lunes 12 de abril de 2021

HUMOR POLÍTICO | 6 mar 2021

La  Página Amarilla

El Reino de Alexia

Las aventuras de esta semana en el reino amarillo... imperdibles! Y como siempre, PetrEgo y no dejes de saber "todo lo que no hicimos".


Por: Redacción Semanario

Alexia subió sigiloso a su corcel blanco. Enancado junto a su china partió raudo, al galope. Desandó unas pocas leguas y llegó hasta la laguna del reino. Era de  noche, y la luna llena se reflejaba en el suave oleaje, mientras un murmullo cadencioso acompañaba la escena. Ahí, de incógnito, él. Alexia, el rey y su princesa disfrutaron de un encuentro íntimo, fogoso y apasionado. ¿El lugar escogido?  El que fue acondicionado por indicaciones del mismísimo rey, para que los enamorados disfruten de sus caricias,  besos y abrazos. Y demases, también, por qué no.

Alexia esperó días y días ese momento. Lo habían puesto contra las cuerdas por el aislamiento y por un montón de desgracias, que levantaron polvareda en el reino. Aumentaron los robos, escaseó el trabajo, subió los tributos, los acres volaron por los aires y el virus de la corona mató a más de doscientos de los de las afueras.  Cositas así, menudencias del diario vivir y que, si bien pusieron al reino patas para arriba, los que lo sufrieron fueron los mismos de siempre. Rezongaron un par de días, se recontra-calentaron porque encima Alexia se aumentó su dieta real pero ni bien se calmaron las aguas y las iras, el rey contó que había mandado hacer un balcón de los enamorados, porque si hay algo que no precisa acres es, justamente el amor. Para qué andar haciéndose malasangre por la falta de monedas en los bolsillos si para amar no se precisa nada más que otro a quien querer. ‘La plata va y viene, no se preocupen, que la  que se les va, a mi me viene’ contó en una especie de trabalenguas que muchos no entendieron, porque si no, lo hubieran recontra puteado.

Pero así son las cosas, el rey vació los bolsillos de su gente, pero les regaló un espacio para amar. Eso sí, al lugar hay que llegar en determinadas horas, porque un grupete de sialexistas están esperando en la entrada, para manotearte un par de acres. Y la verdad, no está para echarles tanto pasto a los caballos, que bien costoso está, llegar a la laguna y encontrar lo mismo de siempre.  Bueno, lo mismo no. Ahora está el coso ese de los amantes.

Mejor quedarse en casa, ahorrarse unos acres y repartir cariño en el fondo de la posada. No te afanan, no gastás en viaje y que Alexia se meta el maderaje en medio del…sí, ahí, con su amada, su enamoramiento y todo lo demás. Bueno, todo no. Podría devolver los billetes, o al menos repartirlos entre los empleados del reino, porque esos sí que protestan con razón. Por un mísero aumento del 14%, Alexia los tiene a las vueltas.

Dale Alexia, hacete el guapo con ellos, invitalos a tu nidito del amor. ¿Sabés adónde te van a meter las maderitas?


PetrEgo

PetrEgo tuvo revancha de tanto cachetazo y se mostró como perro con dos colas. Sacó pecho, les refregó a sus adversarios y desconfiados varios, por qué fue que no se vacunó. Que lo que pasó con Ginés y las vacunas pasó porque son como son, incorregibles o algo así, según dijo. Y que con ellos, nada hubiera pasado. Ellos, los amarillos-ex. Eso es así, nada hubiera pasado. Quién sabe si hubiéramos tenido vacunas, pero esa es otra historia.

La cuestión en tiempos donde anda medio mundo en bolas, a los saltos y viendo cómo arrancará el día después, PetrEgo no tuvo mejor idea que salvar su ropa: se mandó un aumentazo del que se enamoraron todos, pero se lo guardó para él solito y solo. Y sí, 257.000 razones al bolsillo enamoran a cualquiera. Hasta PetrEgo que tiene corazón de piedra, vibró con eso.

Como sea, llegó a fin de febrero, capeó otro temporal, siguió dando vueltas como si nada, y encima sacó pecho. El fulano es un cínico que no le importa nada más que su rédito personal disfrazado de lindas palabras de ocasión. Eso no es novedad. Pero el resto es una orquesta que lo acompaña sin desafinar. Porque ni uno, de los tantos que boquean en las redes sociales, políticos, dirigentes, o los que sean, le apuntaron como para al menos, hacerle un poquito de sombra. Mucho gre-gre, pero ninguno dijo Gregorio.

Falta cada vez menos para la renovación de cargos de octubre, y PetrEgo sigue su armado regional. Pese a que es un campeón haciendo cagadas, y una indigestión cada día, él se las ingenia para seguir pipón,  pipón. Entre su indiferencia y la ineptitud del resto, sigue haciendo diferencia. En el país de los ciegos, el tuerto es rey. El que pasó de mendigo a millonario, dejó una ciudad en bolas, y se caga de risa cada día de los problemas ajenos, sigue marcando el paso. Inexplicable, pero real. Sólo en Ciudad Fría pasan cosas así, y pasan, de verdad.


Te contamos todo lo que NO HICIMOS esta semana

*) Levantar el guardrail que quedó tirado hace más de dos meses en Circunvalación y Respuela.

*) Pintar alguna sendita peatonal, poner un semaforito, alguito.

*) Transparentar la web de Transparencia municipal. Para qué andar ventilando cieras cosas.

*) Explicar qué fue que hicimos con los 300 palitos del presupuesto 2020 que no invertimos en obras ni ayudas para nadie.

*) Contar los días que faltan para las elecciones para desparramar 300 palitos en la ciudad. Jijiji.

*) Sacar los camiones, poner los camiones, hacer la vista gorda con los camiones….¿Qué hacemos con los camiones?

*) Contar que no fue joda que me aumenté el 92% el sueldito. Me enamoré de esa decisión, para qué les voy a mentir.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias