Junín. jueves 22 de agosto de 2019
Semanario de Junín » Locales » 12 ago 2019

OJOS QUE VEN

La deuda informativa

Diarios, radios y canales han estado corriendo detrás de la publicidad oficial y olvidaron hacerlo respecto a la información, la que en muchos casos les llegaba digerida por el oficialismo, para que a través de sus medios la entregaran al público.


Por:
Semanario

Las elecciones de este domingo dejaron en claro que hubo desde hace cuatro años un blindaje informativo, pero que así y todo no alcanzó porque lo que se puso en las tapas de los diarios y en la voces de la radio y de la TV eran incompatibles con lo que había en el bolsillo y la heladera de los ciudadanos.

Desde ese punto de vista, los medios locales debemos reforzar el compromiso (y en otros casos deberán asumirlo), de formar parte de un servicio al público en la búsqueda de la verdad y en respaldo de la democracia, pero no como nombres de fantasía empresarial apareciendo como los máximos beneficiarios de la pauta municipal, sino como verdaderos valores en pos de una prensa libre que exalte el pensamiento crítico del ciudadano y que le otorgue voz a los olvidados.

Más allá de un resultado, seguramente cada uno de los comunicadores locales deberá hacerse cargo de que la credibilidad se alcanza con la firme convicción de que se está cumpliendo con una tarea digna y que la indignidad que se critica a otros deberá ser plasmada con el ejemplo propio.

Diarios, radios y canales han estado corriendo detrás de la publicidad oficial y olvidaron hacerlo respecto a la información, la que en muchos casos les llegaba digerida por el oficialismo, para que a través de sus medios la entregaran al público.

El fracaso de sus acciones resulta a ciencia cierta una esperanza a la hora de saber que el pueblo no come de la mano de quien le da el alimento, sino que busca el propio sustento intelectual.

Será de infinita grandeza que cada quien haga una valiosa introspección, para de ese modo recuperar la jerarquía profesional que en muchos “comunicadores” ha quedado deshecha y no han sabido estar a la altura de históricas empresas que buenos elementos las supieron ubicar en la cúspide de la que ahora caen abruptamente.

Hablar de periodistas equivale a sumar un caudal de profesionalismo, conocimiento y experiencia, distinto a ser lector de las noticias escritas por otro.

Nos cabe a nosotros también, todas y cada una de estas sugerencias, aunque nos sabemos liberados en cuanto a la publicidad oficial municipal que la prensa del gobierno de Pablo Petrecca intentó intercambiarnos (y nos negamos) como si la verdad pudiera trocarse -dinero mediante- por posverdad.

Al lector, oyente y televidente también le corresponde hacer la respectiva evaluación para determinar la valía de los comunicadores que, día a día, a través de los medios entramos a sus hogares.

Todo servirá para el desarrollo, ese que durante mucho tiempo fue malogrado en Junín.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS