lunes 01 de marzo de 2021

LOCALES | 22 feb 2021

conflicto salarial

Continúa hoy el paro de municipales: mañana será un día clave

A primera hora, habrá asambleas en los lugares de trabajo. El Gobierno insiste en su posición de no dialogar si continúan las medidas de fuerza.


TAGS: MUNICIPALES

Los trabajadores vuelven mañana al trabajo para realizar asambleas y definir futuras acciones: dependerán de la actitud del Gobierno, que se niega al diálogo si continúa el paro.

Por hoy, el escenario continúa igual en el municipio, con una altísima adhesión de los trabajadores al paro de actividades decretado la semana pasada, como respuesta a la propuesta paritaria realizada por el gobierno de Petrecca.

El rechazo de los empleados fue rotundo: no al 30% ofrecido, pagaderos sobre un básico casi miserable y en tres cuotas: 5% en enero, 20% en febrero y 5% en junio.

Ofendidos con esta actitud, el equipo del intendente Petrecca salió con los tapones de punta con un comunicado, al menos poco político. Intentaban justificar la falta de prestación de algunos servicios con la medida de fuerza de los empleados, pero les salió el tiro por la culata: casi por primera vez, la gente respalda el reclamo salarial y justifica la medida de fuerza, apuntando a través de las redes sociales el abandono general que sufre la ciudad, algo que es consecuencia directa de la política de la gestión municipal y no producto del paro.

Mañana a primera hora, los trabajadores retornarán a sus lugares de trabajo pero para realizar nuevas asambleas. Allí, el gremio conducido por Gabriel Saudán los intentará convencer de “bajar los decibeles” en la lucha y entrar en un compás de espera para darle el gusto al Intendente de dialogar sin paro mediante.

Es que en este caso, la dirigencia gremial resultó arrollada por las bases. Desde el gremio, creían poder manejar el diálogo paritario y llegar a una mejor oferta salarial, pero tras todo un año (2020) sin ningún tipo de mejoras en los salarios, los empleados dijeron basta.

Por eso, el conflicto está abierto, con tres partes claramente identificadas: la soberbia de Petrecca y su gobierno, que quiere mantener salarios bajo la línea de pobreza; los empleados indignados y cansados, que no dejarán pasar los altos gastos que se realizan por el año electoral y se niegan a continuar como “motores” del municipio pero con pagos indignos, y la pata gremial que tiene la misión de acercar posiciones tan distantes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias