viernes 30 de octubre de 2020

LOCALES | 17 oct 2020

Dirigente gremial

Tomás Kiernan compartió la actualidad del sindicato y apuntó contra la gestión de Petrecca

El secretario general de la UOMA (Unión Obrera Molinera Argentina) seccional Junín analizó el escenario sanitario y económico local.


La situación sanitaria local parece no haber alcanzado la cresta de contagios e infectados por el Covid-19. A su vez, las políticas implementadas por el gobierno encabezado por Pablo Petrecca no parecen realizar acciones efectivas que ayuden a paliar la crisis de la salud. Mucho menos la económica, que se ve acentuada por el cierre de comercios que han bajado sus persianas y no volverán a abrir.

Sin embargo, el sector molinero es un caso a contracara del resto ya que no ha mermado la actividad, sino que la ha incrementado en estos meses de “encierro”.

En una entrevista con Semanario, el Secretario General del sindicato de los trabajadores molineros de Junín, Tomás Kiernan, compartió la actualidad del sector y dijo: “Nosotros de entrada fuimos declarados personal esencial por lo cual venimos trabajando. La demanda de harina ha levantado las expectativas”, y agregó: “Cuando empezamos a trabajar respetamos el protocolo que realizó la dirigencia nacional y el de las empresas privadas en donde están nuestros representados”.

En tal sentido, explicó que “el decreto nos abarcó en el trabajo de 24 horas a nosotros. No nos tuvo en cuenta como el resto de los comercios que trabajan ocho horas, cuando nosotros quedamos expuestos todo el día. Eso es algo que se tendría que haber evaluado de entrada”.

Y aclaró: “No le sacamos el ‘traste a la jeringa’. Pusimos lo que teníamos que poner. Este trabajo y nuestra exposición, junto a la de nuestras familias, lo que no ha sido reconocido remunerativamente por parte del empresariado, que fue egoísta con nosotros”.

Las principales demandas del sector están vinculadas con el accionar del sector privado. De hecho, en junio hubo discusiones en torno a las paritarias del sector. “El empresariado nos había dado un bono a cuenta de ‘bono pandemia’ en su momento, y después en las paritarias lo tiraron en la mesa como un aumento de sueldo para los próximos meses”, contextualizó Kiernan.

“Nos sentimos molestos porque primero le dieron un título relacionado con la pandemia y cuando fuimos a negociar era un dinero a futuro aumento. Esto molestó en las filas del movimiento obrero, donde aún hoy nos seguimos quejando y lo quiero dejar en claro”, manifestó el líder sindical.

No solo el “bono pandemia”, que fue revalorizado y utilizado políticamente por el empresariado, sino también la salud fue la marginada por el sector, apartándola de la realidad.

Acerca de los contagios en el sector molinero, Kiernan, informó: “Tuvimos cinco casos de Covid-19 en la planta de Keiko, los cuales se han aislado en su momento. Trabajaban en distintos sectores o células pero, gracias a Dios, se han recuperado bien y están gozando de salud. Se han reincorporado y seguimos trabajando”.

“Hemos repuesto a disposición la obra social para cuando sea necesario. Queremos compartir con la ART, ya que a veces el empresariado es bastante mezquino al anunciar el Covid-19 en la ART que corresponde de entrada y de movida por prevención”, relacionó.

Y argumentó: “Tuvimos algunos cortos circuitos que los vamos a tener que dirimir en la secretaría de trabajo, e invitar a nuestros afiliados a hacerse estudios con nuestra obra social cuando ellos lo deberían hacer con la ART denunciando riesgo de trabajo y con recursos genuinos”.

Aunque no se dejó llevar por las discordancias latentes con el empresariado y compartió las conquistas logradas: “Conseguimos una fija durante los próximos meses que después va a pasar al básico. Hemos rescatado la categoría inicial para que esté por encima del índice de pobreza”, detalló.

Pese a ello, aún restan varias conquistas de cara al 2021 y por ello anunció que en “enero nos tendremos que volver a juntar en la mesa paritaria”.

EL ANÁLISIS DE LA OPOSICIÓN

El líder del sector molinero también abordó el escenario nacional, tanto político como sanitario: “No se cómo vamos a salir ni cómo vamos a terminar. La realidad es que el número sigue avanzando y la vacuna no aparece, y cada vez estamos más propensos a contraer el virus”.

En lo que respecta a la situación en Junín, alertó: “Una cosa es tenerla del otro lado del agua, otra cosa es tenerla en la CABA y otra es tenerla en el interior. Ayer nos enteramos que Ameghino tenía el primer caso”.

Sin embargo, resaltó la importancia de la conciencia ciudadana. “Ves la prevención en el gel, el barbijo y la distancia social. Hay un compromiso cívico que fue bien comandado por nuestro presidente, Alberto Fernández. Se puso el virus al hombro y lo trató de llevar. Uno con el diario del lunes puede tener muchas otras opiniones”.

En tal sentido apuntó contra la actual oposición nacional. “Del lado de enfrente siempre va a estar esa línea política que si no son ellos, no son nadie. Estoy hablando de Cambiemos”.

“Se están dirimiendo el liderazgo y no les importa quién está en frente ni en su propio entorno. Fagocitan enfrentamientos con el movimiento obrero para que nosotros digamos basta y ganemos las calles; si queremos hacerlo tenemos una estructura para ganarlas”, aclaró.

Pese a las discordancias, expresó: “No les vamos a hacer una respuesta funcional para fomentar la grieta y la pandemia, y nos vamos a cuidar. En el momento que tengamos que salir a defender la patria lo vamos a hacer”.

Asimismo, proyectó: “Si Mauricio Macri hubiera ganado la reelección estaríamos mucho peor que Estados Unidos o Brasil, y hoy estaríamos cavando tumbas en los lugares fiscales”.

EL PERONISMO COMO ESTILO DE VIDA

Acerca de sus inicios y bandera política, Kiernan compartió: “Estoy en relación de dependencia hace 35 años y me hice peronista porque lo siento, siento al compañero y la defensa sindical como el socialismo, estamos emparentados. La patria es el otro, es ese por quien tenemos que pelear. El general Perón decía que tenemos que tener tres conductas en la vida: la del militar, la eclesiástica y la sindical”.

“El defender los derechos laborales te va haciendo, inconscientemente, peronista porque es el único que nos dio una herramienta que sigue vigente para la defensa del trabajador”, fundamentó en torno a su ideología.

A su vez, el líder sindical es consciente de la lucha histórica sostenida por el movimiento obrero. Por ello, historizó: “Hoy un compañero cuando entra a un lugar de trabajo se piensa que tienen vacaciones porque sí, tienen aguinaldo y otras cosas porque se las dio el Estado en su momento. No, eso lo hizo Perón y sin él seguiríamos luchando”.

También comparó con la actualidad y señaló: “Uno le puede decir a la juventud que una lucha de hoy no se puede comparar, ni se asemeja en nada, a las que se hicieron en 1970”.


 

Hacé click en el enlace https://issuu.com/semanariodejunin9/docs/semanario_224 y disfrutá de la mejor redacción.




 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias