Junín. miércoles 17 de julio de 2019
Semanario de Junín » Locales » 12 jul 2019

frente renovador

Meoni y Massa en un living de Junín

Los referentes del Frente Renovador que hoy forman parte del Frente de Todos, junto a Alberto Fernández y Axel Kicillof, charlaron con el periodismo de modo descontracturado sabiendo que hoy el problema está de la vereda de enfrente.


Por:
Semanario

El líder del Frente Renovador Sergio Massa estuvo de visita en Junín, un lugar adonde el tigrense juega de local y mucho más acompañando otra vez a Mario Meoni que trata de recuperar la localía.

Y se nota que no sólo han cambiado las ideologías y la forma de hacer política sino que también el modo de relacionarse. “Chicos, nos acomodamos arriba y hacemos algo descontracturado, sentados en los sillones”, advirtió a los periodistas el jefe de prensa de Massa, rompiendo con aquellos encuentros de credencial obligatoria, algún patovica, mesa, micrófonos y agua mineral.

Invitaron café para todos y los candidatos a Diputado Nacional y el “pre” a Intendente, junto a la diputada provincial Valeria Arata (que también va por la re) escucharon cómodamente instalados en el primer piso del comedor universitario lo que los periodistas se interesaban en preguntar.

Guerrero de mil batallas de chicanas variadas, Massa fue por momentos Sergio y respondió sin tapujos. Habló de “fracaso rotundo” de Cambiemos y brindó algunos datos vagos acerca de cómo salir de esta crisis que cada vez se hace más profunda y riesgosa. Por ese motivo fue contundente a la hora de remarcar que “la gente tiene que votar al ‘Frente de Todos’ en agosto para demostrarle al gobierno que hizo las cosas mal” y dejó un dato importante a la hora de considerar a la política local, ya que afirmó que uno de los compromisos que le pidió a sus nuevos socios políticos, tras asumir el 10 de diciembre, será el de trabajar por la autonomía de los municipios para que no tengan que depender del gobernador o Presidente de turno, que favorece o castiga a los intendentes con la billetera. El candidato a Diputado Nacional en primer término, dijo además que “el Congreso hoy está cerrado por el gobierno, porque no quiere que le toquen las leyes y decretos que favorecieron a sus amigos”.

Por su parte, Meoni se mostró confiado y una vez más resaltó las necesidades de Junín y su experiencia para navegar en aguas peligrosas como le tocó hacerlo en medio de la crisis de principios de 2000. Sabe que hoy la pelota está del otro lado y que es Pablo Petrecca el que tendrá que convertir el gol a pesar del yuyal en la cancha y el arco achicado. El hoy intendente no corre con la ventaja que le daba el ser un desconocido a la hora de gestionar, lo que aprovechó Meoni para volver a considerarlo “un pasante” que no supo qué hacer con la intendencia.

El precandidato local sólo se mostró inquieto a la hora de responder la pregunta acerca de las PASO donde deberá competir con Victoria Muffarotto, hoy concejal de Unidad Ciudadana.  Insistió con “el respeto que siento por Victoria” y utilizó la juventud de la precandidata para pasar una de cal y una de arena. “Tiene un gran futuro por delante”, tiró como buena, “aunque ahora le falta experiencia”, justificó y empató halagos y objeciones. El ex alcalde confesó que “dejé de estar del lado de Cristina por cuestiones políticas, pero jamás dejé de respetarla ni me peleé con ella”, al tiempo que remarcó su pertenencia al Frente Renovador. También se mostró componedor al hablar del buen trato que mantiene con Axel Kicillof e incluso incluyó en su apreciación a la gobernadora María Eugenia Vidal, con “quien también tengo contacto y buena relación por mi función en el banco”, refiriéndose a su cargo de director del BAPRO.

Para el final, adelantó algunas características del acto de este viernes para la presentación de los precandidatos de su espacio político con miras a las PASO y puntualizó que “tenemos mujeres, hombres, jóvenes o mayores. Pero todos tienen un valor, no ponemos a los primeros y después llenamos las listas, acá es importante el número uno como el décimo porque también hay que revalorizar al Concejo Deliberante”.

Se trató de un encuentro de dos amigos, con una nueva forma de hacer política y transmitirla. Dos jóvenes -aunque viejos conocidos- en un living con la tranquilidad de saber que hoy el turno de ser bomberos no es el de ellos, pero que en seis meses todo puede cambiar y allí sí habrá que enfrentar un fuego complicado que parece avivarse cada día más.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS