viernes 17 de septiembre de 2021

LOCALES | 29 may 2021

SEMANAGRO

Balas de fogueo en el conflicto carnicero

El gobierno prohibió las exportaciones de carne vacuna por el término de 30 días, con un objetivo claro, que es el de que los exportadores se “pongan en caja” y no intervengan en el mercado interno. Se trata de un juego a dos puntas del gobierno con un sector que lógicamente favorece al ingreso de divisas.


TAGS: CARNE, SEMANAGRO

Así como cuando se habla del “campo” se refiere a soja y maíz, cuando se habla de carne en verdad hablamos de carne de vaca.

Entre la tradición y el mito, se sostiene que los argentinos son “amantes” de la carne, pero sabemos cuántos amantes suelen caer en desgracia.

El cierre de la exportación cárnica vacuna promovida por el gobierno esta semana no es más que un llamado de atención a los exportadores para que no sigan calentando el mercado interno, pero lejos está en la intención de Alberto Fernández de romper con los compradores, cuando precisamente China es el mayor de ellos y hay una relación estratégica entre la Argentina y el gigante asiático que va más allá de las vacunas.

DE CUÁNTA PLATA HABLAMOS

Las exportaciones de carne vacuna argentina correspondientes al primer mes de 2021 alcanzaron un valor aproximado de 199 millones de dólares, resultando un 12% inferiores a los 226,1 millones de dólares obtenidos en enero de 2020. O sea que no es que hay un boom por los cortes argentinos. El precio promedio de exportación de enero fue un 23,2% más bajo que el registrado en el primer mes del año anterior. Sin embargo, ese valor resultó moderadamente superior (+2,5%) al anotado en diciembre de 2020.

En una charla con los exportadores el Presidente les pidió que “ayuden a poner en orden el mercado interno para luego volver a abrir", algo que los muchachos de la Mesa de Enlace enrolados claramente con el PRO, aprovecharon para llevar agua a su molino, pero se trata de “balas de fogueo” que son más ruido que otra cosa.

El mandatario explicó que durante el gobierno de Mauricio Macri "se le dio una apertura total al sector, pero no aumentaron la cantidad de animales faenados, ni de cabezas de ganado y cada vez es menor el peso del novillo que se faena, lo único que aumentó fue el precio de la carne que pasó de alrededor de 250 pesos a 850".

Fernández planteó un tema clave: aseguró que es necesario regular el mercado de Liniers donde ahora no solo van a comprar quienes venden en las carnicerías sino que aparecieron intermediarios para exportar a China y eso hizo que el precio internacional se metiera en Liniers. "Una de las opciones que me plantearon los productores es que se permita la exportación solo a aquellos que venían exportando y no a estos intermediarios que antes exportaban camisas y ahora vieron el negocio en la carne", explicó Fernández y reiteró: "Tenemos que poner orden en quién exporta en el mercado de Liniers. Que ayuden a poner orden y volvemos a abrir la exportación".

Las exportaciones argentinas de carne vacuna acumuladas a lo largo del último año, desde febrero de 2020 a enero de 2021, se ubicaron en volúmenes cercanos a las 907 mil toneladas equivalente res con hueso, por un valor en torno de los 2.690 millones de dólares.

En síntesis, los embarques de cortes enfriados, congelados, y carne procesada correspondientes al mes de enero de 2021 totalizaron 48.218 toneladas peso producto, por un valor de aproximadamente 199 millones de dólares.

LOS CHINOS COMPRAN CASI TODO

La República Popular China resultó el principal destino en volumen para la carne vacuna argentina durante enero de 2021, con aproximadamente 35,9 mil toneladas, seguida por Israel (3,8 mil toneladas) y Chile (2,3 mil toneladas). En cuanto al valor de las divisas ingresadas, el principal mercado durante el periodo también fue China, que representó un 61,1% del valor total exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el periodo.

Precisamente, en noviembre pasado y a pesar de la pandemia, la República Popular de China y el Gobierno Popular Municipal de Shanghái, organizaron la China International Import Expo (CIIE) se realizó por tercera vez en el Centro Nacional de Exposición y Convenciones de Shanghái (NECC), uno de los predios feriales más grandes del mundo. Participaron de la muestra 180 países, con más de 3.800 expositores y 67 pabellones nacionales.

Sebastián Bendayán, consejero de la industria frigorífica en el IPCVA (Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina), encabezó la delegación del Argentine Beef.

“La mayoría de los expositores eran asiáticos, porque muchos países competidores optaron este año por participar con sus traders locales. Para nosotros, el hecho de haber venido desde otra latitud fue muy provechoso.  Valió la pena, porque nos dio un valor agregado en el contacto con los compradores”, dijo el ejecutivo mostrando hacia dónde apuntan los cañones del mercado local.

“El IPCVA fue a China asimismo con el objetivo de promocionar los cortes de mayor calidad, sobre todo porque en Europa el mercado está complicado por la pandemia, y así podríamos redireccionar cortes como los de Cuota Hilton. Nuestro desafío principal es conjugar la cocina china con carne de mejor calidad”, agregó Bendayán.

De acuerdo con el informe de exportaciones que elabora mensualmente el IPCVA, la República Popular China resultó el principal destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante los primeros  nueve meses del año 2020, con aproximadamente 321 mil toneladas, seguida por Chile con 22,9 mil toneladas, y luego por Israel, con 21,6 mil toneladas. Como el cuarto principal destino de exportación se ubicó Estados Unidos, con 19,2 mil toneladas.

Por estos motivos y otros ligados la necesidad de que no todo sea agricultura en la Pampa húmeda y no falte trabajo en el NEA y el NOA, las estampidas que generaron los anuncios presidenciales, seguramente no pasarán eso. Mucho ruido, para un mercado que debiera acomodarse con un diálogo que aparecía ríspido y alguien debía dar algún portazo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias