Junín. miércoles 17 de julio de 2019
Semanario de Junín » Locales » 10 jul 2019

Establecimiento cerrado

SUTEBA considera una “provocación” el nuevo destino de Casahuerta

El gremio volvió a la carga contra las autoridades municipales y educativas, que anunciaron que el inmueble será destinado a una “base de campamento y granja”.


Desde las redes sociales, otra vez SUTEBA volvió a la carga contra autoridades municipales y educativas, que en los últimos días anunciaron el nuevo destino que se le dará al inmueble donde funcionó Casahuerta, el establecimiento cerrado el año pasado por la actual gestión.

Una durísima respuesta fue brindada desde el gremio docente, al hacerse público el proyecto, cuando todavía se espera una reapertura de este establecimiento, que cerró sus puertas en junio de 2018.

A través de las redes sociales, se consideró este anuncio como una “provocación” y se contó la historia y se hicieron una vez los reclamos en nombre de la comunidad educativa juninense, con fuertes críticas a la gestión del intendente Petrecca y las inspectoras educativas:

“La peor gestión educativa de la historia de Junín, comandada por el Intendente Petrecca, la Secretaria de Educación Fabiana Sienra, la Inspectora Regional Emilse Marini y la Distrital Alejandra Fariña, vuelve a arremeter contra la comunidad educativa de #Casahuerta que aún espera la #ReaperturaYa de su escuela.

El Intendente Petrecca, junto a las antes nombradas, cerró la extensión de la ex Escuela Media Nº 8 conocida como Casahuerta, en el mes de junio de 2018, tras numerosos intentos de desmentir dicho cierre a través de argumentos relacionados con la reforma de la normativa, la reformulación del proyecto, la optimización de recursos, y paradójicamente, hasta la “inclusión”.

A principios de este año las autoridades educativas anunciaban que el espacio físico que ocupaba Casahuerta sería destinado a una base de campamento y una granja como espacio de “inclusión”, pero ahora, para alumnos de Educación Especial.

Como si Junín no contara con otros lugares para ese fin, y con la clara intencionalidad de provocar, eligen el predio de Casahuerta para el desarrollo un proyecto que, por otra parte, tiene fisuras por donde se lo mire.

La nota del Diario La Verdad del pasado 9 de julio, expresa declaraciones de la Inspectora de Educación Especial Blanca Mangini que tienen varias aristas para problematizar:

1. Plantea un proyecto que tiene como eje la "inclusión" en el mismo lugar donde casi 50 jóvenes fueron excluidos de la manera más brutal: cerrándoles su escuela.

Una educación pública de calidad e inclusiva, ¿no debería ser para todos? ¿O será que la consolidación de las políticas de ajuste de #Vidal y #Petrecca implican incluir a unos a partir de la decisión de excluir a otros??

2. Previamente al cierre de Casahuerta, lo primero que quitaron fue el traslado. No había recursos para que aquellos jóvenes pudieran asistir a clases en su transporte. ¿Ahora si habrá?

3. El espacio estará bajo la órbita de 6 directores y se firmarán actas de compromiso. ¿Qué parte de nuestra normativa vigente contempla este tipo de organización? Pero además, ¿en qué transformarán el trabajo de esos directores? ¿Flexibilización laboral? ¿Todo por el mismo precio?

4. La aprobación en la UEGD que manifiesta la Inspectora Mangini es FALSA. Suteba Junín fue parte de la reunión y manifestó su desacuerdo y la #ReaperturaDeCasahuerta, el único destino posible para ese predio.

La Inspectora termina con una frase altamente desafortunada: "Utilizar la Ex Casahuerta se da porque está desocupado (...). El espacio pertenece a la DGCyE y es el lugar que nos asignaron."

NO ESTÁ DESOCUPADA. FUE DESALOJADA Y USURPADA por un Gobierno que desprecia profundamente a la Educación Pública y a los sectores más vulnerables de la ciudad.

Recordemos que la decisión política de Vidal de cerrar los Bachilleratos de Adultos fue el puntapié inicial de una seguidilla de consecuencias, que entre otras cosas, dejaron a casi 50 jóvenes juninenses mucho más afuera del sistema de lo que estaban.

Las aulas de aceleración que les propusieron como alternativa fueron un fracaso, y todavía esperamos respuestas de las autoridades educativas para que den cuenta sobre dónde están esos jóvenes y dónde está el Estado.

Casahuerta era la verdadera respuesta a la inclusión que necesitaban esos jóvenes desde lo pedagógico y desde lo afectivo. La posibilidad real de reinsertarse en la sociedad, tener futuro y poder soñar. Pero además, el espacio en el que podían cubrir necesidades básicas como la alimentación de cada día y la socialización.

Intendente Petrecca, ¿este es el compromiso con la Educación Pública que tanto le enorgullece a Ud, a Vidal y a sus funcionarios?? ¿Una educación que para dar oportunidad a unos, condena las oportunidades de otros??

No les mienta más a los vecinos de Junín”.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS