Junín. martes 21 de mayo de 2019
Semanario de Junín » Locales » 15 may 2019

radio el mundo

Civilización o barbarie

Escribe Andrés Rissolo, especial para Semanario.


 

Escribe Andrés Rissolo, especial para Semanario

 

Con más de 84 años en el aire, LR 1 Radio El Mundo, emisora pionera en la radiofonía argentina, considerada clave en la historia de la radio en nuestro país y Sudamérica dejó de transmitir sus históricas emisiones luego de que Difusora Baires S.A. -perteneciente al grupo norteamericano Disney- a cargo últimamente de la licencia la entregó al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) y después de haber sido desmantelada por orden del empresario Eduardo Martín Rodríguez Flores, se subastó el mobiliario de la radio con el aval del gobierno que permitió todas las irregularidades. Se cerró la “CATEDRAL DE LA RADIODIFUSIÓN ARGENTINA”.

 

Sólo como dato anecdótico –como para completar la información- más de 60 trabajadores recibieron el telegrama de despido porque se quedaron sin su fuente de trabajo, entre ellos periodistas, a quienes les desconocieron todos sus derechos sin que los gremios ni la justicia se solidaricen ni se hicieran cargo de las injusticias cometidas. Pero el hecho de que los periodistas se queden sin trabajo no le interesa a nadie.  

 

LR 1 Radio El Mundo realizó su primera emisión en la noche del 29 de noviembre de 1935, desde Maipú 555, puntualmente a las 21, con la asistencia del Presidente Agustín P.Justo y su esposa Ana Bernal de Justo, se efectuó la velada inaugural de la que sería la gran radio de la Argentina, la orquesta estable de la emisora de 60 profesores dirigida por el maestro Juan José Castro,  interpretaron el Himno Nacional Argentino.

 

Seguidamente, Enrique del Ponte, director artístico de la emisora, tuvo a su cargo las palabras inaugurales: "Conocemos la mágica influencia de la palabra, no ignoramos la bondad de un ejemplo sano ni el mal que pueden provocar los malos ejemplos. Hemos aprendido a precisar lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer desde la radio. Es este un compromiso que adquirimos ante las más altas autoridades de la Nación y de la Nación misma que nos sigue en estos instantes. 

 

Como para no olvidarnos, señores- hemos puesto el corte sagital del mundo, sus paralelos que nos avisan de su grandeza y sus meridianos que nos hablan del infinito a fin de que el locutor, periodista, cantante, músico o poeta, se acuerde que atrás de él hay un mundo de seres que han juntado sus corazones a nuestros corazones, y que hay algo más, un mundo de preocupaciones y creencias. Dejamos abiertas y libres nuestras mentes para acoger con íntimo agradecimiento todas las sugestiones de los oyentes y hacemos de esta onda el vehículo de nuestros saludos cordiales al periodismo ya nuestros amigos del aire."

 

Los estudios de Maipú 555, en la Ciudad de Buenos Aires, ocuparon el edificio construido especialmente para la función. Las obras iniciadas en 1932 fueron supervisadas desde Londres y sus planos delineaban la réplica de la BBC de la capital inglesa. Fue construido para la Editorial Haynes Limitada S.A.Allí se planificaron siete estudios con sus respectivos controles dispuestos en tres plantas. El estudio A -ubicado en el primer piso- era el orgullo de la emisora, considerado en esos tiempos como el más grande de Sudamérica en capacidad y funcionalidad. Estaba destinado a los programas musicales, con capacidad para 150 ejecutantes y excelente acústica, con la posibilidad de albergar además a 500 persona para presenciar los programas en vivo. 

 

Tenía un sistema de luz difusa empleado en todos los estudios eliminando las sombras y permitiendo a los locutores, actores y músicos leer sus textos sin dificultad, desde cualquier ángulo. La emisora también fue dotada de un potente equipo de aire acondicionado, cuando sólo seis edificios en Buenos Aires lo tenían.

La flamante emisora contaba con el siguiente inventario técnico: 30 receptores profesionales; 68 micrófonos de estudios; 65 magnetófonos; 40 micrófonos de exteriores; 7 consolas nuevas de control de estudios y 30 pre-amplificadores de línea. Sin duda, algo inédito para lo que hasta ese momento, significara el caudal de material para conformar una excelente emisora.  

 Desde Maipú 555, origen de la transmisión, de ahí a Pacheco, lugar donde erigía su planta transmisora y su torre radiante para expandir la floreciente y cautivante onda. La planta transmisora estaba integrada por una torre de 162 metros de altura con un armazón de acero de 88.000 kilos y otras tres torres de menor altura, con un emisor marca RCA de 50 Kw en la frecuencia de 1070 KHz en la onda media, aunque tiempo después cambió su transmisor por uno de 100 Kw y el de 50 Kw pasó a servir en la onda corta.

De ésta manera se proyectaba la emisora emitiendo en la que iba a ser su reconocida frecuencia de 1070 KHZ en su canal de amplitud modulada (AM) que enriqueció con sus programaciones diarias con un 85% de actuación artística en vivo‖que también eran escuchadas desde otros continentes, a través del servicio de sus ondas cortas con estas frecuencias: LRU, en 15.290 kilociclos; LRX, en 11.755 kilociclos; LRX1, en 6.120 kilociclos y LRX2, en 9.710 kilociclos.

 

Luego se agregó la Red Azul y Blanca de Emisoras Argentinas, ampliando el espectro de su mensaje con una red de emisoras en el interior del país que retransmitía sus programas en horarios especiales.

También llegaron a Radio El Mundo grandes figuras famosas de todo el mundo... Y así, surgen personalidades como María Félix, Tito Schipa, Manuel de Falla, Arturo Rubinstein, Jean Sablon, José Mogica, Marian Anderson, Charles Trenet, Luis Sagi Vela, Bing Crosby, Josephine Baker, Maurice Chevalier, Walt Disney, Yehudi Menuhin, Orson Welles, Edith Piaf, Bola de Nieve, Juan Arvizu, entre otros.

Los más recordados radioteatros junto a las presentaciones de las más grandes orquestas en vivo junto a los intérpretes de tango, folklore, jazz y tropical, vivieron la época de oro de la radiodifusión Argentina que tuvo a Radio El Mundo como epicentro.

La radio ha sabido tener en sus estudios a artistas nacionales de renombre como Niní Marshall, Luis Sandrini, Juan Carlos Thorry, Nelly Prince, Pepe Iglesias, Fioravanti, Antonio Carrizo, Jaime Font Saravia, Julio César Barton, Carlos Ginés, Cacho Fontana, Armando Rolón, Hugo Guerrero Marthineitz, Silvio Soldán, Juan Alberto Badía, Julio Lagos, Héctor Larrea, Ricardo Jurado, Julio Mahárbiz, Fernando Bravo, Víctor Sueiro, Lionel Godoy.

Además, fueron parte de la emisora Juan Carlos Altavista, Juan Carlos Mesa, Alejandro Dolina, Adolfo Castelo, Nora Perlé, Carlos Varela, Betty Elizalde, Norberto Verea, Mochín Marafioti, Carolina Perín, Mario Caira, Fanny Mandelbaum, Julio Bárbaro, Guillermo Kohan.

Luego de más de ochenta años de trayectoria de LR 1 Radio El Mundo de irradiar cultura desde Argentina al mundo se silenció su transmisión. En tiempos de barbarie y de ignaros es propio la quema de los templos de cultura. El cierre de la “Catedral de la Radiodifusión Argentina” y de otras es el objetivo final de quienes hace tiempo manejan la cultura del país y así logran sumergir a la comunicación civilizante en el más infausto de los silencios.

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS