Junín. martes 10 de diciembre de 2019
Semanario de Junín » Locales » 29 nov 2019

EDITORIAL

En soledad será imposible

La forma de gobernanza en soledad, inconsulta y en algunos casos caprichosa, deberá ser reflexionada a la hora de encarar un nuevo período de cuatro años


Por:
Semanario

El distrito de Junín en su conjunto necesitará políticas innovadoras por parte de un municipio que ha tenido poco margen de maniobra social, precisamente por su escasa apertura por parte de un intendente que, a la hora de tomar decisiones, prefirió rodearse de un pequeño círculo familiar y de algunos referentes políticos provinciales cercanos al partido que ahora está en franca retirada.

De este modo, Pablo Petrecca tuvo la oportunidad de pasar muchas veces inadvertido respecto a su escasa experiencia administrativa de un partido que cuenta con casi 100 mil habitantes.

Esta forma de gobernanza en soledad, inconsulta y en algunos casos caprichosa, deberá ser reflexionada a la hora de encarar un nuevo período de cuatro años, en el que los padrinazgos políticos a su favor perderán poder y vigencia.

Este tipo de actitudes corre también para otros sectores políticos de la ciudad y particularmente -como lo venimos remarcando- con las instituciones intermedias, cuyos líderes se han dejado en algunos casos “acariciar” interesadamente y en otros ningunear despiadadamente.

Pero lo concreto es que ninguno de los actores políticos de la ciudad podrá hacer algo a favor del desarrollo en soledad, por lo que habrá que encontrar un líder o varios que promuevan la sinergia, o cabe la posibilidad de seguir perdiendo oportunidades y que la “perla del noroeste” continúe dilapidando brillo.

No puede desconocerse por parte de la dirigencia que los cambios ocurridos en el entorno político, económico y social han alentado una revalorización de los gobiernos locales como agentes promotores del desarrollo en dichas áreas.

Por lo que este nuevo contexto requiere que organizaciones y actores de todo tipo trabajen de forma coordinada para identificar intereses comunes, acordar acciones compartidas y actuar estratégicamente, dando respuesta a las nuevas cuestiones que se incorporan en la agenda local.

Durante la década pasada se produjeron diversas transferencias de funciones y servicios a los gobiernos locales, como parte de programas de descentralización provinciales, configurando un nuevo escenario en el cual los municipios, con limitadas experiencias y recursos, comenzaron a enfrentar nuevos desafíos, como lo son gestionar establecimientos y/o programas de atención de salud, de nutrición, tercera edad, infancia, saneamiento, seguridad ciudadana, etc.

Por lo tanto, si la gestión municipal se queda enfrascada en el círculo familiar y las inversiones foráneas, sin promover ni buscar en conjunto nuevos horizontes, la economía regional seguirá en franca devaluación como ha ocurrido en estos cuatro años.

Por otra parte, convertir las presiones reivindicativas en acuerdos de gestión participativa para la solución de las demandas sociales es uno de los principales desafíos de la gestión municipal contemporánea.

Según se afirma en un documento conjunto del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y el Banco Interamericano de Desarrollo, “la cooperación entre los ciudadanos, su participación en organizaciones y movimientos sociales y su capacidad para establecer relaciones recíprocas y concertadas en redes del más diverso tipo, resalta la importancia de los lazos que se establecen entre los miembros de las organizaciones de la sociedad civil y así como existen capital físico y capital humano, el capital social deviene del intercambio entre las personas, facilitando la acción conjunta y aumentando la confianza social”.

Gobernar equivale a lograr de la ciudadanía su mejor expresión, buscando la igualdad y abriendo los caminos participativos sin limitaciones.

Teniendo en cuenta el pasado, será bueno que así se entienda en el futuro.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS