Junín. domingo 15 de septiembre de 2019
Semanario de Junín » Locales » 9 sep 2019

CRISIS HABITACIONAL EN JUNIN

Viviendas, ausencia notable en la gestión PP

El Intendente prometió en varias oportunidades la construcción de 50 viviendas sociales. El plan fue incluido en los presupuestos municipales, por fondos que giraría Provincia, pero a tres meses y medio de concluir el mandato, ni siquiera pudo finalizar las 26.


Por:
Semanario

En cuatro años, el Intendente prometió en varias oportunidades la construcción de 50 viviendas sociales. Una y otra vez el plan fue incluido en los presupuestos municipales, por fondos que giraría la Provincia, pero a tres meses y medio de concluir el mandato, ni siquiera pudo finalizar las 26, cuya construcción había finalmente comenzado.

Además, éste fue el único intento realizado por el gobierno municipal de Pablo Petrecca para dar una respuesta a la acuciante demanda habitacional de la ciudad. Son miles las familias que deben alquilar o vivir en el hacinamiento con familiares por falta de ingresos suficientes como para encarar una casa propia.

En este tiempo, no hubo Plan Federal –el último que trajo 500 casas a la ciudad para sectores medios- ni Pro.Cre.Ar, el que permitió a muchos darle vida a su sueño del techo propio. Apenas estuvo el UVA, que hoy significa un dolor de cabeza para los pocos audaces que decidieron embarcarse.

Por eso, no hay posibilidades para tantas familias que ven angustiadas el paso del tiempo sin respuestas. Con alquileres cada vez más agobiantes y sin chances para modificar la realidad.

Petrecca ni siquiera fue capaz de atender las demandas más urgentes de un puñado de vecinos que se le instalaron casi frente a sus narices, por más de 40 días, en la plaza principal. Chicos y grandes pidiendo por favor la ayuda municipal. La respuesta fue sólo mandar a desalojar el lugar con la policía, durante la protección de la oscuridad de la madrugada, con la empatía habitual que lo caracteriza y sin que jamás se haya replanteado otra opción.

SIN RECURSOS

En los últimos días, trascendió que el plan de construcción de las 26 viviendas está otra vez parado. Había apenas cuatro trabajadores en la obra y la empresa decidió suspender las tareas por falta de pago de los certificados correspondientes.

Este plan fue anunciado en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante del 2016, y a través de la Ordenanza 6987 de ese mismo año, el cuerpo aprobó un convenio marco que el municipio suscribiría con el Instituto Provincial de la Vivienda, para la construcción de 50 unidades habitacionales en la ciudad, en el marco del Programa “Solidaridad con municipios”, con un monto autorizado de 37 millones de pesos.

Como no se llevó a cabo la ejecución, el proyecto fue incluido otra vez en el presupuesto municipal 2018, con 60 millones de pesos asignados. Recién este año las casas empezaron a ver la luz, con 40 millones de pesos porque sólo se proyectaron 26 unidades.

Encima, la obra viene lenta. Ya con varios paréntesis, porque la empresa no cobra.

MATERIALES PARA ALGUNOS

En un programa nacional que no mereció demasiada atención hasta la entrega a los beneficiarios, el Estado decidió subsidiar la compra de materiales para la refacción de viviendas. En Junín, salieron sorteadas 150 familias que, por casualidad, supieron del Plan Mejor Hogar.

Si bien el Intendente entregó sonriente los vouchers correspondientes, muchos vecinos se quejaron por no haberse enterado para la inscripción, porque el municipio no puso ni el menor esfuerzo en la difusión.

Y encima, el propietario de una de las seis firmas donde los beneficiarios podrán comprar materiales de construcción y pagar la mitad, se quejó y amenazó con salirse del plan por “competencia desleal”. Al parecer, otro de los dueños de los negocios adheridos, se habría parado en la puerta del salón de España 37 para ofrecer su tarjeta a los juninenses que accedieron al programa.

CADA VEZ MÁS NECESITADOS

Las familias juninenses están cada vez más necesitadas, con sueldos iguales ante una devaluación salvaje y la inflación que no da treguas. Mientras, el gobierno local permanece sumergido en la campaña electoral, buscando una reelección que les permita administrar el municipio cuatro años más –aunque tantos dudan de la capacidad de gestión de Petrecca ante gobiernos superiores de distinto color político- e ignorando el clamor de tanta gente que ya no puede más.

Como respuesta, sólo atinan a agitar el fantasma de los ‘horrores’ del pasado. Algo que quedó muy atrás en la memoria, porque la gente está ocupada sufriendo el hoy.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS