Junín. viernes 24 de enero de 2020
Semanario de Junín » Locales » 21 sep 2019

Contrapunto con la Rural

El concejal que abrió la grieta

Javier Belligoi encarna a un sector de juninenses que creen que la ciudadanía los elige en las urnas por “meritocracia”, cuando en verdad están recibiendo una responsabilidad mayúscula que debieran traducir en buscar el bienestar del conjunto y no poner como prioridad sus intereses personales.


Javier Belligoi se terminó transformando en el arquetipo del político “Cambiemos” que inundó de “profetas” no sólo al Concejo Deliberante local, sino además a la gestión municipal.

Y a poco de irse de un espacio en el que llegó sin saber porqué y estar sin saber qué hacer, deja como legado un manual virtual de lo que no debe hacerse en política.

Como un novio celoso, mantuvo un contrapunto días atrás con la Sociedad Rural de Junín y el representante de la Sociedad Rural Argentina en nuestro medio, por una foto en la que aparecieron con el candidato y ex intendente Mario Meoni.

Las opiniones del ingeniero agrónomo Belligoi serían intrascendentes, lo que ocurre que se trata de un representante del pueblo de Junín, que además cumple una actividad legislativa y que como tal esa responsabilidad está en primer lugar.

El edil demuestra entonces lo que se ha notado en buena parte del cuerpo deliberativo y es la falta de capacitación política, cuando si hay algo que se necesita tener para estar en ese lugar es conocimiento de la política.

Sin embargo, la gestión Cambiemos (funcionarios y concejales) en Junín, entiende que la administración de la cosa pública puede hacerse desde un “Club de Amigos” y es lo que ha venido demostrando en estos años y de hecho ha generado los resultados negativos que hoy tenemos a la vista.

El concejal Belligoi entonces, que forma parte de un grupo empresario que se dedica a los agronegocios y entre otros ejemplos ha salido a “maravillarnos” con su “metrobús del campo”, para sacar las cosechas rápidamente olvidando a las familias rurales envenenadas y en extinción, termina comiéndose al caníbal y agarra la pala para hacer más ancha la grieta que en su mensaje colectivo prometían cerrar.

Su actitud sin embargo deja un claro ejemplo a la ciudadanía, alertándola acerca de que no debe soslayarse la política y la responsabilidad de participar e interesarse en ella, porque a partir de allí se permitiría ir mejorando el sistema democrático para que quienes sean sus “representantes” cumplan, al menos, con esa mínima premisa.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS