Junín. lunes 25 de marzo de 2019
Semanario de Junín » Locales » 13 mar 2019

apertura de sesiones del Concejo Deliberante

En Junín, para Petrecca, la vida es bella

El intendente inauguró las sesiones del Concejo Deliberante con un discurso pleno de alegorías al trabajo y al esfuerzo, mostrando claramente su escasa visión crítica respecto a la poca atención que le ha dado tanto a lo público como a lo privado. Aplausos de compromiso y promovidos por su propia tropa.


Por:
Semanario

Al igual que muchos dirigentes de Cambiemos, Pablo Petrecca ayer demostró que necesita de una capacitación política fuerte si es que quiere seguir manejando la cosa pública.

El intendente, en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante, leyó (mal e inentendible) un tedioso discurso de autoalabanza, errados análisis y promesas una y mil veces realizadas e incumplidas, confundiendo su rol de administrador eventual y promoviendo un relato duranbarbista similar al de la película “La vida es bella”, donde un hombre -en medio de la peor crisis- intentaba engañar a su pequeño hijo para que no se diera cuenta de la realidad.

De no haber sido por el empleado que puso cerca de la puerta y que promovía los aplausos (está probado en estos casos que uno lo inicia y los demás lo siguen), se habrían escuchado los ronquidos.

El jefe comunal arrancó cortando las cintas (¿?) del Salón Rojo, como si fuera una obra más de su gestión cuando lo que se hizo fue ponerlo en condiciones como hacía rato lo merecía, desde incluso cuando él era concejal y hacía la “vista gorda” a tamaña desconsideración.

Ya con semejante “inauguración”, se podía sospechar lo que vendría.

Empezó “hablándole a los vecinos, protagonistas de Junín”, pero de esos había poco y nada, primero porque no “querían hechos violentos” y después porque todo se hizo de modo puntilloso, hasta con los nombres en las sillas y en ninguna se leía “distinguido vecino”.

Sólo nombres de la casta política, fuerzas de seguridad y de los directores de los dos medios de comunicación “privilegiados” de la ciudad que se llevan el 90 por ciento de la pauta publicitaria municipal y aun así dejaron sus lugares vacíos.

Durante las siete mil palabras que leyó, tuvo entre los asistentes algunos momentos “emotivos”, pero que en cierto modo perdían valor porque se trataba de favorecimientos hacia su propia tropa y no a los vecinos que precisamente no estaban en el lugar y por lo general, les escapa a sus reclamos, aunque haya dicho lo contrario.

Dos momentos fueron espontáneos de algarabía y esos resultaron cuando se refirió a la autopista Ruta 7, una obra monumental del gobierno nacional que trata de sostener a toda costa, y el anuncio de que el 1 de abril empezará a funcionar el transporte público en Junín con boleto gratis para los estudiantes, por lo que la Caja de Pandora seguirá guardando el secreto acerca de quién pagará los costos de un servicio que será subsidiado, algo que este gobierno criticaba cuando ocurría con el gas y la energía eléctrica.

Por todo lo demás, no vamos a ser desde acá quienes repitamos los “logros” que manifestó Petrecca durante más de una hora. Se trató de esas cosas cotidianas que poco tienen que ver con la realidad de lo que ocurre en la mayoría de los hogares.

Los cuentos de hadas hay que dejarlos para los infantes, cuando visitan el municipio.

Quedará para los vecinos recorrer el distrito, analizar su propio barrio y pensar en qué promesas se cumplieron y cuáles no, además de considerar qué cosas mejoraron de verdad y no de fantasía. Mucho más aún porque en octubre habrá que elegir al mismo o a otro.

Ese será el mejor ejercicio en lugar de leer el discurso completo, aplaudido por quienes no entienden que al Estado se llega para servir y no para servirse.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS