viernes 22 de enero de 2021

LOCALES | 7 ene 2021

Casos en la ciudad

Gestión de la pandemia: Junín Re-Brote

En una semana crecieron un 75% los casos positivos de Covid-19 a pesar de que el laboratorio que se encarga de los testeos estuvo tres días sin trabajar. Hubo un muerto por día en promedio durante las últimas siete jornadas y se sospecha que no se hacen los rastreos suficientes. Llegaron 450 dosis de vacuna el mismo día en que empezaron a manifestarse cada vez más casos.


TAGS: JUNíN, CASOS

Por: Redacción Semanario

Los casos activos de Covid-19 en Junín pasaron de 123 el pasado 24 de diciembre a 214 el último día de este fatídico 2020, esto indica un 75% más de casos a lo que se suma la muerte de un vecino o vecina por día en promedio, cuando las víctimas llegaron a 151.

El CIBA, centro que procesa las muestras, viene con retrasos considerables, no trabajó ni el 24 y el 25 y tampoco el domingo 27, lo cual explica en parte las sospechas de que se buscó minimizar la cantidad de contagios en las fiestas con el objetivo de no entorpecer los encuentros tanto familiares, como los masivos, que sin lugar a dudas, estos últimos pueden ser el motor del rebrote que se espera.

El municipio dejó de lado la contención de todos, para dar respuesta a pocos y tomar decisiones en base a las críticas que leía en las redes sociales.

Por eso tras el desborde de gente y los bailes no autorizados en los boliches en el fin de semana del 18 al 20 de diciembre, luego llegó el festejo de Nochebuena solamente en el parque natural Laguna de Gómez, donde millares de jóvenes compartieron música, tragos y seguramente micropartículas con carga viral.

Las quejas de los bolicheros que entendieron que la municipalidad los había “boicoteado” aparecieron por todos lados y el municipio, tan tibio en sus imposiciones terminó autorizándolos otra vez para fin de año, aunque a los más quejosos luego los terminó clausurando por incumplimiento en los protocolos. De ese modo, los boliches Jacks y Lola (ver recuadro) terminaron en sus puertas con la faja de clausura mientras los clientes que pagaron por toda la noche debieron marchar a casa antes del alba.

Junto a la policía se acrecentó el control vehicular y se llevaron a cabo contravenciones relacionadas hasta con la falta de seguro, si llamó la atención que no se dieran a conocer faltas por alcoholemia ya que una recorrida por el camino costero en la mañana del viernes mostraba la cantidad de botellas tiradas que hubieran servido para embriagar a todo un pueblo.

AVANCES DE LOS CONTAGIOS

Argentina lleva en concreto diez meses con el virus circulando en mayor o menor medida, pero al igual que sucedió en Europa tras la llegada de las temperaturas altas, la relajación de la población con las medidas para prevenir el contagio se empezó a notar.

Junín no ha estado exento de esto debido a varios factores pero particularmente a la falta de campañas por parte del municipio y las instituciones intermedias. Cada una de las organizaciones de Junín siguió atendiendo su juego sin prestar atención a la necesidad de participar activamente, cada una en sus ámbitos, para que hubiese mayor responsabilidad social.

Por el contrario, cada institución en cada caso intentó buscar romper un poco más la prevención en favor de sus propios intereses, pero no del colectivo en general.

Identificar casos y rastrear contactos estrechos sigue siendo la principal estrategia, pero acá sólo aparecen algunos funcionarios para la foto, con el objetivo de cumplir “a secas” pero sin organigrama, sin estrategia y para peor, con un presunto ocultamiento de los verdaderos números que probablemente comiencen a conocerse en profundidad a partir del 5 de enero, si es que no encuentran las autoridades municipales y sanitarias de la región, alguna “excusa” para seguir pateando la pelota hacia adelante.

Realmente cuesta entender (y ningún funcionario lo explica) porqué Junín tiene sólo un 11% más de casos activos de coronavirus que Pergamino (5556/4997) y al mismo tiempo un 52% más de muertes (151/99)

La repercusión de los encuentros masivos que acontecieron en nuestro medio con la anuencia oficial, estarían reflejados de acá a una semana y en crecimiento, teniendo en cuenta además que el CIBA permaneció cerrado este 31 de diciembre y 1 de enero, como así también lo hará el día 3.

Tal vez se trata de unas “minivacaciones” demasiado generosas en tiempos en los que resulta prioridad hisopar y tener los resultados rápidamente, para que quienes tienen algún síntoma no anden deambulando por ahí mientras esperan el resultado que, de ser positivo, llegará peligrosamente tarde.

Si sigue la tendencia de aumentos de casos, no sería descabellado pensar en volver atrás con las flexibilizaciones.

LA VACUNA, LA ESPERANZA

Mientras los intendentes de Cambiemos en la región, incluido Pablo Petrecca siembran dudas acerca de la efectividad de la vacuna rusa (y por caso fumigan con confianza a sus pueblos con el glifosato de Monsanto, sólo por poner un ejemplo), llegaron a Junín 450 dosis de la Sputnik V y el primero en recibirla fue el Director Ejecutivo del HIGA, Sebastián Meneses, quien en diálogo con SEMANARIO dijo no haber tenido ningún efecto secundario. “Ni sé en qué brazo me la dí porque no me generó ningún dolor ni ardor, ni nada”, dijo el médico respecto a la aplicación.

En cuanto a los acuerdos de la Argentina con Rusia, el ministro de Salud Ginés González García adelantó que en enero el país recibirá 5 millones de dosis más. Y que en febrero sumarán 14 millones de dosis de Sputnik V, con opción de compra de 5 millones más si hace falta reforzar el lote de vacunas. Todo ello totalizará 19,3 millones de vacunas a febrero, con opción de que alcancen las 24,3 millones de dosis para inmunizar totalmente a 12,1 millones de argentinos.

La segunda dosis se aplica a los 21 días de la primera y se cree que con la inmunidad del 60 % de la población podría controlarse el virus.

 

NOTA DE TAPA. EDICIÓN DIGITAL.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias