Junín. domingo 18 de agosto de 2019
Semanario de Junín » Cultura » 19 may 2019

Parte de la historia

Del circo al cine: la vida de “Papelito”

El circo más recordado y querido por varias generaciones, toda su historia y la de su creador, Carlos Brighenti, llegan a la pantalla grande.


TAGS: PAPELITO, CIRCO

Quién no ha escuchado alguna vez hablar de “Papelito”, ese particular circo lleno de historias que recorrió la provincia de Buenos Aires llevando humor, gracia y alegría de la mano de Carlos Brighenti.

En nuestra ciudad, como en las cientas que visitó, abundan coincidentes anécdotas de los shows que se anunciaban (Los patos zapateadores o Los cantores del Alba), de las particularidades de su carpa (“la carpa es vieja pero los agujeros son nuevos” repetía en cada lugar), de su humor desopilante y fresco, pero sobre todo de las virtudes de ese hombre que se reía de sí mismo y tenía la capacidad de conmover a su eventual público, con lo más simple.

Es así que “Papelito” Brighente, a quien podríamos denominar como el ‘capocómico’ de la pampa húmeda, se ganó un lugar en el corazón de varias generaciones que lo disfrutaron cada vez que se presentaba, humilde pero con una gran riqueza y un enorme amor por su vocación. Fueron más de cuarenta años de circo, cuatro décadas de magia que brindó este hermoso exponente de la cultura.

 

La película

En 2010, Brighenti vendió el circo y se radicó en Rojas por dos años, luego se mudó a Rafael Obligado. A los 69 años transita sus días en la calma del pueblo y los fines de semana viaja a otras localidades cuando lo contratan para hacer alguna función.

Hace poco más de un año, se comenzó a rodar un largometraje que narra su historia. La idea de la película tomó forma por el 2017, y se piensa llevarla a todos los lugares donde “Papelito” cosechó mayor fama e inclusive tenerlo presente a Carlos en carne propia durante los estrenos.

Se recuerda desde los mismos orígenes, que datan del 1975, en la esquina juninense de Aparicio y Vázquez Diez donde fue la primera función. La carpa era de tela de arpillera y el público tenía que llevar su silla. “Yo tenía 23 años y comencé con unos chicos del barrio, fuimos a un monte cerca de la ruta y cortamos unos palos de acacias para poner la lona”, rememoró Papelito.

Quizá Carlos sea uno de los últimos exponentes del circo criollo que, como bien describe Raly Barrionuevo en las estrofas de una chacarera, aun anda por los pueblos “desenterrando recuerdos”.

En la fan page de facebook de “Papelito: La película” se describe este film de la siguiente manera: “Papelito: Un documental que recoge la vida del creador del último circo criollo de la Argentina”.

 

Los orígenes

Papelito, tal el nombre con el que se conoce desde siempre a Carlos Brighenti, levantó el circo en una carpa que zurció con bolsas de arpillera. Reunió unas pocas sillas y, junto a un puñado de artistas, montó uno de los más queridos y recordados escenarios picarescos que hizo parte de la vida social y cultural de ciudades y pueblos de la provincia de Buenos Aires.

A bordo de su auto, el artista aún recorre clubes de barrios, peñas, salones sociales y festejos populares. Papelito cuenta la vida de un hombre, la historia de un circo, la memoria de un arte que se extingue.

“El payaso Papelito era un loco lindo, yo me pintaba la cara y ya cambiaba mi estado de ánimo, me gustaba estar en contacto con la gente, con la gente humilde. Regalaba entradas, las vendía baratas, mi ambición era que el circo estuviera lleno todas las noches, que la gente se riera, yo luchaba por eso, por hacer reír a los demás”, cuenta su creador, lleno de nostalgia. Ahora, toda la historia podrá ser revivida, pero por la pantalla grande.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS