lunes 30 de noviembre de 2020

LOCALES | 26 oct 2020

Atención primaria de la salud

Caótico abandono de las unidades sanitarias: están cerrando por falta de personal

A la ignorada estructura edilicia de los CAPS, se agrega la ausencia de profesionales por Covid y los enfermeros están en estado de alerta por los magros sueldos que perciben.


La última vez que los afiliados de ATE pudieron reunirse con el intendente Pablo Petrecca fue en el 2018, después nunca más los recibió ni les dio alguna respuesta acerca de sus planteos en torno a la deplorable infraestructura de muchas unidades sanitarias y a la necesidad de formular un nuevo escalafón que los reconozca como profesionales, con sueldos acordes.

Ahora, en la emergencia de la pandemia, muchos CAPS barriales se encuentran cerrados por falta de personal: hay médicos y enfermeros aislados por Covid. Y además, el personal cumple con medidas de retención de tareas, que podrían llegar a un paro general de 24, 48 horas o por tiempo indeterminado si el Gobierno municipal sigue con la actitud de ignorar los reclamos.

Esteban Suárez, enfermero en el municipio y delegado de ATE, efectuó declaraciones radiales y aseguró: “Las unidades sanitarias están en un estado de abandono total: hay algunas que se llueven, se inundan, hubo hasta 15 centímetros de agua en algunas la semana pasada. Hay consultorios de odontología con humedad en las paredes, pisos y techos, donde hay enchufes”.

“Las condiciones laborales son pésimas y tampoco somos escuchados en esto, porque propusimos poner dos personas que sepan de electricidad y albañilería, como una escuadrilla a cargo de las unidades sanitarias. Cuando se rompe una canilla, a veces debemos esperar tres o cuatro días para que la arreglen porque hasta es personal contratado”, contó.

En este marco, Suárez detalló que “yo trabajo en una sala que tiene 45 años, donde trabajaban tres personas, pero hoy somos doce profesionales en el mismo edificio. Cuando estaba Fabiana Mosca (exsecretaria de Salud) se intentó hacer una ampliación y nos quedó inconcluso, así que seguimos en dos consultorios y trabajando en condiciones increíbles”.

“También es un problema la limpieza, que está tercerizada, y quizás van a limpiar dos o tres veces por semana. Los días que no concurren, con el tema de la pandemia, los enfermeros debemos limpiar porque es el lugar donde estamos y convivimos. Esta es otra de las cosas que se pagan y no se controlan, nadie sabe qué hacen”, apuntó.

CENTROS CERRADOS

Por otra parte, Esteban Suárez detalló que “cuando una persona tiene síntomas de Covid al primer lugar que concurre es a la unidad snaitaria cercana a su casa. Hoy tenemos compañeros aislados porque ayer a la tarde dieron positivo, y nosotros debimos comunicarlo al municipio, porque la persona que nos atiende en lugar de Petrecca nos dijo que no sabía que en las salitas se atendía por Covid”.

“Semana por medio se está cerrando alguna salita por algún caso positivo, un paciente o alguno de nosotros. Vemos al Intendente que va a darles café a los policías de la ruta y se olvida de sus propios empleados dentro de lo que va quedando de las unidades sanitarias”, destacó.

NUEVO ESCALAFÓN

Esteban Suárez también se refirió a una cuestión urgente: “Hace años que estamos tratando de plantear el escalafón, hace dos años que queremos hablar con Pablo Petrecca pero nunca pudimos. Hemos hablado con todo el personal que tiene alrededor, pero él nunca nos recibió”.

En este marco, diferenció: “Cuando entré en la época de Abel Miguel, él conocía a cada empleado que ingresaba en su despacho, nos preguntaba por toda la familia y te trataba como persona. Quizás nos pagaban poco, pero al tener a los empleados reconocidos y valorados hace que el trabajo y el resultado sean distintos”.

También apuntó que “nosotros elaboramos un proyecto para salud que entregamos en el 2016 y volvimos a presentar en el 2018, con algunas modificaciones, elaborado por todos los profesionales municipales para hacer un nuevo escalafón. Lo entregamos en manos del Intendente en ese año, cuando fue la última vez que nos recibió”.

MEDIDAS DE FUERZA

En medio de este panorama, los trabajadores de la salud municipal se encuentran “en asamblea permanente, con quite de colaboración y retención de tareas sorpresivas, siempre con permanencia en el lugar de trabajo, porque sabemos que somos personal esencial”.

De todos modos, Esteban Suárez advirtió: “Analizamos la posibilidad de una medida de fuerza por 24 horas, después 48 y si no hay respuestas, será por tiempo indeterminado. Pero que la gente sepa que las urgencias en las unidades sanitarias siempre se van a atender”.




 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias