Junín. lunes 25 de marzo de 2019
Semanario de Junín » Locales » 14 mar 2019

¿PLANTA BENDITA O MALDITA?

Ángel o demonio: Marihuana, ese otro oscuro objeto del deseo

Ya sea por placer o medicinal, la planta de cannabis sigue generando polémica. En Junín la policía se saca fotos con macetas o llenan la camioneta de cañas, mientras hacen desfilar a los detenidos. En tanto, en la apertura de sesiones del Congreso Nacional una diputada -plantita en mano- pidió por la despenalización del cultivo.


Por:
Semanario

Ángel o demonio, la marihuana se encuentra en el centro del debate para determinar su uso libre, controlado o la prohibición.

Bajo el nombre científico de ‘Cannabis sativa’, se guarda en su interior una sustancia química psicoactiva, responsable de los efectos embriagadores que buscan aquellos que la usan de una forma social-recreacional: es el delta-9-tetrahydrocannabinol (THC).

Sin embargo, también se puede usar para preparar té y mezclar con otros alimentos como bizcochos, galletas o dulces, en particular cuando es vendida o consumida para uso medicinal. Asimismo se obtiene un “aceite” que sirve como paliativo de numerosas afecciones entre las que se suman casos de Alzheimer, autismo y mal de Parkinson, entre otros.

En la apertura de sesiones ordinarias del Congreso Nacional de este año, la diputada nacional por Corrientes Araceli Ferreyra, ingresó al recinto con una planta de cannabis para pedir por la legalización del autocultivo.

Pero por otra parte, en Junín, como en todo el país, casi a diario se realizan allanamientos para incautar desde pequeñas macetas hasta numerosos plantíos de más de dos metros de alto, oportunidad en que la policía se fotografía y la prensa publica, como si se tratara de un golpe al narcotráfico, cuando brillan por su ausencia las capturas importantes de cocaína u otros drogas sintéticas.

Fuentes policiales revelaron a SEMANARIO que la orden para este tipo de tareas es emanada desde el municipio que “quiere acabar con los estupefacientes”, pero las mismas fuentes señalan que “los vendedores de pastillas y otras drogas parecen intocables”.

GASTO DE ENERGÍA

Es un secreto a voces que los jueces suelen quejarse de este tipo de procedimientos. De hecho, en 2018 detuvieron a 17.718 personas por tenencia de drogas para consumo personal

En el mes de octubre pasado, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich decía que "en la lucha contra el narcotráfico llevamos 49.219 detenidos, con un 36% de detenidos que sale rápidamente por lo que es el trámite de tenencia para consumo".

El 36% representa 17.718 personas que fueron apresadas con cantidades menores a las exigidas por ley para ser considerado un narcotraficante. Datos del Poder Judicial indican que dos de cada tres causas penales abiertas por los efectivos de turno por infracción a la Ley 23.737 de Estupefacientes son por "consumo personal" y que prácticamente todas pasan a archivo, o quedan como trámites por tenencia simple, según consigna el portal Infobae.

La congelada reforma del Código Penal contemplaría una reforma. No sería delito si la cantidad es "escasa" y se consume en el ámbito "privado". Hoy, la 23.737 establece penas de hasta dos años de cárcel, pero la sentencia de la Corte en el caso Arriola lo declaró inconstitucional, según lo establecido por el artículo 19 de la Constitución Nacional.

En este marco, se aguarda por el demorado texto definitivo del nuevo Código Penal que el Gobierno debe enviar al Congreso. El presidente de la comisión redactora de la reforma, el juez Mariano Borinsky, anticipó que la ley incorpora el cambio para evitar gastos innecesarios. "Estamos plasmando lo que ya establece la jurisprudencia", expresó.

También en 2012, la Sala II de la Cámara Federal de La Plata declaró, en una decisión por mayoría, la inconstitucionalidad del penúltimo párrafo del artículo N° 5 de la ley 23.737, que castiga a quien siembre o cultive plantas o guarde semillas utilizables para producir estupefacientes para consumo personal.

El fallo, publicado por el sitio del Centro de Información Judicial (CIJ), consideró que esa situación [sembrar semillas de marihuana o cultivar una planta] se encuadra dentro del ámbito de las acciones privadas protegidas por el artículo 19 de la Constitución Nacional.

¿NEGOCIO O AHORRO?

Y mientras arrecian los allanamientos en busca de macetas y viveros, la pregunta es acerca de si esta proliferación de cultivos está basada en que quienes consumen quieren ahorrar y al mismo tiempo saber la procedencia de la “mercadería” o se oculta un negocio que, en ese caso, tendría duras sanciones.

La aprobación de la ley de uso medicinal y terapéutico del cannabis y sus derivados -que no habilita el consumo- ayudó a muchos a confundir el espíritu y el castigo de la ley, buscando el autocultivo, ya sea para placer como para uso medicinal, lo cual aún no se permite.

¿Cuáles son los parámetros para secuestrar las plantas de marihuana? Si desde el exterior de una propiedad se ven, dejan de estar en un ámbito privado. También se investiga si el lugar trasciende a terceros o solo es de injerencia de los dueños. En estos últimos casos, que la policía vigile los movimientos habilita a pedir o no un allanamiento.

En otras ocasiones, se hacen allanamientos por otras causas (como búsqueda de cosas robadas) y si hay plantas se las secuestra en forma inmediata.

Si bien dependerá de la calidad del cultivo y del tipo de planta, en una maceta se pueden obtener de 8 a 80 gramos de ‘cogollos’ que son las flores que poseen el THC. Vale tener en cuenta el tamaño del recipiente y los cuidados. En un terreno con buen abono, la cantidad puede triplicarse.

¿Quién cultivará legalmente en Junín?

Después de que Gastón Morales (foto), el hijo del gobernador jujeño Gerardo Morales, fuera autorizado para cultivar –legalmente- cannabis en la provincia, muchos comenzaron a “gestionar” padrinazgos para tener su propio negocio. Según rumores, en Junín ya hay algunos anotados que están buscando anclaje en el poder a nivel nacional, ya que los predios se autorizan a través del Ministerio de Seguridad de la Nación a cargo de Patricia Bullrich.

El negocio puede ser interesante como iniciativa para la economía regional, pero con la participación de todos y no con la concentración de unos pocos amigos del poder.

El caso del hijo del líder radical resultó emblemático y por cierto deja un fuerte olor a nepotismo que pareciera que ahora los de la “boina blanca” no alcanzan a percibir, cosa que si hacían con el gobierno anterior.

El proyecto jujeño está destinado al “estudio e investigación del uso medicinal del cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, amparados por la ley 27.350 sancionada en 2017”.

Gendarmería inspeccionó las instalaciones de la finca "El Pongo", ubicada sobre la Ruta Provincial 1, en la localidad de Perico y dio el visto bueno.

Morales hijo es presidente de Cannabis Avatãra S.E., que a su vez está asociada con la estadounidense Green Leaf Farms International. Según publicó la agencia Télam, el proyecto de plan piloto se asentará sobre una superficie de 5 a 15 hectáreas de la finca El Pongo, que después de unos años se extenderá a 500 hectáreas.

Límites e ilimitados

El tema de los estupefacientes por diferentes motivos no está siendo abordado convenientemente y de esa manera se imponen rígidos límites en algunos casos mientras que la laxitud se promueve en otros.

Plantines, macetas y macetones son secuestrados a diario pero los adolescentes y jóvenes están a merced de la cocaína y otros drogas sintéticas en forma de pastillas. Esas no aparecen.

Por otra parte, innumerables psicotrópicos son comercializados por laboratorios nacionales y extranjeros y expedidos a través de farmacias porque deben ser expedidos con receta, pero están inmersos en un agujero negro que nadie se anima a desentrañar, debido a intereses claramente parcializados.

Los chicos hoy tienen a su alcance de modo realmente preocupante, un inmenso arsenal de adictivos que van desde el tabaco, hasta la medicación psiquiátrica y el alcohol. Todos elementos que pueden estar presentes en buena parte de los hogares actuales.  El cóctel de estos dos últimos –está claro- puede arrojarlos y lo hace  a circunstancias fatales.

Sin embargo, la aceptación cultural, los tabués preexistentes y la falta de responsabilidad adulta, nos enfrenta a lo que termina siendo un verdadero caos.

 

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS