domingo 07 de marzo de 2021

HUMOR POLÍTICO | 12 feb 2021

La Página Amarilla

El Reino de Alexia

Todas las aventuras de esta semana... más PetrEgo y no te lo pierdas: Te contamos todo lo que no hicimos...


TAGS: ALEXIA

El Reino de Alexia vive sus horas más felices. Subido a al entusiasmo de un grupo de campeones color verde, Alexia aprovechó para llevar agua para su molino. Sin importarle que lo central haya quedado a un lado, y en medio de un sinfín de ninguneos y boludeos, el monarca sigue buscando congraciarse con los de las afueras, abriendo las puertas del reino para que algunos muestren la copa, mientras miles buscan la sopa.

Porque Alexia hace que se preocupa, pero lejos está de ocuparse de la satisfacción de las necesidades básicas de su gente, una población que cada día tiene menos respuestas a sus requerimientos en materia de mejoras que hagan a la calidad de vida. Porque en el reino, una cosa es lo que se dice, y otra, la que se hace.

Alexia ya mostró a lo largo de su reinado, su ineficacia y falta de idoneidad en la mayoría de las temáticas, las cuales, lejos de solucionarse, se van ahondando y haciendo endémicas. Pero mucho no le importa, al menos a juzgar por los cruces que tuvo con el primo amarillo de Amarillo I, cuando el club de sus lares, también subió de categoría. ¿Tendremos clásico? Le espetó, haciéndose el gracioso a Jorge I, amarillo de primera cepa, de López Vicente, o por ahí.

Un chistoso fenomenal este Alexia, le toma el pelo a todo el mundo y sigue gastando a los de las afueras como si todo fuera una maravilla. Alejado del mundo real, pero enfrascado en su propio frasco de vinagreta, el rey vive y cuenta sus horas pensando en su futuro, sin que le importe nada, el del resto, justamente aquellos por los cuales se desgañitó diciendo iba a defender, y a mejorarles la vida.

Ja-ja-ja. Se le oye decir cada vez que alguno le recuerda esos viejos dichos, repetidos hasta el cansancio en plena campaña de capa revoleada, cuando pensaba en llegar a ocupar el trono real del sendero Rivadavia.  Pasó que, con memoria corta y manos largas, Alexia dio una voltereta magistral en el aire, dejó haciendo agua a todo el mundo y salvó su ropa. Como un panqueque, se dio vuelta, se alejó de los males terrenales (que él también tuvo, cuando no era rey) y se los dejó al resto, que para eso siguen siendo de las afueras. Que se jodan, porque no son reyes, como él, que ahora tiene buena vida y amnesia selectiva.

Descubrió que esa técnica es una manera de pasarla fenómeno. Y mal no le va. Pasó de mendigo a millonario en un abrir y cerrar de ojos, se rodeó de gente de su (nuevo) linaje y empezó a mirar de reojo a quienes habían sido sus pares hasta hace poco tiempo. Se retrató con quienes fueron a pedirle soluciones, sonrió  indiferente con su mejor cara de póker ante cada pedido y no desperdició ocasión de sumar para su causa. ¿Qué causa? La de seguir  atornillado a su trono. A capa y espada. Es que es tan linda la lechera, que ahora que la probó, no la quiere dejar ni loco. Además, para qué cambiar de lado, si de este, el contrario al suyo, lo único que abunda son los lamentos. ¿O no, Alexia?


PetrEgo

 

PetrEgo reunió a los secretarios de Obras Públicas, Seguridad y Desarrollo Económico y al director de Relaciones Institucionales para diseñar, en el inicio del año, una agenda de trabajo conjunto con instituciones y privados. Algunos de los temas abordados fueron el terreno de la vieja terminal de ómnibus, el Plan Integral de Seguridad y el desarrollo productivo de la ciudad. 

El motivo del encuentro fue lograr… ¡¿consenso con su gente, para diseñar una agenda de trabajo conjunto con instituciones de la sociedad civil y representantes de los sectores públicos y privado?! O sea, Piripipi piripipi y sarasa sarasa. ¿Después de quichicientos años al frente del Ejecutivo precisa reunirse con su equipo para consensuar una política pública? ¿De verdad? ¿O fue joda?

¿El jefe comunal busca generar consensos en temas fundamentales para el desarrollo de la ciudad, tales como el destino de los terrenos de la actual terminal de ómnibus, la planificación y desarrollo productivo y el Plan Integral de Seguridad, entre otros? ¿Todavía sigue buscando la forma? ¿Qué hizo todo este tiempo, además de llevarse el sueldo y cambiar de casa?

PetrEgo dijo: "En la gestión llevamos adelante cientos (¡¿cientos?) de proyectos; muchos de ellos son más visibles y otros un poco menos, pero todos tienen un impacto en la comunidad y hacen al crecimiento y al desarrollo de la ciudad". 

Guau. Desarrollo de la ciudad. Ni una cuadra de pavimento, 50 y pico de casas que pasaron a ser 25 y que ni siquiera terminó; pista de tierra para el aeródromo, tierra para dividir la ciudad en plena pandemia, cero obras, todas ideas luminosas pero cero concreciones,  tremendo accionar….

El carro adelante del caballo. Ese es el plan de PetrEgo. Un fulano que traba todo lo bueno que puede haber y se ocupa del boludeo, para que algunos desprevenidos lo vean como un fulano que se ocupa de la ciudad.

Ojo, en cualquier momento sale casa por casa, como hizo cuando le daba la cara con el timbreo, para pedir ideas para la ciudad. Es buenísima ésa. Todos laburaríamos por él, que firmaría, suscribiría, se sacaría un par de fotos, y se la llevaría toda. No sería nada raro. Ya lo hizo y le dio resultado. Si no, busquen algunas imágenes del pasado, cuando Mauri venía a cada rato y él sonreía, viendo un país maravilloso, el mismo que dejó en la ruina.


Te contamos todo lo QUE NO HICIMOS esta semana

 

*) Pintar una senda peatonal, repintar uno, aunque sea uno, un cartel señalador de calles. ¡Vamos, que se puede!

*) Ya que tanto le gusta. Pensar qué corno hacer con la intersección de Circunvalación y avenida Respuela. Es imposible cruzar.

*) Resolver (tapar) el canal a cielo abierto en la colectora de Respuela y Circunvalación.

*) Transparentar la web de transparencia municipal. Ahora que es un municipio transparente, ¿no será hora de hacerlo?

*) Contar que no era joda que teníamos una idea de ciudad. ¿O era?

*) Empezar a echar tierra en la pista del aeródromo, para que jueguen los nenitos como si fuera un pelotero. Ah, ¿Era para los aviones? ¡Balestraseeeeeee!

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias