lunes 05 de diciembre de 2022

HUMOR POLÍTICO | 26 oct 2022

PAGINA AMARILLA

Alexia como el camaleón: critica y se saca fotos según la ocasión

El fulano amarillo anda enfrascado en cuestiones vinculadas al trono y la sucesión. Varios largaron la carrera para poner sus trastes en los sillones que les auguran una vida tranquila, sin los pesares cotidianos. Los desboles son monumentales, pero una cosa es contarlo y otra muy distinta vivirlo. En el caso de Alexia, se especializó en relatarlos, como si él fuera alguien que está afuera del palacio, y no uno que está en el trono, justamente para solucionarlos. Pablo PetrEGO a full. Te contamos LO QUE NO HICIMOS ESTA SEMANA


Por: Redacción Semanario de Junin

Otra semana. Como la anterior y la otra que pasó. Igual. Haciendo la plancha.Así pasó una nueva semana para Alexia en su reino, donde nunca pasa nada. Bueno, pasar, pasan miles de cosas y el desbole abunda, pero al rey le chupa uno y el otro también.

Es que el fulano amarillo anda enfrascado en cuestiones vinculadas al trono y la sucesión, y no tiene tiempo ni ganas de andar complicándose con pequeñeces como que los de las afueras coman, o puedan pagar sus tributos y consumos.No es problema de él. En verdad, nunca lo fue y mucho menos ahora, que varios largaron la carrera para poner sus trastes en los sillones que les auguran una vida tranquila, sin los pesares cotidianos.

Porque los desboles son monumentales, pero una cosa es contarlo y otra muy distinta vivirlo. En el caso de Alexia, se especializó en relatarlos, como si él fuera alguien que está afuera del palacio, y no uno que está en el trono,justamente para solucionarlos.

Bueno, eso es lo que debería hacer él y cualquier monarca de bien, pero este fulano apenas si se mira el ombligo y ni siquiera para ver si hay pelusa. No le importa la vida ajena y mucho menos si no son del palo, y menos todavía ahora, que más de uno quiere mojarle la oreja.

Alexia planifica sus días, mira con desconfianza, sonríe falsamente y según las conveniencias, critica y se retracta, según la ocasión. Ya tuvo algunos despelotes con Sir Kichi por retratarse en obras ajenas y por simularlas como propias. Y cuando lo descubren y lo cachetean, baja el copete por unas pocas horas, pero vuelve recargado enseguida, como si no hubiera pasado nada y va por más.

Es que el trono 2023 promete una vida segura, linda y cómoda y no es para andar despreciando. El asunto es ver cuál será el caballo del comisario para no quedar galopando en el aire. Porque con ganas andan varios en el mundo amarillo. Desde Larretus Pus, el mismo Amarillo Prostatitis, la Piba PatoRich y alguno más que anda agazapado. Y Alexia no quiere quedar pagando. Por eso recibe anda a la expectativa y de viaje en viaje, tejiendo su telaraña.

No sea cosa que el desembarco de los jefes lo encuentre en la otra orilla, justo a él que zafó del incendio, la tormenta y el raje de Amarillo y tenga que desensillar ahora que la mano pinta más  o menos bien. En el pago, sus rivales viajan en tortuga, y al menos por ahora, ninguno le hace sombra  y por eso saca pecho. El problema lo tiene adentro: no solo porque no pudo encontrar un ladero, sino porque tiene cero cosas que mostrar.

Y ahí, ahí sí, Alexia sabe que se le viene la noche. Porque una cosa es el verso para la gilada y los retratadores amigos y otra bien distinta salir a contar que con él, la cosa va a cambiar. Ya se sabe que es imposible. No solo no lo hizo, sino que hundió al reino en el peor de los destinos, aunque repita como loro que su reino es una maravilla.

 

PetrEgo

Una vez más, el Lord Mayor de las planillas Excel festejó por los datos que su Agencia de Monitoreo de Algo le entregó.Es que el finde pasado, que otra vez movilizó a millones por todo el país, dejó también buenos números en Ciudad Fría. Claro que con los viejos problemas de siempre y los hoteles que no volvieron a reabrir desde la pandemia a la fecha, la capacidad hotelera es menor, pero no importa. Al menos para los dichos de PetrEgo.

En ese camino, el jefe Amarillo solo cuenta las buenas nuevas y si son buenas, mucho mejor. La cuestión es que se golpeó el pecho por la cantidad de paseantes en el pago chico y omitió contar que más que familias y excursionistas, los que anduvieron por acá, fueron los integrantes de varios equipos de rugby, que jugaron un torneo nacional en la ciudad.

Es cierto, hubo gente, pero no la que eligió venir por tratarse Ciudad Fría de un destino turístico. No, los pibes vinieron a jugar y pegaron la vuelta. Claro, a la hora de contabilizar alojamiento, algunos se completaron con ellos y todo fue alegría.

El Turismo de verdad deberá seguir esperando. Tal vez cuando la ciudad ofrezca una propuesta alternativa válida, vengan solitos y no habrá necesidad de eufemismos, para decir que el pago estuvo lleno.

Claro, para eso hace falta una política distinta, que no alcanza con girar una ruedita y dar un par de vueltas en una camioneta nueva, invitando a visitar lo mismo de siempre.


Te contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

*) Boconear con las obras de Axel y Alberto. Si son las únicas que hay.

*) Hacer una por las nuestras. Así selfiamos un poco, que hace rato venimos flojos.

*) Lograr que voten los pibes del Jardín. Pero empezamos a ser simpáticos con ellos.

*) Poner más camaritas. Estamos en eso. A comerlaaaaa.

*) Preguntarle a Axel qué pasó con los accesos de la terminal. Nos dejaron sin fotos.

*) Empezar a prometer lo que ya prometimos íbamos a hacer.

*) Rezar para que sigan sin darse cuenta que somos gobierno.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias