miércoles 08 de febrero de 2023

LOCALES | 25 ene 2023

REDES SOCIALES

Alerta Padres: los retos virales y su peligrosidad

Los retos virales pueden cautivar a los adolescentes que de por sí tienden a ser impulsivos y sentirse atraídos por comportamientos que llaman la atención, especialmente en las redes sociales. El caso de una niña de 12 años fallecida en Capitán Bermúdez encendió nuevamente las alarmas.


Por: Redacción Semanario de Junín

La Justicia de San Lorenzo investiga el caso de una niña de 12 años que esta semana fue encontrada sin vida en su casa de Capitán Bermúdez. Su familia asegura que Milagros murió mientras intentaba realizar un reto viral de la red social Tik Tok y alertaron sobre ese tipo de contenidos y sus riesgos.

Fiscalía tiene secuestrado el teléfono de la nena, que estaba en la escena del hecho, e informó que "no se detectaron signos de abuso ni participación de terceros". La tía, Laura Luque, quien alertó sobre el motivo de su muerte en la red social Facebook, contó que el blackout challenge quedó grabado a través de una videollamada grupal y que hubo “tres intentos” antes del fatal desenlace.

Es posible que los adultos hayan oído hablar de las tendencias de las redes sociales como el desafío de las cápsulas de detergente Tide, el juego de la asfixia o el desafío del "apagón", el desafío de la canela, o el desafío de la sal y el hielo. Luego está el desafío Benadryl y otro que consiste en cocinar pollo con el antigripal NyQuil (llamado el desafío Sleepy Chicken), que llevó a la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés) a advertir sobre los peligros del uso indebido de medicamentos.

Estos desafíos en línea de moda pueden causar lesiones graves y envenenamientos, y algunos incluso pueden ser fatales. Ser consciente de estos desafíos y comprender por qué atraen a los adolescentes es importante para todos los padres.

¿Por qué son susceptibles los adolescentes? Los cerebros de los adolescentes todavía se están desarrollando. La parte del cerebro encargada del pensamiento racional, la corteza prefrontal, no se desarrolla totalmente hasta más o menos los 25 años. Por esta razón los adolescentes son naturalmente más impulsivos y tienden a actuar antes de pensar totalmente en las consecuencias.

Los retos virales o conocidos en la red como «challenges» (término en inglés) consisten en imitar una acción que se graba con un dispositivo digital y se cuelga en alguna red social

REDES Y ESCÁNDALO

Las redes sociales premian el comportamiento escandaloso, y entre más escandaloso, más se puede alardear. El ámbito de las redes sociales es trepidante e irreflexivo, y el miedo a perder es real para los adolescentes. Este ámbito posibilita la incapacidad del cerebro subdesarrollado de los adolescentes de pensar en las consecuencias de sus acciones.

Los adolescentes no necesariamente toman tiempo para considerar si el detergente para lavar ropa es un veneno que podría quemarles la garganta o las vías respiratorias. O si el uso inapropiado de medicamentos como la difenhidramina (Benadryl) pueden ocasionar graves problemas al corazón, convulsiones o coma. En lo que se enfocan ellos es en que un chico popular en su clase lo hizo y consiguió cientos "me gusta" y comentarios en su plataforma.

En Internet el riesgo es que muchos de estos retos ponen en peligro la integridad física y/o psicológica de la persona

COMO AYUDAR

Es muy importante el papel que desempeñan los padres para aumentar la capacidad cerebral. Por eso como madre o padre, usted puede ayudar a fomentar el desarrollo del músculo intelectual, teniendo en cuenta algunas cuestiones que sugieren los especialistas.

Para iniciar la conversación, pregúnteles a sus hijos e hijas, niños, niñas preadolescentes y adolescentes sobre los retos más grandes de los que se hablan en su círculo de amigos. Anímelos para ver si pueden sorprenderlo (decirle algo que usted no pueda creer). Pregúnteles (calmadamente y sin juzgarlos) lo que opinan sobre ese reto. Esto ayuda a fomentar la habilidad de calcular el riesgo de lo que le puede pasar a alguien que asume el reto. Usted también puede continuar ejercitando el control que tiene como padre, limitando el contacto que tiene con ciertos chicos o restringiendo ciertas actividades.

Las redes sociales premian el comportamiento escandaloso, y entre más escandaloso, más se puede alardear.

Si sus adolescentes han mencionado que tienen interés en participar en un reto, hágales preguntas generales que los hagan pensar detenidamente en cada paso del reto. Pregúnteles qué consideran sería lo peor que pudiera pasar. Pregúnteles por qué lo harían y si vale la pena el riesgo. Pregúnteles si conseguir muchos "me gusta" y comentarios en las redes sociales vale la pena el riesgo de tener que ir a una sala de urgencias.

Cerciórese de ser "amigo" de sus adolescentes en las redes sociales. Ser parte de sus plataformas preferidas puede servir para mantenerlo informado sobre lo que pasa en sus vidas cotidianas. Mire las historias que publican para tener una idea sobre lo que está pasando en la escuela y con sus amigos. Recuérdeles a sus niños que, si usted paga por los servicios del dispositivo y por la red, ellos tienen que aceptarlo a cambio como "amigo" en sus plataformas.

A veces los niños están más dispuestos a hablar sobre sus compañeros que de sí mismos. Hacer preguntas sobre las tendencias de la escuela, amigos y nuevas modas, puede producir más respuestas que preguntas sobre sus propias actividades. De todas formas, es importante mantener las líneas de comunicación abiertas y evitar juzgarlos. Es mejor discutir con calma los peligros que existen con estos retos.

Mientras los adolescentes continúan creciendo, manténgase informado sobre sus vidas, amigos y el lugar que ocupan en el mundo. Recuerde que sus cerebros continúan desarrollándose con gran rapidez. Como padres, ustedes puede ayudar a fomentar ese crecimiento y ayudarlos a que desarrollen habilidades de pensamiento reflexivo y racional que serán muy importantes en los años venideros.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias