Junín. lunes 14 de octubre de 2019
Semanario de Junín » Locales » 30 may 2019

MEDIO AMBIENTE EN PELIGRO

“Ciudad Verde”: Un cuento chino municipal que falsea desde el título

Desde la intendencia adhirieron a un programa para “certificar” el uso de agroquímicos, manejado por los mismos que incentivan a usarlos. Sea por ignorancia o por interés, los funcionarios lo presentaron con un nombre erróneo que daría un marco risueño si no fuera tan peligroso e irresponsable.


Por:
Semanario

La semana pasada, en las instalaciones de la subsecretaría de Producción del Gobierno de Junín, tuvo lugar un encuentro entre autoridades municipales e integrantes de las entidades agropecuarias de la zona, oportunidad en que se llevó a cabo “la presentación de los proyectos ‘Ciudad Verde’ (sic) y ‘Fronteras conectadas’ (sic)” (se trata en verdad de “tranqueras conectadas”, un programa de georreferencia de chacras), para, según el comunicado municipal, “encontrar caminos comunes para que se puedan aplicar de manera eficiente, en beneficio tanto de los productores locales como de la comunidad en general”.

Siguiendo con el parte de prensa comunal, Jorgelina Meccia, integrante de Asuntos Agropecuarios del municipio, manifestó textualmente que “acabamos de presentar el programa ‘Ciudad verde’ que se genera a través de AAPRESID (Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa), con la intención de adherir a la propuesta. Somos la primera ciudad en hacerlo en la provincia de Buenos Aires y es una iniciativa muy importante ya que consiste, fundamentalmente, en el control eficiente en la aplicación de agroquímicos en la zona periurbana. La finalidad de todo esto es que se cumpla al pie de la letra la ordenanza 6425 que ya tenemos vigente desde 2013 y que se conoce como ‘Franja verde’”.

Según el “relato oficial”, Meccia también detalló que “todas las entidades agropecuarias de la zona, la Liga Agrícola, la Sociedad Rural, Federación Agraria, Asociación de Ingenieros Agrónomos, la APAJ (Asociación de Productores Agropecuarios de Junín) y varios concejales, se mostraron  muy predispuestos, con ganas de colaborar y es muy importante porque en esto tenemos que trabajar todos juntos; por suerte estas entidades permanentemente nos tienden la mano”.

¿IGNORANCIA O INTERESES?

La municipalidad de Junín ha mostrado, desde la gestión de Pablo Petrecca, una profunda desidia hacia los temas ambientales, y el análisis –varias veces efectuado en este medio- no nos permite aún suponer si se trata de supina ignorancia, de algún interés particular hacia un grupo de presión local o simplemente es parte de esta sucesión de fotos de rostros alegres para archivar en el álbum de la Revolución de la Alegría que nunca fue.

En primer término, el programa de Aapresid lleva el nombre de “Municipios Verdes” y nos es más que un mecanismo por el cual los mismos que proponen fumigar hasta al lado de las escuelas, le dicen a los organismos del Estado cómo hacerlo y lo “certifican” como una “buena práctica agrícola”, cuando contaminar el ambiente nunca puede ser bueno.

Algo tan burdo como si los presos se ocuparan de establecer las normas de seguridad de las cárceles. Si, aunque suene tan disparatado, de eso se trata.

Y en este sentido, el municipio, que en todo este tiempo no se ha ocupado de controlar de modo eficiente la ordenanza 6425/13, y vale decirlo, con el apoyo (por acción u omisión) de concejales propios y opositores, organismos defensores del pueblo y delegados de las localidades vecinas que sufren este atropello de incumplimiento, ahora ponen a los “lobos para que cuiden a las gallinas”. Todo con la finalidad –en época de elecciones- de congraciarse con las entidades agrarias con las que no venía teniendo buen trato por la falta de mantenimiento de los caminos que necesitan para poder llevar adelante sus emprendimientos agrícolas.

Entidades agrarias que, también es bueno advertirlo, sus integrantes mayoritariamente viven en la ciudad y no deben exponerse a los peligros que generan las fumigaciones y por ende a este sistema productivo contaminante al extremo para todo lo que signifique un ser vivo, lo cual está claramente evidenciado por miles de investigaciones a nivel nacional y mundial, que tratan de negar.

Además, cualquier observador práctico se dará cuenta de la decadencia de la biodiversidad zonal respecto a décadas atrás. Ya no hay mariposas, luciérnagas, abejas, aves, pequeños mamíferos, ni peces, como otrora.

Se trata entonces de una acción temeraria por parte de la administración municipal, en momentos en que en la región se están realizando acciones para tratar de advertir acerca de las alteraciones que se producen en torno a la calidad del agua, el aire y la tierra, y los municipios vecinos son impelidos por la justicia a revertir flagrantes actuaciones, tal como ha ocurrido recientemente en Pergamino y Rojas.

Es para destacar, en el caso positivo, el desarrollo de la RENAMA (Red Nacional de Municipios y Comunidades que fomentan la Agroecología) que viene haciendo tareas de investigación y producción en campos de la zona abarcando Lincoln, Vedia, Gral. Pinto, Ameghino y Bragado, entre otros, organización a la que incluso han adherido comunas de la zona, entre las que –lamentablemente- no está Junín, debido seguramente a la presión que vienen ejerciendo grupos cercanos al poder local, que terminan perjudicando particularmente al resto de la ruralidad que sí vive en el campo y a las localidades periurbanas a cuyos habitantes ponen en peligro.

GACETILLA CON ERRORES. ¿Supina ignorancia o algún interés particular hacia un grupo de presión local?

Municipio verde

“La certificación de ‘Municipio Verde’ fue otorgada por AAPRESID, Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa, o sea, parte interesada en que este modelo extractivo agroindustrial/biotecnológico se mantenga. Esto queda claro si ingresamos a la página de la Red de Manejo de Plagas (REM) de AAPRESID, en donde las soluciones que se plantean no sólo no contemplan propuestas en donde los agrotóxicos queden excluidos, sino que, además, la Red está sponsoreada por los mismos fabricantes de agrotóxicos. ¿Velarían estas empresas e instituciones por la salud y el cuidado del ambiente antes que del lucro?” (Eli Ferrari en su nota “Cosquín Verde” – Redacción de La Tinta).

Pergamino alerta

“Impulsada por el misterio y la preocupación, carpeta en mano, Alejandra Bianco (foto) comenzó en 2018 su propio relevamiento sobre la salud de la gente del barrio. Golpeó puerta por puerta, escuchó sus historias y comenzó a organizar a la comunidad. Pronto su cuenta dio un resultado estremecedor: 53 casos de cáncer en adultos, jóvenes y niños en apenas dos manzanas, de los cuales murieron 15. Es decir, que de cada 10 que se enferman en el barrio, casi tres (28%) no sobreviven”. Sospechan por las fumigaciones con agroquímicos y el uso de transformadores con PCB. (INFOBAE – 5 de mayo 2019).

EL TEXTO ORIGINAL FUE PUBLICADO EL SÁBADO 25 DE MAYO 2019 EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA   

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS