Junín. martes 10 de diciembre de 2019
Semanario de Junín » Locales » 15 nov 2019

Números en rojo

Después de las elecciones, los intendentes macristas desnudan sus realidades

Pablo Petrecca pidió ayuda económica a la Nación por 200 millones de pesos, para pagar sueldos y aguinaldos y armar un “colchón” a futuro. En Chacabuco, Aiola  decretó la emergencia económica y anunció la reducción de la planta de funcionarios en un 20%.


Después del despilfarro eleccionario, llegó el momento de desembarcar al mundo verdadero, que marca los números rojos en las comunas. Al menos Junín y Chacabuco hicieron ya su baño de realidad: Pablo Petrecca pidió auxilio a la Nación, antes que deje el mando su jefe Mauricio Macri, y le solicitó 200 millones de pesos para hacer frente al pago de sueldos y aguinaldos y para “guardar” un poco con vistas al futuro.

Su par de Chacabuco, Víctor Aiola, optó por medidas más drásticas: decretó la emergencia económica en el municipio y anunció que reducirá la planta de funcionarios en un 20%.

EN JUNIN

"Vamos a tener que armar presupuestos donde debamos ser más autónomos de lo local. Debemos lograr mayor autonomía desde lo local porque quizás la relación sea distinta con Nación y Provincia, pero deberemos esperar definiciones macro", había declarado Pablo Petrecca, apenas pasado el 27 de octubre que lo confirmó en el municipio, pero le quitó el respaldo nacional y provincial que gozó en estos cuatro años.

Esta austeridad que anunció luego de las elecciones llevó al intendente a pedir un auxilio económico a la Nación, que pretende se haga efectivo antes que su presidente termine el mandato el mes próximo.

Según trascendió, el municipio juninense habría solicitado un giro de fondos extraordinarios a través de ATN (Aportes del Tesoro Nacional), por un total de 200 millones de pesos.

En principio, la explicación es hacer frente al pago de sueldos y aguinaldos en el último mes del año, pero también “resguardar” fondos para emergencias, tal vez en plazos fijos tal como es una habitual práctica para el contador Petrecca.

La incertidumbre respecto al próximo año es muy grande, después que el gobernador electo Axel Kicillof tome las riendas de la Provincia, y deba acomodar el descalabro económico y financiero que encontrará. Petrecca teme ser discriminado por una cuestión política, pero también sabe que la caja está vacía.

EN CHACABUCO

Por otra parte, el intendente de Chacabuco sorprendió hoy cuando anunció un paquete de medidas en el marco de una emergencia económica que fue anunciada por la difícil situación del municipio. La emergencia fue anunciada posterior a las elecciones y con vistas a un futuro político incómodo.

El intendente de Chacabuco, Víctor Aiola decretó la emergencia económica en su distrito y además anunció en conferencia de prensa una seria de medidas que generaron sorpresa y cierta tensión.

Se trata de la reducción de la planta de funcionarios en un 20 por ciento, así como también la suspensión de todas las horas extras, que solo serán excepción en el área de Salud y Servicios públicos. A su vez, los secretarios y directores no cobrarán viáticos, según informó ChacabucoEnRed.com.

El decreto que tendrá validez por un año llega después de las elecciones, en el cual el intendente pudo sostener la intendencia pero en el marco de un escenario político completamente distinto.

Hasta ahora, Aiola se sentía respaldado por una gobernadora María Eugenia VIdal que también evitó declarar la Emergencia económica, a pesar de una sostenida crisis social y financiera.

De la conferencia participaron la jefa de gabinete, Laura Marchesse, el secretario de gobierno, Ignacio Orsini y el concejal oficialista Lisandro Herrera.

Además, dentro del marco de medida, Aiola llegó incluso a invitar a ex intendentes de Chacabuco para poder aportar a soluciones que aporten a la complicada situación económica del municipio.

Por su parte, desde la oposición aseguraron que la situación podía preverse porque “hace cuatro meses dejaron de pagar a los proveedores”.

“Utilizaron una cantidad de recursos discrecionales para la campaña para comprar votos. Hubo camiones del municipio repartiendo chapas, colchones, tirantes”, denunció Francisco Bruno, del Frente de Todos.

“Hicieron un despilfarro de la plata de la municipalidad. Expusieron al municipio en esa situación”, agregó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS