lunes 12 de abril de 2021

LOCALES | 2 mar 2021

Transformación política

El Petrecca del 2015 que les hablaba a los empleados municipales

Prometía que iba a cubrir cargos por “concurso” y decía: “No permitiré autoritarismos”. El Intendente de hoy no se parece al simpático concejal que firmó esa carta hace seis años.


TAGS: PETRECCA, CARTA

Una carta escrita en la campaña de 2015 y la actualidad muestran las dos caras del intendente Pablo Petrecca. Por allá, hace seis años, era un dirigente comprometido y solidario con los empleados municipales. Hoy, no los recibe, no reconoce sus derechos y está lejos de cubrir cargos “por concurso” como había prometido. La vida lo fue cambiando y ya no es el simpático muchacho que llegaba en bicicleta al municipio.

“No permitiré autoritarismos”, decía cuando no había llegado a sentarse en el sillón principal del palacio municipal. Pero lo cierto es que desde muy poco después, puso en práctica una implacable maquinaria de seguimientos en redes sociales y en forma presencial en los lugares de trabajo, que llega hasta el punto de amenazas de dirigentes provenientes de su partido o su Iglesia, ahora devenidos en funcionarios públicos. Nada puede hacerse sin que su figura esté presente, por supuesto, siempre y cuando se trate de un logro o algo positivo: para todo lo demás busca responsables. Muy lejos de lo que prometía entonces: “No quiero empleados militantes. Tampoco quiero, si soy intendente, que se pongan la camiseta de Petrecca”. Hoy es la única bandera que flamea en la Municipalidad.

Hoy, muchos años después, no sólo los empleados municipales sino toda la ciudadanía han podido apreciar la verdadera naturaleza o la transformación del jefe comunal. Su falta de autocrítica, la necesidad de protagonismo, las puertas cerradas de su despacho salvo para recibir deportistas triunfantes, los oídos sordos a los reclamos, las negativas a las pretensiones salariales de los trabajadores que cobran poco menos que miserias mientras él se duplica los haberes (oficiales)…

LA CARTA DEL 2015

“El pez por su boca muere”, dice el famoso refrán. Y por eso, es bueno recordar aquella carta que Pablo Petrecca, por entonces concejal y candidato a intendente, les envió a los trabajadores municipales:

“Quiero aprovechar estas líneas, para ponerme en contacto con vos de manera directa. Quiero que sepas, que el exilo de ml gestión (si los vecinos me eligen como intendente), será posible solo si trabajamos juntos. El empleado municipal es el combustible do la ciudad. Sin vos, es imposible avanzar.

Quiero quo sepas también, que antes de ser concejal, trabajé como empleado en una repartición publica, por tal motivo te entiendo, y sé los problemas que padeces a diario. Soy consciente de que tu sueldo es bajo y que es imposible vivir dignamente de esa manera.

Para mí es muy importante saber que vos estás bien, cómodo, con un adecuado cima laboral, donde se pueda charlar y donde tus superiores tengan una relación directa y de buen trato en el cumplimiento de las metas. Tendré contacto con vos, como lo vengo haciendo durante años con cada uno de los vecinos que visité. Para eso, implementaré reuniones periódicas con los diferentes áreas municipales, a los efectos de poder conocerte y estar en contacto.

Quiero que sepas que para mí, ser empleado público municipal, además de ser un orgullo es entender que somos servidores de la comunidad No quiero empleados militantes. Tampoco quiero, si soy intendente, que se pongan la camiseta de Petrecca. Quiero que todos tengan una única camiseta, la de Junín.

Quiero también que sepas que no me gustan los matos tratos y las injusticias. Por tal motivo no permitiré los autoritarismos, ni tampoco a ñoquis.

Quiero que sepas que si estás en planta transitoria. Contratado o pasante, si entraste con la gestión anterior, o con esta gestión, podés estar tranquilo que no te voy a echar. Trabajaremos juntos

Quiero que sepas también que implementaremos un sistema de mejora en la calidad del empleado público, que los puestos vacantes serán por concurso y capacidades y no por amiguismo.

Quiero que sepas que podés contar conmigo. Y te pido que extiendas este mensaje a los demás empleados municipales.

En este tiempo, has escuchado muchas cosas. Ahora sabes cómo pienso yo y espero contar con vos. Este 25, tenemos la oportunidad de cambiar, esa oportunidad quo tanto estábamos esperando Hay una esperanza que crece día a rifa y es la de saber que podemos estar mejor. Vos elegís”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias