Junín. sábado 07 de diciembre de 2019
Semanario de Junín » Opinión » 21 ago 2019

MIRADA EXTREMA

Los cicateros

Escribe Andrés Rissolo, especial para Semanario.


Escribe Andrés Rissolo, especial para Semanario

Nunca nadie pidió algo imposible… La imposibilidad sólo provino de la propia torpeza, ignorancia y sumisión de quienes elegimos para que nos gobiernen. En algunos casos, optamos por aquellos más osados, tanto, que no dudaron en el momento de optar entre sus propios bolsillos o los destinos de la cuidad. Tras su mandato quedaron millones de pesos en deudas y una ciudad geopolíticamente más desairada. Quizás fue por eso que la decisión popular volcó su preferencia a quién, apócrifamente,  sus predicas estaban encausadas al Señor.

Una vez más razón tuvo el viejo libro que nos advertía “Dad al Cesar lo que es del Cesar….” y “… de nada menos que de los impuestos se ocupa el pretor”, y es que en esto de recaudar el oro para el Estado, los contadores sólo pugnan por el cobro de los impuestos y de hacerse para sí el resto del tributo. Esta actitud humana es vieja tan vieja y conocida como aquella escena cuando Jesús expulsó a los mercaderes del templo.

Hay quienes aventuran que espantados del lugar sagrado, los marchantes buscaron por largo tiempo entre las ferias y las grandes ciudades hasta que reconocieron a la política como su lugar en el mundo. Lo cierto es que desde épocas inmemoriales, y siempre salvando algunos pocos apellidos que dignifican, pero acreditan la regla, los aspirante a conducir las grandes organizaciones sociales no titubean en asegurarse su bienestar y la de su descendencia, encaramarse en palacios propios, aunque esto llevare a la guerra a sus congéneres, sin importar sus consecuencias.

Esta costumbre se suele repetir en nuestra ciudad con hechos, quizás no tan antiguos, pero no menos comentados, y al final los mismos no cambiaran sus rumbos y ni proporcionarán un futuro promisorio para Junín. Del tema ferroviario, por ahora oculto, encerrado con siete llaves y agentes secretos que lo cuidan, pasamos a otro tema ampliamente abordado en ésta páginas pero también intencionalmente escondido, cajoneado por las autoridades locales, al menos de tres períodos a ésta parte. El “Aeroparque Junín”.

Ciertamente no voy ahondar en la importancia de un aeroparque con pista asfaltada, iluminación, torre de control, meteorología, carga de combustible y el sector de radio y de  aerobalizas. Todas estas secciones, excepto meteorología,  ya no existen más.  Coincidentemente con nuestra ciudad, en San Antonio de Areco, la pista  del aeródromo de esa localidad fue acortada a sólo 550 metros, una estructura inútil e incómoda hasta para aterrizar helicópteros.

El intendente de esa ciudad, un hombre de rancio abolengo como Francisco “Pancho” Durañona y Vedia, representante del Frente para la Victoria, miró de costado lo que sucedía en las instalaciones aeronáuticas, cuando el resto de la pista fue “loteado” en parcelas, sin papeles, para que los pobres hicieran casas de cartón y pallet, (igual suerte corre el aeroparque de Morón, base de la Fuerza Aérea Argentina) muy diferentes a las “casitas de papel” a las que nos tienen acostumbrados y se construyen los intendentes para sus señoras e hijos.  

En las épocas del gobernador Daniel Scioli la localidad de Carlos Casares fue “bendecida” con la reconstrucción de la pista de aterrizaje, calle de rodaje, plataforma y luminarias con una inversión de 20 millones de pesos. Claro, en esos momento la “traición” del ex intendente Mario Meoni a la familia Kirchner, impedía se pudiera hacer cualquier obra de fuste para la ciudad. Aparte de eso, cuando Scioli fue consultado sobre las obras para el aeroparque Junín, cuando llegó en helicóptero a la cancha de Sarmiento en la gira proselitista para presidente, en 2015, no tenía ni la más re franciscana idea de lo que se le estaba hablando. El trabajo de los diputados y senadores provinciales fue nulo.

Hace unos días nos enteremos, por un artículo publicado por este mismo periódico, de la reciente instalación de las luminarias del aeródromo de Gral. Villegas por parte del municipio con recursos propios. No fue la magia de Merlín, ni las oraciones de la gobernadora María Eugenia Vidal, ni del mismísimo presidente Mauricio Macri, a través de su delfín Guillermo Dietrich.

La colocación de 97 iluminaria y más de 3000 metros de cableado logrado con dinero de la comuna y lo hicieron. Los trámites elevados a la Administración Nacional de Aviación Civil en conjunto con FAdeA, quienes respondieron positivamente a las requisitoria del intendente Eduardo Campanas, un hombre de origen radical enlistado en Cambiemos, fue mera burocracia.

En el año 2006 el intendente Abel Miguel solicitó a la provincia la reparación de la pista, por la cual Mario Meoni sólo tenía que “activar” los pedidos, todos ellos desconsiderados por su felonía  a los Kirchner. En la actualidad fementido Pablo Petrecca, según sus allegados, no desconoció su existencia sino que “cambió” los destinos de esos fondos para otra obra que pautó con la gobernadora.

Hace 13 años del pedido de reparación de la pista del aeroparque Junín, de los cuales 7 de ellos son de cierre efectivo para las actividades aeronáuticas. Con un solo avión para el entrenamiento, el próximo traslado del Aero Club Junín a las dependencias de Club de Planeadores Junín sellará el destino final del aeroparque local.

No es fácil de entender que el actual intendente Pablo Petrecca utilizara 17 millones de pesos en la creación de una plazoleta a la vera de las vías del ferrocarril, sin que esa suma encontrara un destino superior (el hospital, el aeroparque, etc). ¿Por qué obra cambió Petrecca los destinos del aeroparque Junín? ¿Qué destino tendrán esas hectáreas?

De qué habla el gobierno Nacional cuando dice: “también se busca fomentar el crecimiento de los aeroclubes incrementando su capacidad, al tiempo que resulta una nueva herramienta para abaratar y promover la carrera de piloto comercial que requiere vuelo nocturno. Asimismo, los aeródromos balizados podrán prestar más servicios para realizar evacuaciones sanitarias ya que se van a poder hacer nocturnas en caso de ser necesario”.

Por qué siempre somos excluidos cuando se afirma: “General Villegas es el primero de diez aeródromos que van a contar con este instrumento de navegación aérea. Con el objetivo de promover el crecimiento de la aviación general y en el marco del fortalecimiento de la seguridad operacional, el proyecto  busca proveer del sistema de balizamiento a diferentes aeródromos del país lo que redunda en brindar mayor seguridad operacional en la aviación civil al contar con más pistas balizadas en la Argentina”.

JUNIN es, a pesar de los detractores, un nido de pilotos, un vértice geopolítico militar ubicado en la cabecera de entrada oeste al Aeroparque Metropolitano y al Aeropuerto de Ezeiza, con estación VOR y demás implementos para la navegación y aterrizaje nocturno, asistencia meteorológica, etc. ¿Cuál es la estratagema de la Región Aérea Centro?

Perpetramos las preguntas a las que aún no les encontramos respuestas: ¿Quiénes quieren que Junín no evolucione? ¿Por qué? ¿A quiénes beneficia? Lo que si sabemos a ciencia cierta quiénes son los infecundos actores que con fútiles o nulo interés permitieron que llegáramos a esta situación premeditadamente. Desde 2006 hasta hoy la memoria registra a cada uno de los políticos y sus cargos.

Por si todo eso fuera poco… internet llegó para ser la gran memoria mundial.

 

 

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS