Junín. martes 19 de noviembre de 2019
Semanario de Junín » Locales » 24 oct 2019

Juventud Frente Renovador

Se asoma un futuro líder en la política local

Lucio Monserrat Miranda tiene 22 años, es estudiante de la UNNOBA y trabaja en una empresa familiar. Pero también milita en el Frente Renovador, acompañando a Mario Meoni, y es referente del área de Adultos Mayores.


Lucio Monserrat Miranda tiene 22 años, es estudiante de la UNNOBA y trabaja en una empresa familiar. Desde hace un tiempo, es un referente de Adultos Mayores en el espacio del Frente Renovador de Junín, siempre con ganas de colaborar y una mirada distinta, intentando dar una mano y resolviendo problemas cotidianos de uno de los sectores más vulnerables de la sociedad.

-¿Cómo fue esto de empezar a participar en política?

-De chico siempre me interesó, fui de leer y en mi casa hablaron siempre de política, pero desde una postura de acompañar. Ya cuando crecí, que ingresé a la UNNOBA donde estoy estudiando contador público, empecé a militar en el Centro de Estudiantes. Poco a poco me fui interiorizando, hasta que empecé a militar en el Frente Renovador, hoy en el Frente de Todos, junto a Mario Meoni y Valeria Arata.

La política es parte de mi día a día, de mi rutina, porque voy a la facultad, trabajo, voy a visitar una familia a un barrio o un centro de jubilados.

-¿Cuál es la actividad social que desarrollan?

-Nosotros vamos diariamente a los barrios y localidades del partido, junto a instituciones barriales, sociedades de fomento, porque nos interesa conocer las distintas realidades de los juninenses, sus problemáticas y necesidades.

Considero que tenemos una gran deuda pendiente con los niños, las mujeres y los jubilados. El sistema coloca a las mujeres en una situación de desigualdad permanente, por lo cual festejo el proceso de igualdad de géneros que estamos atravesando como sociedad y confío en que se alcanzarán más derechos.

Según los números oficiales, en el país tenemos un 35,4% de pobreza, o sea que más de 15 millones de personas son pobres. Pero además hay un 51% de pobreza infantil, con lo que uno de cada tres chicos sufre carencia alimentaria. En Junín vemos cómo a diario se abren nuevos comedores y merenderos, algo que no es para celebrar, pero sí hay que destacar la red de compromiso social que tienen las familias que los organizan en sus barrios. Pero significa que cada familia no puede alimentar a sus propios hijos, por falta de empleo en la mayoría de los casos.

En cuanto a los jubilados, es uno de los sectores más vulnerables porque trabajaron toda la vida, ayudaron a sus familias, han hecho aportes siempre y es inaceptable no permitirles vivir dignamente. Hoy atraviesan situaciones terribles.

Personalmente, cuando me reúno con ellos, lo que digo es que estamos defendiendo sus derechos. Valorar a los ancianos es uno de los caminos más efectivos para construir una sociedad más incluyente. Con una jubilación mínima que no llega a los 12 mil pesos, tenemos una canasta básica de 34 mil pesos, así que la mayoría no llega a cubrir las necesidades básicas. Con la nueva ley de movilidad, corresponden cuatro aumentos anuales, pero no dejan de correr detrás de la inflación y no pueden hacer frente a los aumentos constantes en servicios, por ejemplo, así que están enfocados en cómo sobrevivir.

-¿Cómo te reciben los abuelos, que piden por vos para interactuar?

-Siempre digo que soy hijo de padres modernos, porque cuando era chico trabajaban los dos, así que pasaba mucho tiempo con mis abuelos, que me llevó a aprender a tener contacto con la tercera edad, contacto y cariño en especial.

Luego, en la militancia, tuve un espacio relevante a pesar de mi juventud, así que siempre trato de aprender y llevarme una construcción positiva de cada postura.

Esto no hubiese sido posible en otro espacio, porque el macrismo en Junín sigue privilegiando los grupos de poder en detrimento de los trabajadores y la gente de bajos recursos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS