Junín. lunes 24 de junio de 2019
Semanario de Junín » Deportes » 11 jun 2019

Raquel Maraviglia

Atleta Inoxidable

Lleva varios meses sin correr, recuperándose de una lesión. Pero no abandona su sueño: lograr la marca y poder competir en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.


Por:
Javier Leguizamón

La mejor atleta de Junín de todos los tiempos buscará la gloria en Holanda o Japón. "Yo soy, me siento una atleta olímpica" dice. Cuestiona a la ciudad a la que considera le falta un proyecto serio para el deporte. "Se precisa algo serio, no desparramar cheques".

Es de esas atletas privilegiadas a las que no afecta el paso del tiempo, las lesiones y los golpes de la vida. Raquel Maraviglia vive y respira con pasión por su gran amor, el atletismo al que se ha dedicado desde hace 32 años. Ahora, con 41 y en recuperación de una lesión, alteró obligadamente su rutina y no estuvo este 23 en el maratón de Rosario, donde pensaba empezar a tomar forma. Lentamente, con algunas carreras buscará su mejor forma. Espera estar óptima para fin de año, así, a principios del próximo buscar la marca olímpica para participar de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. No lo hará en cualquier lugar, sino en las maratones de Rotterdam o Tokio, entre los mejores del mundo. Así es Raquel, una persona que deja siempre la puerta abierta, y sin fecha de vencimiento.

-Qué es de tu vida

"Estoy en recuperación, fui a consultar al Dr. Lencina a Buenos Aires, quien detectó que tenía un pequeño desprendimiento en el tendón de Aquiles, que podía terminar en algo peor... hacía 24, 25 (kilómetros) bárbaro, hasta que empezaba velocidad, ahí aparecía el dolor y la inflamación... la ecografía dio líquido y la resonancia mostró un pequeño desprendimiento del tendón, y tuve que parar. No sabés lo que fue el viaje de vuelta, parecía que me habían matado...estaba con la ilusión de correr el Maratón de Rosario pero todo cambió. Había dos opciones, tratamiento o cirugía, pero la operación tiene un costo cercano a los 90mil pesos, y además estoy en la última etapa de mi vida deportiva, por lo que se hubiera justificado si tuviera 20 años; así que inicié el tratamiento para ponerme bien".

- Una piedra más a tus sueños

"Sí, pero no será un impedimento; yo me siento bárbara y con mi sueño intacto, quiero ponerme a punto e intentar correr el Maratón y lograr la marca".

- ¿'La marca' es tu gran objetivo? Piden 2h29' por ranking.

"SÍ...yo sigo con las mismas condiciones, y si bien tuve un registro de 2h41' siempre dije que todas las maratones que corrí, ninguna la hice al cien por ciento. En Rotterdam corrí con el reloj roto y sin la hidratación en el momento apropiado, que me hizo regresar veinte metros, en Miami fue un circuito muy duro, con muchísima humedad; y ahí repetí mi marca, o sea que en condiciones normales o en otro escenario como Berlín podría haber estado en 2h35' o 2h36', porque la que salió segunda ahí, marcó en Miami 2h44'...

-Pero de los 2h41 de tu marca a los 2h29' exigidos hay una diferencia enorme..

"Si, es una locura, eso porque es a nivel mundial, van a ser muy pocas las que van a lograr esa marca; por eso se estableció el ranking y cada Nación decidirá qué atleta mandar". -¿Cómo es tu relación ahora con la Confederación de Atletismo? "Cambió todo, en la CADA (Confederación Argentina de Atletismo) cambió el presidente, pero yo no he tenido contacto, luego de lo que pasó, que me rompió la cabeza (su sanción por la anemia que terminó como caso de doping sin atender sus argumentos defensa, ni tampoco los de su médico) por eso decidí alejarme para que no siga haciéndome mal, pero ya está, yo perdoné, porque no podría seguir adelante sabiendo que fui castigada injustamente".

- ¿Esta puesta a punto y la búsqueda de la marca para participar de los JJOO sería como una especie de revancha personal, en el final de tu carrera?

"Sí, siento eso, además pasé mis momentos, mi gloria, soy una atleta reconocida, yo soy muy creyente, y Dios sabe todo lo que yo sufrí y no se lo deseo a nadie, acá estoy con las mismas fuerzas de querer volver, tengo la suerte de ser muy fuerte mentalmente, mi cabeza está intacta, y sé que voy a lograrlo, que voy a poder, pero no sólo porque es mi deseo, sino porque mi rendimiento aún tiene para dar pelea y lograrlo".

En la ciudad, quietud

-¿Cómo ves el panorama del atletismo en la ciudad?

"No hay un trabajo de fondo, serio, a nivel integral, una cosa son algunos emprendimientos personales y otro muy distinto desarrollar la actividad, hacer un seguimiento, detectar talentos, acompañarlos, eso no existe en la ciudad".

-Bueno, aún sigue vigente tu récord en la Carrera de la Amistad de 2003.

"Claro, tengo un registro de 27'12" (NdR: corrió a un ritmo de 3'33" el km) y eso que no corrí en mi mejor momento, mi hermana Vanesa tenía 27'52" y lo bajé yo, pero desde ese año, que nadie siquiera se ha acercado a la marca, lo que indica también el nivel de los atletas y lo lejos que se está de acercarse a los sitios de punta en la actividad...bueno igual pasa entre los caballeros (NdR: el récord aún lo ostenta Julio Gómez, quien en 1987 marcó 22'46",a 2'58" por km) me encantaría que surgiera algún atleta mejor y que logren mejores marcas que nosotras, pero los atletas de Junín están lejos de eso aún".

-También hay menos atletas...cambió la vida

"Sí, los chicos están rodeados de tecnología, otras comodidades y no todos están dispuestos al sacrificio; por ahí hay chicos con talento, pero al llegar a la adolescencia, llega esa bisagra, un quiebre en sus vidas y todo termina; y ahí es el momento para seguir adelante, con algún acompañamiento personal y familiar, un seguimiento de sus potencialidades, pero para lograr eso, hace falta un acompañamiento diferente y acá, no existe".

"Entrás a la Secretaría de Deportes y parece que te estuvieran echando, no sé por qué, yo presenté dos proyectos para una carrera y todavía estoy esperando que me llamen, mientras a ciertas personas le ponen de todo a su disposición. Junín merece un proyecto serio para el deporte, no desparramar cheques".

 Entrenamientos

Raquel pasa sus días entre el proceso de recuperación supervisada por el Dr Gómez en clínica IMEC y en el Parque Borchex, con los futuros atletas, o personas que quieren bajar de peso, o simplemente sentirse mejor. Una especie de instructora personal, una mirada profesional para amateurs de la actividad. Ha conformado el 'MyM Team', que se reúne en el Parque Borchex los lunes, miércoles y viernes por la tarde, a la altura de calle Garibaldi, donde la atleta pule rutinas, estilos, y apuntala a cada 'alumno.' "Ahí enseñamos a pisar, trotar, a utilizar el calzado apropiado, la importancia de una correcta alimentación y descanso; la elongación, en fin, hacemos gimnasia funcional para fortalecer distintas partes del cuerpo. La idea es transmitir mis conocimientos, es un hermoso grupo y muy entusiasta.

Entre los récords que posee, Raquel Maraviglia ostenta el sexto lugar en el ranking argentino de los 3.000 metros con obstáculos con 10'40"37, además en el Medio Maratón se ubica en el noveno puesto en el historial argentino con un tiempo de 1h14'33". Además, en el ranking histórico femenino en maratón se ubica en el noveno lugar, con un registro de 2h41'23", obtenido en 2003 en el Maratón de Rotterdam, Holanda.

Raquel se prepara a full para terminar su recorrido deportivo bien arriba. Sabe que el calendario no perdona y se lo toma con humor: "Mi médico me dijo que tengo un motor V8, pero que no me olvide que la carrocería tiene sus años" y se ríe. Sabe que esta recuperación es vital. De ella depende que pueda lograr su sueño. Correr como ella define. "Una carrera al cien por ciento". Luego, más tranquila, correr en Máster. “No pierdo las esperanzas de correr alguna carrera o algún Mundial Máster, y por qué no lograr algún título mundial en la categoría”.

Raquel Maraviglia, la mejor atleta de Junín, va por su sueño, mientras desafía al tiempo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS