Junín. miércoles 17 de julio de 2019
Semanario de Junín » Municipios » 12 abr 2019

EN PERGAMINO

Es oficial que el agua del distrito presenta altas cantidades de distintos agroquímicos

Tras el fallo del Juzgado federal Nº 2 de San Nicolás, que instó a la suspensión de fumigaciones en las zonas aledañas a los barrios afectados, el intendente relativizó el nivel de agroquímicos en el agua y aseguró que no evita tomar desde la canilla. “Por favor dejen de enfermar a nuestros hijos”, expresaron los vecinos. En un barrio, hay 48 casos de cáncer.


Luego de que en Pergamino, un estudio ordenado por el Juzgado Federal Nº 2 de San Nicolás estableciera que en al menos tres barrios, el agua presentaba grandes cantidades de distintos agroquímicos, el juez Carlos Villafuerte Ruzo ordenó la suspensión urgente de las fumigaciones aledañas a los barrios e instó al intendente municipal que se establezca una zona de aplicación de no menos de 600 metros de la zona urbana.

El fallo representó un duro golpe para el gobierno municipal que conduce Javier Martínez, puesto que a pesar de lo que había anticipado el Juzgado, la comuna había intentado desestimar ese estudio realizando un análisis paralelo, que había sido denunciado como “fraudulento” por los vecinos afectados.

"Se dispondrá la inmediata suspensión provisional de las aplicaciones de fumigaciones con plaguicidas, herbicidas, insecticidas, y cualquier otro paquete de agroquímicos, sea mediante fumigaciones terrestres que contenga glifosato como principio activo o sales derivadas del mismo", puntualiza el fallo del juez Villafuerte Ruzo.

El primer estudio que le dio la razón a los vecinos, fue realiado por especialistas del Conicet y del Inta- Balcarce, así como por el especialista de la Universidad Nacional de La Plata, Damián Marino. Allí se arrojó niveles altos de agroquímicos en el agua. Sin embargo, posteriormente el municipio encomendó un estudio paralelo realizado por la Autoridad del Agua de la provincia (ASA), que contradijo lo anteriormente dicho.

Para destrabar el conflicto, el juez dispuso que por ahora se suspenda cualquier tipo de fumigación y ordenó que se realice un nuevo análisis al equipo de Toxicología de la Corte Suprema de la Nación.

Varias personas –entre ellos niños- con enfermedades respiratorias y de piel. Una de las referentes del grupo de vecinos que encabezó el reclamo, Sabrina Ortiz, perdió un embarazo luego de que su barrio sea fumigado.

A pesar de eso, el intendente Martínez intentó relativizar lo expuesto por el Juzgado federal y los vecinos: “esa muestra estaría dentro de los parámetros tolerables. La normativa vigente hoy en día implica que los parámetros que se manejan, son los parámetros permitidos”, dijo en América, respecto a lo que arrojaron los estudios sobre el nivel de glifosato en agua.

                                                                 Javier Martinez, intendente de Pergamino

“Estamos trabajando, nos estamos ocupando del tema”, dijo el jefe comunal, quien juró que él también toma agua corriente: “por supuesto que tomo agua de la canilla”, dijo.

Por su parte, los vecinos contestaron que necesitan que “se cumpla con la ordenanza y que nuestros hijos puedan hacerse los análisis correspondientes”“Por favor dejen de enfermar a nuestros hijos”, exclamaron.

Antes del fallo, Ortiz y otras vecinas afectadas habían sido denunciadas de muerte. Un perro muerto, chauchas de soja en sus autos, bidones de Rund up en la puerta de sus casas. Todo un mensaje mafioso.

                                             El estudio de agrotóxicos en sangre de Sabrina Ortiz.

La negación del intendente y las amenazas, se pueden explicar en los intereses que se juegan en todo Pergamino: se estima que en todo el partido se radican al menos 800 empresas vinculadas al agronegocio por ser esta una de las zonas más fértiles y aptas para el monocultivo de soja transgénica.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS