Junín. martes 21 de mayo de 2019
Semanario de Junín » Policiales » 29 mar 2019

investigacion en curso

Presuntos asesinos de los ciudadanos chinos, en vuelo hacia Dubai: los espera Interpol

Una amenaza de la mafia china derivó en un triple crimen dentro de un supermercado en Junín. Las víctimas habían sido intimidadas pocos días antes del ataque.


La escena del triple crimen, en principio, no dejó lugar a dudas para los investigadores: la denominada mafia china había atacado una vez más. En esta oportunidad fue en un supermercado de Junín, donde fueron degollados dos hombres y una mujer de nacionalidad china.

Hace instantes, se confirmó que los presuntos asesinos (dos ciudadanos chinos identificados como Liun y Mein) están en vuelo hacia Dubai, a bordo del vuelo 238 de la aerolínea Emirates que partió desde Ezeiza ayer por la noche. Su destino final: China. Su próxima escala: Dubai.

Las autoridades argentinas estiman que el vuelo 238 aterrizará en el país de Oriente Medio en aproximadamente dos horas y que la detención de ambos podría producirse apenas se bajen del vuelo. Sin embargo, la circular roja de Interpol todavía no fue librada, con operadores judiciales y jefes policiales que trabajan contrarreloj. El vuelo 238, de acuerdo a su ruta disponible online, tuvo una escala intermedia ayer a las 2 de la mañana en Rio de Janeiro. 

EL HECHO

Los investigadores del brutal ataque buscan como sospechosos a una pareja de ciudadanos chinos que debía comenzar a trabajar en el supermercado regenteado por las víctimas. Poco después de los asesinatos, los sospechosos se fueron de Junín en un remise. Así lo informaron fuentes policiales y judiciales. El triple homicidio ocurrió en el supermercado Sky, en Bernardo de Irigoyen y 25 de Mayo, Junín.

La investigación está a cargo de la fiscal Vanina Lisazo, que cuenta con la colaboración de detectives de la policía bonaerense. Fuentes del caso explicaron que los dos sospechosos habían estado reunidos con las víctimas después del horario de cierre y que, supuestamente, la noche del múltiple homicidio, iban a quedarse a dormir en el supermercado.

"Si bien faltan los resultados de las autopsias, a simple vista, se puede decir que las víctimas fueron degolladas", sostuvo Lisazo.

El triple crimen fue descubierto ayer poco después de las 9.30, cuando uno de los empleados y un proveedor forzaron la puerta para ingresar. Les había llamado la atención que a esa hora el supermercado estuviese cerrado y, además, se asustaron al ver una mancha de sangre en la vereda.

"Los cuerpos estaban en distintos ambientes del inmueble", sostuvo un detective que participa de la investigación.

El personal policial que llegó a la escena del múltiple homicidio alertado por una llamada al 911 secuestró dos armas blancas que, se sospecha, fueron utilizadas para concretar el plan criminal.

Las víctimas fueron identificadas como Weng Chan Xiu, de 30 años, conocido como Eric; su pareja, Zuang Zhehzhu, llamada Lili, de 30, y Chen Whanwe, de 43.

Según informaron fuentes policiales, anoche, después de cerrar al público, las tres víctimas estaban acompañadas de dos ciudadanos chinos conocidos como Liun y Mein, la pareja que iba a comenzar a trabajar en el supermercado.

Sobre la posibilidad de que detrás del triple homicidio esté la denominada mafia china, fuentes judiciales explicaron que pocos días antes hubo una discusión entre las víctimas y otras personas de origen chino, pero que los testigos no pudieron entender la discusión al no conocer el idioma utilizado.

"Lo poco que pudieron entender los empleados argentinos es que los visitantes le exigían a Eric y Lili que contrataran a dos empleados en particular. Como los propietarios se negaron a hacer lo que le exigían, fueron amenazados", afirmó una fuente policial que participa de la pesquisa.

La fiscal Lisazo afirmó que Liun y Mein se fueron de Junín en un remise. Su huida fue un tanto particular, según se pudo reconstruir de fuentes del caso. "Le pidieron a un automovilista un número telefónico de una agencia de remise. Cuando pidieron el servicio lo solicitaron para ir a la terminal de ómnibus. Sin embargo, cuando se subieron al auto le dijeron al chofer que tenían que ir hasta Retiro. Nunca llegaron a ese destino. Después de comunicarse con alguien por teléfono y cuando circulaban por la ruta nacional 7 a la altura de Tres Sargentos, en Carmen de Areco, decidieron descender del vehículo y después de sacar sus valijas del baúl se subieron a un Mercedes Benz que los esperaba", explicó un detective policial.

Ese extraño viaje colocó a la pareja china como principales sospechosos del triple crimen. 

Manchas de sangre

Fuentes del caso explicaron que el remise, un auto marca Chevrolet negro, fue secuestrado por los investigadores para analizar manchas hemáticas descubiertas en uno de los asientos. Los detectives de la Jefatura Departamental y de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Junín, junto con el equipo de trabajo de la fiscal Lisazo, analizaban imágenes registradas por distintas cámaras de seguridad para intentar identificar a la pareja sospechosa.

Por otra parte, hay otra versión que sobrevuela el expediente. La pareja de sospechosos se detuvo en un supermercado de la comunidad antes de abordar el vuelo, donde habrían dejado dinero. 

 

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS