dar una vuelta interminable por los mismos lugares en que los ha estado paseando durante tres largos años.

Tratará de ahorrar críticas a su pobre verborragia y escasa capacidad de lectura y tratando de ganar minutos proyectará una película (más símbolos) con repeticiones y golpes de efecto.

El Bondi de PP, que en los albores de 2016 mostraba un recorrido de gestión amplio por cada uno de los rincones del Partido de Junín, caminará ahora dando vueltas manzana al municipio y con alguna salida esporádica para visitar los barrios, aquellos pocos donde sumó asfalto y tal vez a algún pueblo para bajar a comer una empanada y seguir raudo, antes que lleguen las quejas.

El viaje será de cortesía porque aún no se implementó la tarjeta SUBE en nuestro medio y tampoco se conoce cuál será la tarifa.

De todas maneras y con esta gestión, siempre terminaremos pagando de más, tal como nos pasa con la nafta o el GNC o el raro “privilegio” de tener por todos lados un estacionamiento “desmedido” que nos obliga a pagar -incluso- para llevar a los niños a su plaza.

Por lo que resulta inaudito que el municipio ponga tantas vallas a los vecinos, siempre, con el fin de recaudar y justo cuando debe propender a dar mayor alivio, haciéndose –al menos- responsable de la crisis que generaron sus socios políticos.

Pero volviendo al viaje imaginario en el Bondi de PP, es de esperar que el martes no llueva, ya que de lo contrario tendrá que sortear las mismas calles embarradas que dijo que se asfaltarían.

Pero si hay sol, el Bondi de PP nos llevará a visitar la obra de cloacas que dice haber concluido, pero no a la planta depuradora que muestra haber olvidado.

Pasará por el relleno sanitario, pero habrá que cerrar las ventanillas porque la basura no tiene tratamiento.

Evitará llegar a la laguna porque el camino está en malas condiciones, no hay pesca y el espigón está cerrado.

Pasaremos por el frente de escuelas refaccionadas pero no miraremos hacia adentro porque en algunas se llueve y todo está patas para arriba.

El Bondi de PP tampoco pasará por las arterias comerciales de Junín porque sería deprimente ver la cantidad de locales vacíos producto de la brutal recesión que el jefe comunal ni siquiera buscó morigerar con medidas que le reclamó la oposición.

Tampoco se podrá ir al Parque Industrial debido a que las empresas padecen una situación similar, no ha habido mejoras en tres años y queda bastante lejos y, precisamente, debemos cuidar el combustible porque la municipalidad lo compra con un 20% de sobreprecio.

Y si bien los funcionarios que se encargan de lavar y perfumar el Bondi de PP temen que algún inadaptado le grite a su paso, será bueno que los vecinos juninenses participen del viaje y vean el recorrido con sus propios ojos, sin esperar que se lo vayan a contar a sus casas, porque ya sabemos cómo terminan esos cuentos. Porque, en verdad, en Junín podrá haber transporte urbano, pero lo que se llama colectivo, desde el punto de vista social, eso sí es difícil de conseguir y lo necesitamos.

ARTÍCULO PUBLICADO EN LA EDICION IMPRESA DEL SABADO 9 DE MARZO

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS