domingo 24 de enero de 2021

LOCALES | 27 nov 2020

Consejo Económico y Social

Intendente que se duerme

El bloque del FdT arrancó las reuniones con los distintos sectores sociales y políticos de la ciudad en la búsqueda de consenso para el Consejo Económico y Social y dejó a Pablo Petrecca con el “freno de mano”. El alcalde local reaccionó tarde y convocó a la Agencia de Desarrollo local como un manotazo de ahogado, pero la oposición le lleva mucha ventaja.


Por: Redacción Semanario

Mientras el personal sanitario sigue dando lucha al Covid-19, la política parece desperezarse en Junín y se busca dar un perfil proactivo a un distrito adormecido.

Desde hace un par de semanas, la oposición liderada por el Frente de Todos a nivel local comenzó a reunirse con los representantes de los distintos espacios de organización de nuestra ciudad con el objetivo de buscar apoyo para la construcción de un espacio al que se denominará Consejo Económico y Social y que buscará aprobarse por unanimidad en el Concejo Deliberante con forma de ordenanza.

El FdT ya había presentado la moción, pero ahora intenta seducir uno por uno a los actores que prevén participar.

Por su parte, Pablo Petrecca, que venía con el freno de mano al desarrollo, encapsulado en un proyecto de desarrollo político propio, tomó nota de la tarea de los opositores y se lanzó a desempolvar la Agencia de Desarrollo Local: una lustradita a la chapa y dos o tres gacetillas a los medios amigos.

Lo cierto es que el oficialismo no pasa por el mejor momento ya que hay varios socios que afilan los dientes pensando en el año que viene, como trampolín para la intendencia del 2023, en la que el clan Petrecca sigue con la idea fija de ubicar al hermano Walter, que a pesar de algunos tuits desafortunados no hace más que restar en su escala carismática.

SI TE HACE FALTA UN CONSEJO

El FdT por lo tanto encontró el camino y en un par de reuniones se posicionó para enfilar sin vuelta atrás.

Cualquier recule resultaría un fiasco para las fuerzas que encarnan varios enemigos íntimos que por esas cuestiones de la partidocracia terminaron nadando juntos.

Por eso las fichas están puestas todas “apiladitas” en este Consejo Económico y Social de Junín (COES), detallado en 23 artículos de una ordenanza que en verdad es un borrador y podría modificarse no una, sino varias veces hasta llegar al salón rojo.

¿Qué será? El COES procura ser un órgano colegiado de carácter consultivo y de asesoramiento del Departamento Ejecutivo y el Concejo Deliberante de nuestra ciudad, en materia social, económica, productiva, ambiental, cultural, laboral y de protección pública y ciudadana, justamente en el marco de una gestión de gobierno que ha sido de las más cerradas desde el advenimiento de la democracia y eso que las anteriores nunca fueron ejemplo de aperturistas.

Este consejo, según reza el articulado, estará integrado por el Intendente de la ciudad o un funcionario municipal que él mismo designe y dos representantes por cada bloque político que integre el HCD.

También se sumarán legisladores provinciales y/o nacionales de Junín en funciones y representantes del ejecutivo comunal de las áreas de Hacienda y Finanzas y Secretaría de Gobierno.

En cuanto a las organizaciones locales se integrará un representante de cada una de las Confederaciones Regionales de Trabajadores con asiento en la ciudad; un representante de la Agencia de Desarrollo Local y uno por cada cámara o agrupación de empresas y/o comercios.

También formarán parte del consejo un representante del consorcio del Parque Industrial, y un representante de la UNNOBA.

No faltará el ámbito religioso, ya que se prevé que participe un representante de cada culto reconocidos por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Argentina.

Asimismo, se prevé que estén representadas todas y cada una de las sociedades de fomento de Junín, más un representante por cada una de las cooperativas de servicios que funcionan en las localidades del Partido.

Habrá, además, según este borrador que podría ser modificado, un representante por cada bloque político que integre el Consejo Escolar, un representante de la Federación Agraria Filial Junín y uno de la Sociedad Rural Junín.

El proyecto señala que “la presente designación no es taxativa, pudiendo admitirse la participación de instituciones representativas y vinculadas a actividades sociales, económicas, productivas, ambientales, culturales y laborales de la ciudad y localidades del Partido”.

La oposición liderada por el FdT comenzó a reunirse con los representantes de los distintos espacios de organización con el objetivo de buscar apoyo
OBJETIVOS

Los objetivos de este espacio son varios, pero uno de los primordiales a la implementación del “diálogo con todos”, acción que tuvo carente la administración Petrecca en su gestión.

Por ese motivo se buscará consolidar un ámbito institucional de concertación y consenso permanente con diversos sectores de nuestra comunidad, con el fin de “alcanzar objetivos compartidos que impulsen el desarrollo humano, social, económico, cultural y productivo”.

Este tipo de iniciativas ya hace tiempo funcionan en distritos bonaerenses con mayor o menor eficiencia, pero particularmente deja latente un espacio para el debate, algo que ha sido imposible de lograr en Junín en los últimos años.

Por ese motivo se intenta “promover el diálogo participativo, la responsabilidad empresarial y colectiva para abordar los nuevos desafíos y las problemáticas de la ciudad”.

Entre sus funciones, el COES podrá elaborar propuestas sobre cuestiones sociales, económicas, ambientales, productivas y culturales; brindar asesoramiento y emitir opiniones, confeccionar diagnósticos e informes que permitan definir cursos de acción consensuados y elevar propuestas e inquietudes para su tratamiento por parte de los gobiernos municipal, provincial y nacional; entre otros menesteres.

Para ello se constituirá una Mesa Directiva integrada por un presidente (será el intendente), vicepresidente Primero, Vicepresidente Segundo y un Secretario General.

Las vicepresidencias estarán cargo del empresariado y los trabajadores.

El cuerpo emitirá resoluciones con carácter de informe, proyecto, propuesta, asesoramiento y/o programas, pero estas no serán vinculantes, por lo que el Ejecutivo no tendrá obligación de ponerlas a funcionar.

DESDE EL TRABAJO

El bloque de concejales del FdT ya se reunió con grupos de empresarios, autoridades de la UNNOBA, la representante de la Federación Agraria Argentina y con el sector de los trabajadores.

Respecto a la reunión mantenida con éstos últimos, SEMANARIO consultó al integrante de la Mesa Sindical, Mauricio Madrea, que es además representante de la CTA de los Trabajadores.

El gremialista se mostró conforme con la reunión y la convocatoria y dijo que “resulta importante este acercamiento a una iniciativa absolutamente necesaria, acorde a estos tiempos que estamos viviendo y en el marco de una convocatoria amplia y tal como la están planteando amerita un espacio de integración de algunos actores para pensar un marco de desarrollo de políticas públicas”.

Madrea destacó que “como sector de los trabajadores no sólo nuestra mesa sino también otros sindicatos hemos recibido favorablemente esta medida. Estas miradas que están dispersas y no han sido puestas en un espacio de síntesis, pueden encontrar un espacio de desarrollo en el marco de una discusión por temas comunes”.

Consideró además que “en esa relación política entran las palabras de sectores que son diversos, problemáticas, miradas, enfoques, debates necesarios que serían parte de este consejo de economía y social”.

Respecto a la ordenanza, el referente de SUTEBA indicó que “nos presentaron un borrador que tiene una constitución formal de quienes son los actores que lo integran y las confederaciones de los trabajadores son parte de este consejo como actores con capacidad de voz y voto y por supuesto, aportando lo que tiene que ver con la mirada del trabajo en Junín, particularmente con todo lo que tenga que ver con la información del ámbito sindical”.

Añadió Madrea que “no obstante no excluye que siendo del ámbito del trabajo no podamos estar presentes en otro tipo de debates. Precisamente el consejo pretende la conformación de un cuerpo estable a partir de la participación de varios actores. Se cuentan instancias del municipio, legisladores, representantes de la mesa de desarrollo local, cámaras de empresas, la universidad, de las sociedades de fomento. O sea, una cantidad importante de actores –reitero- con el fin de poner en común problemáticas que son públicas”.

Recordó Madrea respecto al ejecutivo municipal que “si bien hemos pedido a las autoridades la participación en instancias como esta no hemos tenido respuestas hasta el momento. Por eso recibimos muy bien esta convocatoria, de forma muy favorable porque fuimos invitados a participar con la capacidad de acercar diagnósticos, problemáticas y resoluciones y en ese sentido vemos que estos espacios deberían constituirse porque no existen”.

El dirigente sindical expresó que “estamos analizando todo el proyecto de ordenanza. Este borrador es un esqueleto donde nosotros aportaremos nuestra mirada, no es un proyecto cerrado, sino que se le puso un marco de orientación para trabajarlo con los espacios convocados por eso el llamado es genuino”.

Y añadió: “Distinto sería convocar desde un lugar donde todo está definido, sino que en este caso la propuesta puede ser modificada a pedido de los integrantes para que el proyecto adquiera verdadera coherencia”.

Los trabajadores se reunieron hace una semana con el boque de concejales opositores y podría haber un nuevo encuentro dentro de una semana más para ver alguna modificación o la conformidad, luego que se analice el proyecto de ordenanza.

“Teniendo en cuenta lo acontecido en los últimos cuatros años con un dialogo escaso o nulo de Patrecca, esto puede significar algún cambio”, sentenció Madrea.

“Al diálogo no se puede obligar. Si el diálogo es obligado, no es diálogo. Nosotros hemos estado peticionando desde hace tres años al intendente reunirnos como entidades obreras y no hemos tenido ningún tipo de receptividad a nuestro reclamo”.

Agregó que “por ese motivo dejamos de pedir un encuentro porque el que por tres veces se haya rehusado a conversar, muestra el desconocimiento de los actores sociales y su absoluto desdén y desprecio ya que representamos a un número importante de trabajadores de Junín, cuando el objetivo perseguido era estar sentados con el intendente aportando referencias a problemáticas comunes y que pueden ser de resolución inmediata”.

Por eso para el sindicalista “no aceptar ese tipo de reuniones tiene una connotación claramente negativa respecto al diálogo y por eso este proyecto viene a aportar lo que no existe que es un espacio de conversación independiente, donde las diferencias políticas se puedan poner en contacto”.

Madrea hizo hincapié en que “tenemos una localidad en la cual después de cuatro años y tras haber renovado mandato no hemos podido encontrarnos en un espacio formal con el gobierno local. Esto es también un llamado al intendente de convocar en otro espacio a la construcción política”.

Finalmente precisó que “en la mesa de unidad sindical apostamos a la misma lógica, somos distintos espacios que tenemos pensamientos en común y estamos separados, esto que planteamos a nivel sindical hoy se plantea a nivel político y me parece que es un espacio interesante para poder poner en contacto las problemáticas, se necesita un tiempo de maceración hasta la salida de la ordenanza y su tratamiento y luego ponernos pensar en las soluciones para las problemáticas locales”.


 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias