Junín. martes 10 de diciembre de 2019
Semanario de Junín » Locales » 19 nov 2019

EDITORIAL

La obsesión por ganar

Hay que valorar claramente los mensajes y no caer en falsos planteos en los que pareciera que aun cuando se pierde se está ganando.


Por:
Semanario

Conocidos los resultados definitivos del escrutinio de las elecciones generales, se puede observar que no variaron mucho de los que eran tendencia: Alberto Fernández obtuvo un 48 % de los votos totales, que le permiten acceder a la Presidencia de la Nación en la primera vuelta, ya que el actual mandatario, Mauricio Macri, sacó un 40%.

En el plano provincial, la diferencia fue más holgada, ya que Axel Kicillof logró un 52% contra el 38% de María Eugenia Vidal.

A nivel local, Pablo Petrecca consiguió revertir el malogrado resultado de las PASO y obtuvo más votos que Mario Meoni.

A partir del 10 de diciembre, Fernández será el Presidente de la Nación, Kicillof el gobernador de la provincia de Buenos Aires y Petrecca el intendente de Junín por un nuevo período.

Así y todo, con una diferencia clara y en primera vuelta, el hoy oficialismo ya se ha puesto en la vereda de la oposición buscando chicanas para un gobierno que todavía no comenzó.

Hasta tal punto parece esto fruto del marketing político que propuso Cambiemos durante cuatro años, que cuesta incluso para quienes estamos en la información diariamente, corrernos de esta espiral de mentiras que intentan transformar la realidad.

Macri llegó a la presidencia a través de una segunda vuelta compitiendo contra Daniel Scioli, al que se impuso por 1,5% de los votos.

Ahora, el primer mandatario, que parece haber abdicado luego de las PASO de agosto transformándose en un crítico más de su propia gestión (algo incomprensible para cualquier análisis), se autoimpone el liderazgo opositor cuando todavía le falta un mes para dejar una gestión que termina con índices negativos de crecimiento, nunca vistos en los últimos 35 años de democracia.

Esto resulta una muestra más de que el gobierno en retirada llegó con el objetivo de “gerenciar” un país y no el de administrar a favor de la igualdad

La obsesión por ganar es propia de buena parte del empresariado que no mira a su alrededor más que para sacar alguna ventaja.

Precisamente de esa materia se conformó esta gestión que prometió una “Revolución de la Alegría” y terminó  haciendo estallar los principios y valores por el aire a cambio de un voto, tal y como aconteció en el ámbito local.

Pero lo que hay detrás de esta obsesiva intención de ganar, pase lo que pase y pese a quien le pese, puede mostrar a las claras las personalidades de quienes buscan mantener el poder, sea como sea.

Personajes que tratan de ocultar historias de competividad extrema a nivel parental, con una profunda desvalorización de pequeños y grandes logros, una comparación con otras personas y un no reconocimiento de sus méritos.

También puede haber una historia de un perfeccionismo extremo, que muestra cómo en la familia de origen de dicha persona se ha valorado a la persona sumamente por sus logros intelectuales o deportivos, o por aspectos sociales de “éxito”, carecientes de una comunicación afectiva donde se vislumbre la figura del otro.

Importa entonces por estos días valorar claramente los mensajes y no caer en falsos planteos en los que pareciera que aun cuando se pierde se está ganando.

Los argentinos, los bonaerenses y los juninenses, en estos cuatros años hemos perdido claramente y por mayoría nuestro poder adquisitivo y valor del salario. Pero también las pérdidas fueron en derechos adquiridos y en bienes intangibles como la confianza.

Sin embargo, en todo este tiempo el concepto era que había que “perder para ganar” a través de hacer el sacrificio de resignar cuestiones para “estar mejor”.

Aquellos promotores de tales premisas ahora se cruzan de vereda para que “dejemos de perder”, cuando fueron los que se quedaron con nuestras ganancias, por lo que habrá que estar atentos a las maniobras que provengan de estos obsesivos por ganar, ya que está claro que los que pierden son siempre los mismos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS