lunes 12 de abril de 2021

LOCALES | 25 feb 2021

TRANSPORTE AL ROJO VIVO

¿A quién le conviene que la terminal sea un hecho político?

El fallo de la Corte Suprema respecto de los amparos promovidos por la supuesta construcción de una torre de departamentos en el predio céntrico no arrojó demasiada luz sobre los hechos. Afirman que la empresa contratista ya tiene diseñado un proyecto superador. Incluso algunos aseguran que la polémica ordenanza de 2012 fue derogada en 2013, aunque el Concejo volvió a suprimirla recientemente.


TAGS: TERMINAL

Por: Redacción Semanario

Prácticamente finalizada la obra de la nueva terminal de ómnibus de Junín aledaña a la ruta nacional 7, y cuando debe ser entregado el predio céntrico donde se erige la vieja estructura, todo parece teñirse de política partidaria como hace casi una década, oportunidad en que salió a la luz la polémica ordenanza votada por el oficialismo de entonces, la célebre 6210/12.

Ordenanza que ahora algunos consideran que nunca tuvo vigencia, por lo cual el reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre los códigos urbanísticos ya habían quedado derogados.

Lo concreto es que la empresa constructora Rowing hace ya mucho tiempo dejó fuera de juego el proyecto de torres y se abocó a uno más amigable no sólo con el medio ambiente sino además con los vecinos.

De hecho, se mostró dispuesta a llevar adelante un concurso público para conocer la opinión de los juninenses.

De todas formas, aclaró que el evento es “no vinculante” por lo cual no estará obligada a llevar adelante las ideas que se proyecten.

De hecho, trascendió que la obra que se prevé para ese predio tan emblemático rodeado por la avenida San Martín, Rivadavia, Belgrano y Winter, podría modificar no sólo el paisaje urbano sino además las características comerciales de Junín.

Según indicaron fuentes seguras ligadas a la empresa, la misma podría construir cocheras en el subsuelo, y una planta baja y primer piso en el que funcionaría un moderno centro comercial.

A partir de esa altura y en función de las autorizaciones respectivas, comenzaría la construcción de departamentos que tendrían especiales características de nivel, ligadas lógicamente a la zona de privilegio donde se encontrarán ubicados.

Los empresarios saben de antemano los gustos de los juninenses y conocen –puntualmente- cuáles serán las exigencias de la comunidad que forma parte de la élite local.

El único inconveniente es la politización partidaria que están sufriendo dos obras de envergadura que hace tiempo la ciudad no tenía.

La empresa Rowing terminó la obra de infraestructura de la nueva terminal de ómnibus y el municipio deberá ponerla en condiciones, algo que Pablo Petrecca venía dilatando para no darle oxígeno a la oposición. Y menos le gustaría hacerlo este año donde hay elecciones legislativas.

El ideólogo del proyecto, Mario Meoni, es hoy Ministro de Transporte y ya desactivó la lentitud tras la firma de acuerdos que trajo a fines de enero pasado para terminar la obra concretando el equipamiento interno necesario, mobiliario, sistema eléctrico y de calefacción para impulsar el desarrollo turístico y comercial de la ciudad, y contar con una instalación de última generación en materia de transporte.

Quedará para el archivo la presentación respecto a su construcción sobre los humedales, ya que nadie se animaría a pasar la topadora por el lugar con todo construido.

En ese camino se encuentra hoy la tarea y sólo se alteró parcialmente al conocerse el fallo de la Corte sobre la ordenanza antedicha.

El máximo tribunal explica que los índices urbanísticos nunca estuvieron vigentes y por ende nunca se aprobaron.

Por otra parte, la ordenanza aprobada recientemente por el Concejo Deliberante no hizo más que “rosquear” políticamente dado que la vigencia no existió, además de haber sido derogada (ordenanza 6344/13) anteriormente ratificando el código en general.

Por ese motivo, el fallo de la Corte termina siendo algo alegórico, sin incidencia sobre el proyecto que se llevará a cabo en vieja estación de ómnibus.

Finalmente, en el expediente de la obra estaría firmada un acta de reconocimiento por parte de la empresa por la cual se obliga a construir en ese predio con los índices urbanísticos originales.

Por lo tanto, no está muy claro (o si para algunos) el por qué la política partidaria juega tan fuerte en la polémica en torno a un paquete de obras que se constituyen en las más importantes llevadas a cabo en el distrito en al menos una década.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias