Junín. martes 21 de mayo de 2019
Semanario de Junín » Locales » 13 may 2019

Situación terminal

La Cooperativa Ferroviaria, otra vez cerrada

Se retornó a la situación que se había suscitado en marzo: los 50 operarios fueron licenciados por falta de trabajo.


TAGS: CIERRE, COOTTAJ

Tal como aconteció a mediados de marzo, justo cuando cumplía 25 años de existencia, la Cooperativa Ferroviaria Junín volvió a cerrar sus puertas por falta de trabajo. El alivio duró menos de dos meses y la situación crítica resurgió, ahora con más con más fuerza.

Otra vez dejó de sonar la sirena del portón para convocar a los 50 operarios que, desde los orígenes, debió lidiar con problemas en su funcionamiento, ante la falta sistemática de gestiones e interés por parte de los diferentes gobiernos transcurridos.

Después de cortarse la luz en marzo, llegaron dos vagones que permitieron reabrir las puertas y afrontar, al menos, los terribles gastos de energía eléctrica que se adeudaban. “Cuando Belgrano Cargas nos dio en agosto el pliego, estaba contemplado que si el trabajo se terminaba en tiempo y forma –nosotros lo terminamos treinta días antes-, la empresa podía tomar la decisión de darnos dos vagones más”, explicó en ese momento el presidente de la COOTTAJ, Pedro Rodríguez.

No obstante, para la foto se anotaron todos. Desde el ministerio de Transporte de Nación y la Municipalidad de Junín se informó que “por gestión conjunta del intendente Pablo Petrecca y el presidente de Trenes Argentinos Cargas (ex Belgrano Cargas), Ezequiel Lemos, en la actualidad se está procesando la ampliación por la reparación de dos vagones por $ 900.000 para la Cooperativa, que en la práctica significa más trabajo que ingresará a la cooperativa en las próximas semanas”.

Ahí estuvo presente el Intendente, que adora subirse al podio ganador pero desaparece en las malas, se quedó conforme con esos dos vagones, actuó sólo para que su figura salga ilesa de las quejas y manifestaciones realizadas, y en estos dos meses transcurridos, no volvió a ocuparse del tema.

 

Desesperante

No es cualquier negocio, como los muchos que cierran sus puertas por estos días, sino la histórica cooperativa ferroviaria de Junín, que surgió a finales de 1993 cuando el estado Nacional desarticuló y privatizó los servicios de trenes

La COOTTAJ, que venía trabajando para el Belgrano Cargas, sufre un nuevo duro parate, que se suma a los tarifazos y la disparada del dólar que encarece los insumos y devalúa las ganancias. Por eso, esta semana volvieron a cerrarse las puertas, aunque sigue en pie el sueño de que lleguen las gestiones necesarias para su reactivación.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS