Junín. lunes 25 de marzo de 2019
Semanario de Junín » Locales » 11 mar 2019

OJOS QUE VEN

Energía eléctrica: sube la tarifa, pero no la tensión

Todo sigue jugando a favor de las empresas energéticas. A pesar de las multas, las inversiones no se hacen y en Junín la tensión está por debajo de los valores cualitativos lo cual genera desperfectos –que nadie reconoce- en los electrodomésticos.


Por:
Semanario

Las empresas de energía en manos de los allegados al gobierno nacional siguen registrando pingües ganancias aunque no se hagan las inversiones correspondientes.

Como si fuera poco, ahora en marzo se registrará un nuevo aumento, de entre 12 y 18%, para la provisión de energía de los juninenses, pero no se hacen las inversiones mínimas y la calidad del servicio sigue siendo pésimo más aún cuando las temperaturas suben un poco más de los 27° C.

La única inversión que se ve hasta el momento es en las nuevas camionetas de un servicio aparentemente tercerizado que velozmente acude a cortar el suministro cuando alguien no pudo pagar las cifras siderales que propuso para el servicio público esta alianza que votó una mayoría ahora arrepentida.

PIDEN PAN, NO LES DAN

Como si viviéramos en la época feudal con el Rey mandando a su antojo, hoy las tarifas se han multiplicado por cientos, pero seguimos recibiendo una tensión miserable, sin que sirvan de nada los reclamos, ya que parecen no ser eficientes en este rubro las oficinas que están para defender los intereses de los usuarios.

Y hoy los usuarios de EDEN ven con sorpresa que cuando la tensión ofrecida por la empresa debiera ser de 220 voltios, en algunos casos a duras penas supera los 170.

Es así como en algunas carnicerías la cámara no alcanza a refrigerar, en los comercios los acondicionadores de aire no encienden, las heladeras no arrancan al igual que los lavarropas automáticos cuya plaqueta en algunos casos tiene protección y en otros termina quemándose.

Precisamente, a fines del año pasado se conoció que habían sido multadas las proveedoras de energía debido a este tema.

La información señalaba que el Organismo de Control de la Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires (OCEBA) había iniciado sumarios administrativos a Edelap y EDEA (que abarca distritos del centro y la costa) por no brindar información en relación a reclamos de baja tensión y daños en artefactos eléctricos.

Y el Gobierno bonaerense penalizó a las empresas distribuidoras de servicio eléctrico Edelap, EDEN y EDES con sumas millonarias por irregularidades en la prestación de servicio.

En lo que hace a la multa a EDEN (que presta servicio a distritos del noroeste, entre ellos Junín) fue por $ 4.979.938.

Estos casi cinco millones resultan prácticamente nada, frente a la ganancia de 373 millones de pesos que logró en los primeros nueve meses de 2017.

Por ese motivo es notorio que a la empresa le es más sencillo pagar la multa que hacer las inversiones necesarias.

La falta de tensión está relacionada con la escasa potencia de los transformadores que en algunos barrios ya debieran haber sido suplantados debido al mayor consumo. De la misma manera ya tendrían que haber comenzado a realizar un nuevo cableado para satisfacer a mayor cantidad de usuarios que se suman día a día a la red en distintos barrios de Junín.

A pesar del crecimiento en la demanda, la empresa prefiere ofrecer baja tensión en lugar de mejorar el servicio. Esa carencia produce roturas en los electrodomésticos, los cuales difícilmente serán reconocido por la empresa, aunque es factible hacer el reclamo.

Incluso, en ocasiones, la restitución del servicio puede traer más complicaciones que las ocasionadas por la ausencia del mismo: las subidas o alteraciones significativas de tensión pueden dañar los electrodomésticos y otros artefactos del hogar. La posibilidad de que ello ocurra lleva a considerar la Ley 24.240 de Protección y Defensa de los Consumidores que establece una “responsabilidad por daños”.

Precisamente, lo refleja el artículo 40, el cual indica que “si el daño al consumidor resulta del vicio o riesgo de la cosa o de la prestación del servicio, responderán el productor, el fabricante, el importador, el distribuidor, el proveedor, el vendedor y quien haya puesto su marca en la cosa o servicio. El transportista responderá por los daños ocasionados a la cosa con motivo o en ocasión del servicio”.

La responsabilidad es solidaria, sin perjuicio de las acciones de repetición que correspondan. Sólo se liberará total o parcialmente quien demuestre que la causa del daño le ha sido ajena.

El artículo 40 bis destaca acerca del “daño directo”, expresando que “el daño directo es todo perjuicio o menoscabo al derecho del usuario o consumidor, susceptible de apreciación pecuniaria, ocasionado de manera inmediata sobre sus bienes o sobre su persona, como consecuencia de la acción u omisión del proveedor de bienes o del prestador de servicios”.

Los organismos de aplicación, mediante actos administrativos, fijarán las indemnizaciones para reparar los daños materiales sufridos por el consumidor en los bienes objeto de la relación de consumo.

La responsable de la Defensoría del Pueblo en Junín, Dra. Clara Bozzano, recibe los reclamos en las oficinas ubicadas en Hipólito Irigoyen y Sáenz Peña.

De todas maneras será la empresa EDEN la encargada de evaluar si hubo o no daño en el electrodoméstico por lo cual se trata de que quien causó el daño, estime si es el responsable lo cual resulta casi tragicómico, más aún cuando es sabido que hasta el momento todas esas evaluaciones han sido negativas.

En algunos casos en que el dictamen no sea favorable, el usuario puede solicitar a intervención de un especialista para que evalúe el escenario. De arrojar un resultado positivo, será necesario efectuar el reclamo correspondiente y las pruebas suficientes del deterioro de los aparatos, mediante fotos y posiblemente testigos imparciales, como vecinos, para recibir resarcimiento por los daños.

De esta manera, deben ser repuestos todos los perjuicios causados, desde el pago del servicio técnico, que incluye tanto mano de obra, repuestos y el transporte de los aparatos. Incluso, en el caso de que los artefactos no resulten reparables o su reparación supere el valor de reposición a nuevo, deberán pagar a nuevo.

Sin embargo, los derechos de los consumidores cada vez parecen estar más avasallados.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS