sábado 16 de enero de 2021

HUMOR POLÍTICO | 11 dic 2020

La Página Amarilla

El Reino de Alexia

Las aventuras de esta semana en el reino. Y "todo lo que no hicimos".


TAGS: ALEXIA

¡Está por estallar el verano en el reino! En los pagos de Alexia, algunos se relamen por lo que creen, será una vaquita lechera. Es que con el virus de la corona, los posadeños que emigraban en busca de calores lejanos, se tendrán que conformar con los propios. Entre la escasez de acres, de labores y exigencias barbijales, el reino se prepara para una temporada que promete.

Bueno, como Alexia, que prometió un montón de cosas y naranja. Se verá. Sí, lo que parece, finalmente es. Y habrá que ver también qué hace don Alexia con los mentados ‘protocolos sanitarios’. No es un dato menor. Desde el reino central Sir AlferDeff pidió cumplan con los cuidados, pero con Alexia, nunca se sabe, o mejor dicho, es una duda que le dé bola, más si viene de quien ocupa el sillón que ocupó su ex jefe-rizitos de oro y ojitos de cielo.

Dudas al margen, el reino puso primera. Alexia tiene un ladero que se ocupa de limpiar la laguna del reino y que ostenta el pomposo cargo de encargado de hacer que los demás la pasen lindo o algo por el estilo. También le dicen encargado de Turismo, o algo parecido. Bueno, el asunto es que este Duque hace rato hace la plancha con varios ítems, entre ellos el turismo. Claro, con esta cuestión del virus de la corona,  no quedó ni el loro. Bueno, tampoco quedaron posadas, trabajadores, espectáculos, y cosas así. No quedó nada y el fulano y Alexia, como si nada.

Haciendo caso al dicho ‘siempre que llovió, paró’ Alexia apuesta a que el veranito que se aproxima haga olvidar todos los pesares y sirva para recuperar la normalidad. Error, los de las afueras que se quedaron afuera de todo, ni siquiera van a poder comprar un abanico, mucho menos se salvarán con los calores del tiempo. Sí conocen de calores. Mejor dicho de calentura por tanta desidia, desinterés y apatía en tenderles una mano. Viéndolos ahogarse, no hubo siquiera un gesto solidario de su rey. Bueno, fiel a su estilo.

Como para hacer alguito y que no digan hace nada, Alexia encaró algunas obritas menores: reparar un poquito el techito en la entrada a la laguna del reino, cambiar unos palitos para que los caballos no invadan lares de personas y cositas así. O sea, poquito y nada.

En el lugar viven unas 100 familias de las afueras, habitantes del reino también, nada más que allá, y si algunos de ellos tienen conchabo en otros sitios, esperan que los visitantes les tiendan una mano, o unos acres, que los precisan como el agua que los rodea. Es que hace 8 meses esperan alguien haga algo. Al menos lo que no hizo Alexia, ruegan lo logre el veranito.

Es un misterio saber cómo hará Alexia para hacer cumplir el protocolo, los controles y la aglomeración de personas, ya sean tomadores de mates u ocupantes de carpas y sombrillas. ¿Se podrán usar los juegos para niños, prohibidos en este lado del reino? ¿Limpiará y desinfectará como corresponde para evitar la posible propagación del virus de la corona? ¿Qué harán con los sitios de deposición de residuos y tantos otros temas?

Hay, entre varias medidas, un cúmulo de recomendaciones elaboradas por el Ministerio de Turismo del reino central y también de las provincias, que el reino chico, deberá hacer cumplir. O sea, Alexia por acá.

También se ha pedido que toda la difusión se complemente con otras modalidades informativas y ahí, como Alexia es un capo en eso de retratos y afines, se descuenta que al menos, el rostro pondrá. No, el cuerpo no. Difícil que el chancho chifle. No es de los reyes que se haga cargo de nada. Aunque, tal vez, ahora que  pinta el sol en el reino, se anime a asomar la nariz, aunque sea para echar culpas a los demás, si es que algo sale mal.

En lo lindo y bueno, seguro estará. Para eso sí es su reino, su mundo.

 

PetrEgo

 

¡Qué sapo se tuvo que comer PetrEgo! Desde que Mario ex jefe comunal hoy Ministro, anunció que encarará la obra del bajo nivel en calle Rivadavia, con la llegada de la autovía a la zona de Circunvalación y Ruta 7, y el anuncio que el final de la Terminal de Ómnibus está más cerca, no sabe de qué disfrazarse.

Es que se quedó sin vuelo, o mejor dicho lo bajaron de un hondazo cuando amagaba carretear. Por eso, ni lerdo ni perezoso, arrancó para otros wines. No sea cosa que las obras sean pronto una realidad y él quede en las sombras, como papel pintado.

Porque una cosa era hace un tiempo, cuando Mauri Gran-jefe-Descansador y ladera Mariú andaban a cada rato por acá, que ahora, que no sólo no están, sino que dejaron un lindo bolonki, que no hay modo de disimularlo.

Pero como en política todo se puede, mejor rodearse rápido de algunos que pintan optimismo, antes que recordar el pasado. Y para eso, nada mejor que el grupo de ex amarillos, con ganas de volver a pintar de ídem el futuro.

Juntos hacen más ruido, pero nada dicen de sus causas. Es que es mejor hablar de las consecuencias antes que recordar quiénes fueron los autores del desastre, no sea cosa que la iniciativa, se vaya para atrás.

PetrEgo pasó de la hiperactividad, los semáforos, las sendas peatonales, los cartelitos y los colectivos a la nada misma, viendo como lo pasan como alambre caído y sin siquiera un norte adonde apuntar. Encima, Mario le marca la cancha cada día, con las obras que PetrE criticó y ahora tiene que tragar.

Como una rueda, estando arriba, se rió de cómo los de abajo se comían la caca, pero quedó visto, que con el giro, ahora es él quien está atragantado de la misma mierda que largó.

Y, lo que es peor, no tiene manera de disimularlo. Porque el sol, el sol no se puede tapar con las manos.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Te contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

 

*) Encarar alguna obrita, pintar un cartelito.

*) Digerir los sapitos que nos comimos.

*) Contar qué fue de la vida de los superpoderes que me dieron.

*) Explicar qué pagamos en este tiempo, cuánto, a quiénes y por qué.

*) Contar cómo fue que digitamos esos suculentos subsidios a algunos amigotes.

*) Sacarle unas fotitos a hermano Walter, no sea cosa que lo olviden.

*) Seguir haciéndome el gil, con eso que me las tomo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias