Junín. martes 19 de noviembre de 2019
Semanario de Junín » Locales » 7 nov 2019

OJOS QUE VEN

Cuatro urgencias para cuatro años

Petrecca logró hacerse del compromiso para llevar adelante otro período en la gestión municipal y deberá enfrentar particulares situaciones que van más allá de no contar con la afinidad partidaria con los gobiernos superiores.


Por:
Semanario

Pablo Petrecca fue reelegido por cuatro años y la mayoría de los juninenses le renovó la confianza para desarrollar el distrito. Lo hará en condiciones distintas al período anterior y sólo él con su equipo serán responsables de que soplen buenos vientos, logrando la consonancia con las administraciones nacional y provincial.

Tal vez la diversidad le genere más beneficios que los conseguidos hasta ahora.

Petrecca ha expresado, tras conocerse los resultados de los comicios del domingo pasado, que durante su gestión ha habido un “crecimiento” en Junín.

Lo cual resulta tristemente cierto si ese discurso lo llevamos a la realidad, aunque no hablemos del mismo “crecimiento”.

Efectivamente, Junín ha “crecido” en desempleo, en cantidad de locales cerrados, en empresas en retirada y en caída del consumo. Ha crecido en desigualdad, en violencia de género, en implosión social.

Por lo que será importante que quien ha tomado la responsabilidad de administrar por otro período este Partido, pueda valorar de modo eficaz el escenario del que deberá ocuparse con el objetivo de empezar a subsanar las dificultades que le caben como administrador, más allá de ocuparse en tejer las redes políticas necesarias para coincidir en estrategias regionales y no dejar sumido a Junín y sus habitantes en una isla de parias.

CUATRO TEMAS

La amplitud de áreas donde tendrá que trabajar para recuperar el crecimiento es amplia y muchas de ellas estarán atadas a lo que ocurra a nivel provincial y nacional.

Sin embargo, y a diferencia de los años pasados, la gestión deberá moverse en forma independiente y no tendrá en este caso el direccionamiento desde arriba, tal y como venía ocurriendo. Sí será positivo generar lazos interdistritales para que junto a otros alcaldes puedan buscarse proyectos en común que favorezcan a la región. Para ello, claro, habrá que despojarse del individualismo demostrado.

Por lo que habrá que prestar debida atención a una serie de acciones urgentes para recomponer en lo inmediato una situación que promete ser –al menos en sus inicios- tan o más complicada que la anterior.

Hay algo que definitivamente no podrá volver a usar y es culpar a la herencia recibida.

ASISTENCIALISMO

Probado el sabor adictivo del asistencialismo, Petrecca deberá seguir aportando soluciones externas a las necesidades internas tal como ocurrió en los dos últimos meses, advertido el equipo de las carencias que estaban en los suburbios y no se atendían.

El aluvión de votos para que obtuviera la mayoría llegó desde los sectores más vulnerables que se sintieron interpretados por la municipalidad después de la PASO.

Es por ello que habrá que seguir respondiendo del mejor modo a los reclamos para superar la transición hacia una economía que permita mejorar el consumo de los sectores postergados.

Esa atención no sólo deberá comprender la alimentación sino además la salud, a partir de una mejora en los centros de atención primaria.

INFRAESTRUCTURA

Hay obras sin terminar y en estado de parálisis. La gestión Petrecca deberá definir cuál es el destino del megacanje meonista de la vieja terminal a cambio de la nueva y demás obras, para no seguir dejando a los “elefantes blancos” sin resolución.

Cabe lo mismo para otras urgencias que ya llevan cuatro años, como el arsénico en el agua de las canillas, la atención de las calles de tierra de los suburbios, la eficiencia y el costo que generan los residuos, su recolección y tratamiento. También la mejora del sistema de estacionamiento medido para que no siga siendo un castigo al automovilista y un negocio empresario, cuando el espíritu de la norma buscaba un ordenamiento que nunca llegó. Alarmas encendidas para el transporte público en su financiamiento futuro y una precarización laboral que deberá corregir la empresa.

PLANIFICACIÓN

Para renovarse será menester la “planificación”, algo que no se conoció en los cuatro años y que, vale reconocerlo, ninguno de los candidatos lo presentó entre sus propuestas, que en la mayoría no fueron más que promesas a la hora decir el “qué” pero no el “cómo”.

Para un distrito de casi 100 mil habitantes, que parece hecho para no más de cinco mil, se impone una planificación ordenada a partir de funcionarios capacitados para no seguir marchando a tontas y locas, esperando que lleguen las obras en un paquete cerrado desde las administraciones superiores, tal como estuvo ocurriendo.

Con un gobierno con distinto color político seguramente habrá que recurrir a las fuentes de financiamiento para el desarrollo, llevando proyectos de calidad para que sean objeto de aprobación.

También deberán retomarse los temas que quedaron en el abandono, como la planta depuradora o la autopista y sus ingresos y egresos a la ciudad, por dar sólo algunos ejemplos.

¿Qué se espera para Junín? ¿Turismo, salud, ciudad universitaria? ¿Será lo que impongan las entidades intermedias afines que apoyaron la campaña?

Se impone un debate amplio donde intervengan todos los sectores sociales y políticos, ya que de lo contrario se perderán otros cuatro años de publicidad rimbombante de productos berretas.

Repasando el debate habrá que cumplir con eso de “gobernar con todos”.

TRANSPARENCIA

La gestión municipal que renueva su mandato deberá hacer un gran esfuerzo en materia de transparencia, virtud que hasta el momento ha declamado y no puso en práctica.

Entre las urgencias en este sentido hay dos importantes. La primera tiene que ver con devolver “la llave” del control ciudadano al Concejo Deliberante, al cual el intendente Petrecca les ha quitado la clave de acceso para seguir de cerca las cuentas del erario que pertenece a todos los juninenses. Incluso, los mismos concejales oficialistas (es de esperar que destaque la nobleza de los entrantes) debieran exigir esta medida a su líder político.

Por el otro, el intendente tendrá que hacer frente a diferentes denuncias respecto a la gestión y la que sobresale por estos días es la investigación del patrimonio de un ex empleado municipal y su esposa por la adquisición de una veintena de propiedades y una flota de automóviles a partir de 2016.

Un hecho que, en su caravana mediática, ningún periodista le ha consultado y que Petrecca ha generalizado en alguna oportunidad al incluirlo dentro del capítulo “estupideces que se dicen”, pero sin explicar de modo concreto por qué parte de su familia aparecería formando parte de emprendimientos, junto con quien hoy es investigado por la justicia.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS