miércoles 18 de mayo de 2022

HUMOR POLÍTICO | 23 abr 2022

La Página Amarilla

El Reino de Alexia

Las aventuras más disparatadas no tienen fin... de la mano del monarca más divertido. Pasá y enterate!


TAGS: ALEXIA

Desde que se le escaparon un par de cebras en el reino, Alexia quedó preocupado porque nunca supo cómo dominar la caballada en sus senderos.

El fulano, fiel a sus principios de ignorancia de todo lo que lo rodea más allá de su sillón, creyó hace tiempo que con un par de sialexistas disfrazados iba a poner orden en medio del desorden reinante en las calles del pago. Y pasó lo que tenía que pasar, que todo siguió desbolado y a mayor cantidad de caballos, mayor despelote. Peor que antes, no sólo porque hay más caballos, sino más jinetes alocados. Los accidentes pasaron a ser una postal en el reino mientras el fulano sonríe para los retratos como si todo fuera una maravilla.

Bueno, ahora se le dio por poner unas camaritas para espiar si los de las afueras se portan bien cuando andan por sus calles y al que no, les sacudirá con latigazos como hizo hasta ahora. La idea es cazar desprevenidos para manotearles unos buenos acres, y no para acomodarles ninguna idea. Es que Alexia cree que así todos se portarán mejor y la ciudad volverá a tener paz, y menos desbole que en la actualidad.

Esta es su  nueva misión, porque Alexia es así, renueva sus ínfulas según la ocasión y la corriente: una semana son las quejas a Sir AlferDez y Sir Kichi, otra las críticas porque no le mandan acres, y la anterior, porque Amarillo I hubiera hecho una vida distinta y por eso los pesares y las siete plagas que se abatieron sobre el reino. De todo lo demás, ni mu. Mucho menos emitir opinión de su ex jefe, el Capitán Reposera que se dedicó a descansare mientras gobernó y a jugar al Bridge cuando lo fueron, demostrando que todo le importa dos o tres carajos, o unos cuantos más.

Mientras tanto, se verá si con cebras o sin cebras, si con acres o sin acres, con o sin una mísera obra, pero de algún modo se las ingeniará como hizo hasta ahora, para seguir engrupiendo a todo el mundo y posar a puro diente, en medio de la miseria, que muestra como si fuera oro reluciente. Un par de adoquinados, algunas cuadritas de tierra nueva, y mucha cara de circunstancia le permitieron ganar otra semana, una más, en pos de su objetivo. Mientras tanto, el reino se debate entre la mishiadura, la falta de ideas y la ausencia de futuro, un horizonte complicado que borró todas las sonrisas.

Por eso cada vez son más, los que menos entienden a su rey. ¿Cómo es posible, que ante tanta ausencia y pesadumbre, aparezca a pura risa? ¿De qué ríe, Alexia cuando ríe? ¿De los males ajenos, de su suerte? Tal vez, o tal vez de su propia suerte, el  único motivo para agradecerle a su cielo y su Dios, que lo convirtió en ganador, rodeado de miles y miles de perdedores, a los que prometió ayudar y ahora ningunea.


PetrEgo

Habrá que ver si ahora, que la Provincia reglamentó la ley de movilidad sustentable, PetrEgo se anima a impulsar las ciclovías en Ciudad Fría. Ya quedó claro que si no recibe una mano tendida, por motus propio, no encara ni hace nada.

Eso sí, seguro esta nueva iniciativa lo tendrá otra vez con la boca llena de promesas y hasta tal vez vuelva a anunciar las bicisendas,  luego del recule que pegó con la transformación de la avenida San Martín, después de haberse silenciado con la obra de la ciclovía camino al balneario. Es que esta nueva ley, entre sus beneficios contempla  ‘Facultar a la Autoridad de Aplicación a suscribir convenios con los municipios a los fines de promover la construcción de ciclovías, la ampliación de las existentes y el diseño de bicisendas’. Chan.

Listo, o aprovecha ahora o calla para siempre. O peor que eso. Seguro manoteará algunos fondos y sacará pecho como si fuera una iniciativa suya, como ya tiene acostumbrados a los habitantes de Ciudad Fría, a quienes les anunció obras ajenas como si hubieran sido de su autoría intelectual y de su propio bolsillo.

No es ninguna novedad que lo suyo pasa por la ausencia: pasaron 6 años y el pescado sigue sin vender. Nada en la laguna, nada en las calles, y mucho en el pico. PetrEgo se las ingenió para engatusar desde los dichos lo que no hizo con los hechos.

Por eso, ahora, a estar atentos. Seguro en pocos días, sale en bicicleta a anunciar la buena nueva. Casi casi como cuando llegó al Municipio, cuando se mostraba como un pibe inocente que buscaba cambiar la historia de todos. Quedó visto, sólo cambió la suya.


Te contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

*) Anunciar las ciclovías. Pronto.

*) Sacar las cebritas a las calles otra vez.

*) Pintar las sendas peatonales. Queremos que las pisen así los abrochamos.

*) Pintar, repintar y colocar los señaladores de calles. Así se meten en contramano y los infraccionamos. Jujuju.

*) Inventar alguna otra obrita, como hicimos con la planta de gas, así recaudamos unos mangos más.

*) Contar que no hicimos nada. No sea cosa que se aviven y nos pateen en contra.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias