Junín. martes 21 de mayo de 2019
Semanario de Junín » Locales » 11 may 2019

PRECALENTAMIENTO ELECTORAL

¿Podrá Pablo Petrecca sin Macri?

Deberá transitar hacia las PASO en soledad luego de una gestión en la que se encapsuló en torno a sus íntimos y se olvidó de quienes lo llevaron a sentarse en el sillón de Intendente. Con sus socios políticos nacionales en baja y poca aceptación con los líderes provinciales, “cuenta los porotos” para la reelección.


Por:
Semanario

El intendente Pablo Alexis Petrecca tiene por delante una batalla política, tal vez la única desde hace ocho años cuando fue oportuno y buscó liderar un espacio que en Junín adquiere trascendencia sólo cuando llegan los tiempos de recorrer la pasarela de la banalidad y servir a los grupos poderosos.

Quizás sea su primer gran compromiso desde que Jorge Macri le entregó el aval no sólo por su perfil posmo y neoliberal, sino también por los votos evangelistas que podría prodigar a la causa.

Emparentado con el perfil clásico de sus seguidores, enfocados en parecer antes de ser, el administrador del distrito paradójicamente llega a su más importante contienda en soledad.

Su ego no le permite todavía anunciar su jugada reeleccionista a viva voz porque la palabra “Macri” por si sola hoy resta votos.

Como si se tratara del popular juego del truco, “cuenta los porotos” y no le alcanzan.

Petrecca ha sido hasta tal punto funcional a Mauricio Macri que sólo intentó parecerse a él antes que hacer algo por quienes le confiaron el voto.

Le hicieron afeitar la minibarba del mentón, le sacaron los lentes, le plancharon el saco, le censuraron los colores chillones de chupines y zapatos y lo largaron a la cancha.

Tuvo perseverancia y eso hay que reconocerlo, el ansia de poder llegar a lo más alto, que para él era el sillón de la calle Rivadavia, le dio las energías para aguantar a ese personaje empático, canchero y entrador que hacía resaltar el cotillón PRO.

Fue sin dudas Petrecca el encargado de instaurar esa marca política en la ciudad y de enrolar detrás a sectores fuertes localmente, pero sin jóvenes, que se dejaron llevar mansamente al escenario de las fotos y las redes sociales, pero vacío de política, sensibilidad social y conocimiento técnico para conducir una gestión.

El PRO de Petrecca se fortaleció como oposición, pero se desbarrancó cuando se transformó en gestión y se fue diluyendo la posibilidad de criticar al otro y mostrar lo propio.

Pasó que en verdad no tenían un plan, un proyecto, nada. Cómo en Hollywood, todo era de cartón pintado.

DOS ESCENARIOS

En su carrera política, Petrecca tuvo dos escenarios claramente diferenciados.

El primero apalancado por el cotillón PRO pleno de promesas para entusiasmar al entorno y sumar adeptos y si bien a nivel nacional el partido de Macri se ocupó de demonizar a Cristina y su kirchnerismo, en Junín el demonio tuvo dos cabezas odiadas: el peronismo, que nunca pudo llegar a la intendencia desde el ’83, y el “radical expulsado” en la figura del intendente de entonces, Mario Meoni, que transformado en trapecista político se terminó cayendo del sistema sin haber tejido una red resistente que lo sostuviera.

En ese marco, con carisma a ultranza y viento a favor, Pablo fue Mauricio, Petrecca fue Macri y la intendencia por primera vez en Junín se transformó en neoliberal con el apoyo de quienes un par de décadas atrás se autoproclamaban progresistas y aprovechando la oleada amarilla.

Hasta hoy no es posible entender que los valores que exaltaran Abel Miguel y sus correligionarios durante tanto tiempo, terminaran en esta administración afecta al plazo fijo y a obras no consumadas. Tampoco es viable creer que quienes debían hacerse cargo del legado de Moisés Lebensohn hayan sido engañados en su buena fe y sigan actualmente acompañando políticas que al “intendente vasco” en los ’90 le ponían el rostro rojo punzó de la bronca e impotencia.

“Algó pasó” diría el actual primer mandatario nacional, pero no es menester en este caso ahondar sobre las ruinas de la UCR local. Quedará para la historia.

El segundo escenario comienza desde la llegada como intendente, oportunidad en que Petrecca se deshizo de prácticamente todos aquellos que lo ayudaron a llegar al cargo. Sólo se rodeó de un grupo selecto de familiares a los que ayudó a conseguir cargos políticos, como el caso de su hermano y su cuñado.

Dejó en el camino a radicales, lilitos, gremialistas del partido Fe, evangelistas de iglesias no familiares, simpatizantes que habían colaborado con algunas gauchadas solicitadas, vecinos de los barrios y referentes de los pueblos.

Hasta la gente de su equipo de gestión quedó aislada de los más alto del poder, cuando antes les prodigara mimos diversos.

Aquel Pablo “amiguero” dejó de atenderles el teléfono y negó audiencias, derivándolas a segundos o terceros mandos, actitudes que desencantaron a los principales conocedores de la gestión pública, particularmente en las áreas de seguridad y obras públicas, que fueron los primeros en irse.

Algunos que a regañadientes cumplieron con la palabra empeñada, otros que fueron recompensados con salarios muy por encima de la media que cobran los empleados municipales y un grupo de necesitados de un empleo pero con poco compromiso y expertise en la función pública.

Incluso las instituciones ciudadanas fueron apartándose de la gestión municipal. Entidades agrarias, Colegio de Abogados, de Médicos, sindicalistas, ONG’s que tenían cierta afinidad: comerciantes e industriales que habían apoyado fuertemente la campaña.

De ese modo, los tres años y medio de mandato han transcurrido recibiendo promesas de obras y ayuda de la Nación, las cuales luego han tenido dificultades para llevarse adelante.

En lo estrictamente municipal, más promesas de campañas incumplidas y el temor de ejecutar y proseguir obras que ya habían sido proyectadas por la administración anterior, enfrascado en rencillas propias de vedettes. Con un Concejo Deliberante de paupérrimo debate, con Ejecutivos y concejales adictos al twitter porque saben que no pueden elucubrar ideas de más de 280 caracteres.  Haciendo un lamentable papel protagónico y dando razón a los dichos del escritor estadounidense Ambrose Bierce, acerca de que “la política es la conducción de los asuntos públicos para el provecho de los particulares”.

¿PODRÁ SEGUIR?

La pregunta es cómo seguirá Petrecca. El intendente contaba con el gobierno nacional para apoyar sus planes, habida cuenta de que María Eugenia Vidal también ha sido parte del círculo que le ha perdido simpatía.

Sin Macri en potencia, los planes parecen trastabillar y es por eso que el jefe comunal arenga a la tropa para trabajar tal y como lo hicieron desde los inicios de la campaña del 2015, pero se ha encontrado con que no cuenta con los activos del entonces.

Ahora es a él y a sus acompañantes a quienes no les atienden el teléfono o los dejan plantados en alguna cita.

Tampoco cuenta con mucho para ofrecer, ya que han sido tres años de promesas en su mayoría vanas.

Petrecca se ha dado cuenta de que él mismo ha sido su principal contendiente en los próximos comicios, él mismo, con su administración vacía de acciones, fue quien le devolvió a Mario Meoni la posibilidad de volver, tal como lo hizo Macri con Cristina.

Hoy, Cambiemos soporta los tironeos de sus integrantes que no quieren quedar atados a un fracaso eleccionario que tendría un parangón con la fracasada gestión.

Hoy, Petrecca busca -desesperadamente- avales que lo pongan en carrera y tarde se ha dado cuenta de que durante más de tres años no los cultivó.

Sólo le queda la corte aplaudidora de sus ejecutivos a sueldo y algunos medios periodísticos-publicitarios dependientes de la pauta. En la provincia tuvo que pedirle disculpas al vicegobernador por una alcahuetería a favor de Jorge Macri, en la Nación tienen demasiados problemas propios para ocuparse de un intendente del interior que sólo ha aparecido en los medios nacionales por sospechas de mal manejo administrativo.

Petrecca transitará hacia agosto/octubre en soledad o, en el peor de los casos, en compañía de un PRO devaluado como la moneda argentina.

¿Le alcanzará para sostener los 7.000 votos que le permitieron ganarle a Meoni?

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS