Junín. sábado 07 de diciembre de 2019
Semanario de Junín » Nacionales » 14 nov 2019

Industria y Economía

CGE vs CGI: el papel de un juninense

En el marco de un duro enfrentamiento entre la Confederación General Económica (CGE), y la Confederación General de la Industria (CGI), con el juninense Mario Derch al frente, que comenzó allá por 2013, nada se detuvo desde esos días hasta la fecha.


TAGS: CGE, CGI, IMPUGNACIóN

La tensión entre la Confederación General Económica (CGE), y la Confederación General de la Industria (CGI), aumentó con el cambio de las autoridades confederadas surgidas a la luz del nuevo gobierno nacional en diciembre de 2015, cuando en los albores de 2016, mediante un acuerdo “entre pocos", accedió a la presidencia de CGE quien hasta entonces ocupaba la vicepresidencia de la entidad, el ultramacrista cordobés Oscar Gentile.

En ese reacomodamiento, que generó la nueva Asamblea, la CGI pudo imponer como vicepresidente por Industria de la CGE, a su titular, el juninense Mario Derch, mientras retenía de manera hermética el control de la entidad industrial,  junto a su equipo de confianza.

La tensa calma no duró demasiado. A fines de 2018 el Consejo Directivo en pleno de la CGE, suspendió a Gentile a raíz de la “inoperancia” puesta de manifiesto durante su gestión, responsabilizándolo por el desgaste en el enfrentamiento con la CGI, decisión política que el cordobés no se bancó. A poco de su destitución, Gentile volvió al histórico edificio en horas nocturnas y “lo intrusó junto a algunos acólitos”, dejando un acampe de “desconocidos buenos muchachos” en las instalaciones según contó uno de los testigos del hecho.

BLOQUEO A LA CGI

En esas circunstancias, a la CGI, entidad cofundadora de la CGE, que ocupa desde 1953 todo el 2° piso de la histórica casa, le fue impedido el ingreso de sus directivos y personal, lo que generó una acción judicial, que de inmediato lo restituyó a sus legítimos ocupantes; aunque a los pocos días volvió a ser intrusado por los mismos personajes, pero esta vez, con violencia y amenazas al personal femenino, “amparados por la impunidad de un gobierno que ya fue”. Al día de hoy el 2° piso de Rivadavia 1115, de CABA, continúa intrusado, sin cumplirse con lo dispuesto por la Justicia porteña.

En este “río revuelto” en el que hoy navega a la deriva la histórica institución, envalentonados por la impunidad de la que gozan sus intrusantes, animaron a dos miembros de la CD de la CGI a iniciar una acción destituyente de la actual conducción de la entidad industrial, complementada con “varias maniobras de ataque personal”  contra Derch y una parte de su Comisión Directiva.

CAUSAS ABIERTAS

Lo cierto es que hoy en una Fiscalía de CABA se sustancia la causa por “intrusión al edificio y amenazas” al personal femenino, y en dos Fiscalías nacionales: en una por “Amenazas, administración fraudulenta”, y en la otra, por “Falsa Denuncia y Administración  Fraudulenta”.

A todo esto, en los últimos días de octubre, apareció un rescate gatopardista en la vapuleada CGE, pergeñado por la ahora macrista Cámara de la Mediana Empresa (CAME), y la “ambigua” Confederación General Empresaria (CGERA), que conformaron una nueva Comisión Directiva surgida de una lista “de unidad que no lo fue”, premiando con sendos cargos a los dos “arrepentidos” de la CGI, lo que terminó por  indignar a los miembros de esta última.

LA IMPUGNACIÓN

Luego de la presentación de la supuesta lista de unidad, en lo que duró un suspiro, Derch y otros directivos de CGI impugnaron “la maniobra”, cuyos fundamentos principales fueron:

Impugnación al Presidente propuesto, Roberto Marquínez por, “haber integrado la Comisión Directiva de la CGE como Tesorero, en una de las gestiones más cuestionadas de la historia de la Confederación”.

También, Derch Impugnó la lista en general “porque los candidatos propuestos responden al señor Marcelo Fernández e integran la Comisión Directiva de la Confederación General Empresaria, creada en el año 2007 por no aceptar la Intervención y Normalización de la CGE, propuesta y dispuesta por la Inspección General de Justicia,  pretendiendo en esta oportunidad cooptar a la Confederación General Económica desvirtuando su esencia con la anuencia de la misma Inspección General de Justicia.”

¿EXTORSIÓN?

Otro de los motivos que Derch asiente en la impugnación es “porque se vio forzado “en aras de una reunión y debate clarificador que nunca ocurrió...”a firmar un acta en la que se propone como delegados por la CGI a dos de sus integrantes, quienes fueron denunciados penalmente por Derch y otros miembros de su CD, con motivo de “amenazas y falsas denuncias” contra el denunciante y terceros; por su “conducta contraria al interés social de la Entidad”; por haber “fraguado una supuesta elección de autoridades y suspensión del Presidente de la CGI, mediante burdas, ilegales e ilegítimas maniobras carentes de todo efecto jurídico”.

También, el titular de la entidad industrial impugnó a Hernán Pini y Damián Salom, “carentes de toda representación y pasibles de ser sancionados por la CGI”, ya que figuran para ocupar “cargos relevantes en la lista presentada, sobre todo la Secretaría de Industria por CGI, cuando, por su inconducta, podrían ser expulsados de la CGI en una próxima reunión de Comisión Directiva y de Asamblea”.

ASAMBLEA VICIADA

Asimismo, voceros de la CGI Informaron que su participación en la asamblea de elección anticipada de autoridades de la CGE,  “no implicaba consentir ninguno de los actos que se vinieron desarrollando, ni la elección que se realizare”. En tal sentido aclararon que su presencia “tuvo por objeto impugnar el acto y fundarlo personalmente”, por lo que el titular de la CGI solicitó ”fotocopias de todas las actuaciones con suspensión de plazos y haciendo reserva de ampliar ese escrito”.

Por último, Derch, como Presidente de la Confederación General de la Industria, funda  la impugnación en que “todo el proceso asambleario y eleccionario se encuentra viciado y no ha existido ningún consenso en la conformación de la lista presentada y tampoco era materialmente posible conformar otra por los plazos fijados que no respetaron los plazos del estatuto social”.

Al cierre de esta nota, la Lista de Autoridades de la CGE se encontraba impugnada, y sumándose al reclamo una importante cantidad de cámaras empresarias nacionales que quedaron excluidas de la “Lista de Unidad”, aunque se descartaba que la presentación, como es costumbre en la Inspección General de Justicia, será rechazada, abriendo de hecho la instancia judicial a la CGI.

FUENTE: InfoGEI.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS