lunes 12 de abril de 2021

LOCALES | 1 abr 2021

NOTA DE TAPA

Plan Integral de Seguridad: el nuevo show de Petrecca

Urgen los tiempos para presentar un trabajo que tiene más de ilusiones que de certezas, donde la moneda de cambio es poner más videovigilancia en los barrios y en los pueblos, cuando el sistema está casi colapsado y el centro de monitoreo lleva más de cuatro años de atraso. Las entidades quieren respuestas a una variedad de problemas y no sólo a uno.


Por: Redacción Semanario

Desde hace menos de un mes los funcionarios del Ejecutivo municipal, impulsados por el intendente Pablo Petrecca y su cuñado Juan Fiorini, están motorizando reuniones con el objetivo de poner en debate un “Plan Integral de Seguridad” que la semana próxima debiera ser presentado a la provincia de Buenos Aires, según las promesas que se hicieron a fines del mes de enero.

De hecho, es la gobernación bonaerense la que pidió este trabajo que hasta el momento se ha transformado en un show mediático comunal, pero de contenido prácticamente “cero”.

Reuniones con ruralistas, comerciantes, industriales, corralones y sociedades de fomento, más allá de la promocionada con la violencia de género en la que no hubo mujeres, fueron algunas de las fotos que se enmarcaron para dejar definidas un montón de palabras que tienen que ver casi nada con la realidad.

Como si faltara poco, desde el municipio impulsaron la candidatura a la Jefatura Departamental de la policía en Pablo Fernández, a quien ya habían premiado en el comando hace dos años cuando llegó desde la ciudad de Rojas involucrado en una investigación interna por una posible estafa con vales de combustible para los vehículos policiales en la estación de servicio Shell de Ruta 188 km. 110.

El titular del área de seguridad comunal, Andrés Rosa, confía en que este plan pueda “trascender la gestión”, pero les cuesta a los funcionarios hallar consensos, por lo que desde el municipio ya están ocupados en vender ilusiones, como ocurre habitualmente y terminar con un trabajo propio que los interesados leerán cuando esté listo.

El plan “debe ser integral, extendiéndose más allá del trabajo policial y debe tener en cuenta el contexto de lo que ocurre en el plano local” dicen, pero están chocando con dos piedras inexpugnables: la falta de capacitación y la falta de recursos destinados al área.

En cada reunión que convocaron con las entidades, los funcionarios de seguridad debieron eludir primero todos los rezongos que nada tienen que ver con la seguridad, sino con el abandono de la ciudad, cuya atención ha quedado circunscripta a 20 manzanas que rodean el despacho del alcalde.

Pero más allá de la letra del plan, lo que se intenta en este nuevo “show” del intendente Petrecca es dar la “imagen de trabajo” para un área esencial y dejar de lado las ideas opositoras de crear un Consejo Económico y Social como materia convocante para solucionar una variedad de temas y no un único problema.

Al mismo tiempo, el municipio promueve intencionalmente que las entidades se pronuncien en reclamos que sean elevados al gobierno provincial. Esta propuesta de apoyar de modo unilateral como entidad el plan comunal, se la hicieron a la Sociedad Rural y a la Federación de Sociedades de Fomento.

CUANOBA, CGT, fomentistas y LDDO, algunas de las instituciones de la ciudad visitadas por los funcionarios para presentar el Plan Integral de Seguridad.

MONEDA DE CAMBIO

Petrecca busca lograr más recursos provinciales en materia de seguridad, pareciera que la tasa fija impuesta por el gobierno de Abel Miguel ya no estaría alcanzando para seguir atendiendo las necesidades de una policía cuya cúpula está sospechada precisamente en el manejo de esos fondos.

A la administración municipal le quedan pocas cartas para jugar fuerte en materia de seguridad. Crímenes, robos, escruches, descontrol vial, camiones que matan, barrios desprotegidos, calles oscuras y una concentración de recursos en los lugares de siempre, son la amarga música que escuchan los funcionarios en las reuniones.

Por eso la moneda de cambio con las entidades está basada en la puesta en funcionamiento de más y más cámaras. Algo que mencionó el jefe comunal en la apertura se sesiones del Concejo Deliberante y que incluso apostó –falsamente- a que también se “pondrá el ojo” en los olvidados pueblos del distrito.

Lo cierto es que el sistema de videovigilancia que le prometió a los ruralistas afectados por los hurtos, a los barrios que sufren de robos y a los vecinos de la alcantarilla tapada, que debió haber sido abierta hace un mes, no da más y tratan de seguir “exprimiéndolo” para nuevas promesas sobre seguridad.

BASTA CHICOS

Cada dos años, y en consonancia con las elecciones, Petrecca se aferra a las cámaras de vigilancia como el niño al chupete.

En agosto de 2019, con motivo de las PASO, el intendente dijo: “En 4 años hemos revolucionado el sistema de cámaras de seguridad en la ciudad" lo cual es cierto en función de que se pasó -al día de hoy- de 52 a 166, pero lo que no se dice es que el personal para monitorear sigue siendo el mismo de antaño y las oficinas donde “aun” funciona la dependencia, parece un bazar atiborrado de mercadería.

Petrecca falló nuevamente los cálculos al creer que mágicamente podría inaugurar este marzo el centro de monitoreo que tiene parado desde hace más de cinco años, por obra y gracia del contratista amigo de la familia que, bajo sospecha, se llevó todos los carteles de la ciudad.

Desde la secretaría de Seguridad hoy “gastan lo que no tienen” ya que impulsan un desarrollo de videovigilancia con una oficina colapsada y falta de personal, además de la imposibilidad cierta de llegar a los pueblos por la falta de enlaces que efectivamente lo permitan. Fuentes ruralistas no salieron muy convencidas de la reunión y confesaron que “tal vez podamos llegar a un solo pueblo con cámaras, pero siempre los privilegios son para los mismos”, aseguraron.

La ayuda que presta hoy la videovigilancia es vital y se trata de una herramienta efectiva, pero la desinversión de recursos en el área y la demora inexplicable en terminar la obra del centro de monitoreo devalúan el accionar, lo cual, termina resintiendo toda la labor que pueda implementarse para que los juninenses puedan sentirse más seguros.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias