viernes 07 de mayo de 2021

LOCALES | 1 may 2021

EDITORIAL

Inmunizar contra el odio

Causa real consternación asistir a diario a manifestaciones de odio, principalmente hacia las minorías y los sectores más vulnerables.


TAGS: EDITORIAL

Por: Redacción Semanario

Hace casi 2000 años, en Grecia, Plutarco afirmaba que: “El odio es una tendencia a aprovechar todas las ocasiones para perjudicar a los demás”.

Seguramente, el filósofo no imaginaba que la “evolución” del hombre no podría desprenderse de semejante sentimiento negativo, sino que por el contrario lo alimentara.

Causa real consternación asistir a diario en nuestra ciudad, provincia, país y el mundo, a manifestaciones de odio principalmente hacia las minorías y los sectores más vulnerables.

Así funciona el gobierno local que muestra su desprecio arrojando a la calle la comida destinada a los más carenciados y hace caso omiso de los cuidados preventivos de los especialistas de la salud intentando hacer valer una autonomía que se asemeja a la rebeldía del adolescente, que exige independencia y termina pidiendo plata a sus padres para sobrevivir.

Se trata a las claras de una estrategia electoralista de un espacio político, que aquí como allá, gobierna – paradójicamente- lo público y ama lo privado y para constatarlo sólo hacen falta dos preguntas: ¿a qué escuela concurren sus hijos? ¿Dónde atienden la salud familiar?

Gobernantes que parecen comandantes en un teatro de operaciones, hoy mandan a los civiles, sin importar la edad, a luchar sin armas contra un enemigo desconocido, respecto a las secuelas que podría dejarles.

Dicen que les importa la economía, pero parecen fomentar el caos, a partir de sembrar el odio.

Hace casi un año, exactamente en mayo de 2020, la Organización de Naciones Unidas (ONU) denunció que el coronavirus generó “un discurso que incita al odio y a la discriminación” y pidió “a la clase política, a las instituciones educativas, a los medios de comunicación y la sociedad civil que luchen para contraponer otros valores”. 

Sin embargo, hoy quienes hacen de todo “un fracaso”, siguen alimentando el discurso odioso, enfrascados en la cacería de culpables e incitando al miedo.

“Debemos actuar ahora para fortalecer la inmunidad de nuestras sociedades contra el virus del odio. Por ello, hoy pido que no se escatimen esfuerzos para erradicar el discurso del odio en todo el mundo”, dijo Antonio Guterres, secretario general de la ONU por aquel entonces.

A los dirigentes políticos los emplazó a “mostrar su solidaridad con la totalidad de los miembros que conforman sus sociedades”.

Pidió a la sociedad civil que incremente la difusión de información entre las personas más vulnerables y llamó a los agentes religiosos a ejercer “de modelo de respeto mutuo”.

El principal llamado de la organización fue el dedicado a los medios de comunicación y “especialmente a las empresas de medios sociales, para que hagan mucho más por señalar y, de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos, eliminar los contenidos racistas, misóginos y otros contenidos perjudiciales”.

En medio de lo peor de la pandemia, es hora de que cada quien haga su parte.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias